01.06.2009

3 aperitivos esenciales para antes del asado

En Argentina, el aperitivo es una institución tan arraigada como el clásico asado. Y la combinación de ambos, un momento de felicidad nacional. Acá van tres recetas básicas para alcanzar ese momento sublime.

aperitivos

Las brasas arden y la carne ya empezó a hacer ese ruidito crujiente. Tus amigos ya están alrededor de la parrilla, hablando de fútbol y robándose cachitos de chorizo. En este momento, se impone un aperitivo. Un trago seco, pero a la vez fresco y de fácil preparación. Acá te pasamos tres recetas más fáciles que la tabla del dos
 
1. Cynar con pomelo. El Cynar ($18) no salió porque sí de los anaqueles de los viejos bares. Lo hizo de la mano de bartenders que reivindicaron su uso como ingrediente noble, dueño de un amargor único en mezclas complejas, pero también como base de fórmulas simples y efectivas. Este es el caso de su combinación con jugo o gaseosa de pomelo. Una opción distinta y sorprendente. El mix justo es 40/60 o 30/70, depende de tu gusto.

2. Hesperidina con tónica. Hesperidina fue la primera marca del registro de propiedad en Argentina, patentada en 1864 por un citizen norteamericano de nombre Melville Bagley. Si bien la Hesperidina ($16) siempre estuvo en bares, bodegones y fondas, al igual que el Cynar, recuperó su brillo en los últimos años. Y se ha lanzado a la conquista de nuevos consumidores. Con agua tónica balancea su dulzor y resaltan sus notas a naranjas. Si querés darle un toque personal, ponele un poco de Cynar al final. La fórmula del éxito lleva vaso alto, 1/3 de Hesperidina con tres rocas de hielo y el resto de agua tónica.

3. Vermouth con soda. El lujo local. Parte del folclore de bodegones y fondas. Cinzano, Martini, Punt E Mes son bebidas económicas (de entre $15 y $25) que rinden y cumplen sin excepción. Los viejos bartenders aseguran que es mejor tenerlos en la heladera, para partir de la bebida fría sin tener que agregar mucho hielo. Con soda, siempre de sifón, es un placer exquisito. Podés sumarle una piel de naranja. Probá con dos partes de vermouth y una de soda; no más de dos hielos, para que no diluya la mezcla.
 
Por Martín Auzmendi  


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios