22.11.2016

5 cuidados que hay que tener al consumir sobras

Muchas veces, cocinamos de más y luego lo aprovechamos en siguientes almuerzos o cenas. En esta nota, te contamos las precauciones que debés tener al hacerlo.


Ya sea para ahorrar tiempo en la cocina, para cuidar el bolsillo o proteger al medio ambiente, las sobras de una comida suelen convertirte en otros platos los días siguientes. Existen recaudos a seguir antes de consumir estos restos de alimentos para evitar problemas de salud.

1. Vigila el reloj
Alrededor de las dos horas de estar a temperatura ambiente, las bacterias pueden comenzar a crecer en alimentos que están perfectamente cocidos. Asegúrate de mantenerlos en placas calientes o guardalos en la nevera tan pronto como la cena haya terminado. 

 

2. Más frío
No sólo debes conservar las sobras rápidamente en el refrigerador, sino que debes hacerlo una temperatura baja, de los 5 °C o menos. Recuerda que cuanto menor sea el tamaño de la porción, más rápido se enfriará.

Para acelerar ese proceso, los alimentos deben ser almacenados en una capa de no más de dos cinco centímetros de profundidad en recipientes herméticos.

3. Ingiere alimentos fríos con precaución
Recuerda la regla de oro para los alimentos fríos: si estaba completamente cocido en primer lugar y refrigerado dentro de una ventana de tiempo de dos horas, lo puedes comer directamente desde la nevera. De lo contrario, sólo el calor alto hará disminuir los riesgos para la salud.

4. Recalienta como se debe
Los golpes de calor de 30 segundos no alcanzan. Cuando quieras consumir las sobras de anoche, recaliéntalas sobre la hornalla, en el horno o en el microondas hasta que la temperatura interna alcance 75 °C. Mantén en el fuego los líquidos como sopas y caldos hasta que rompan el hervor. En el caso de los alimentos sólidos, es recomendable que utilices un termómetro para medir la temperatura interna para garantizar la salubridad de la comida y que no se sequen.

 

5. No confíes en tu nariz
Si algo huele mal, la basura es el lugar al que corresponde. Pero, a menudo, los alimentos pueden ser inseguros incluso antes de que su olor se vuelva desagradable. Sucede que las bacterias no cambian de manera instantánea el sabor, olor o aspecto de los alimentos.

 


 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios