07.11.2011

5 comidas que atragantan

Cualquier comida se te puede atravesar si te están dando una mala noticia, pero algunos alimentos son específicamente peligrosos. Te contamos cuáles son para que los mastiques con más respeto.


Todos, al menos una vez en la vida, nos atragantamos con algo mientras estábamos comiendo. Puede haber muchas razones: comer demasiado rápido, querer hablar mientras masticamos, un susto… la lista sigue. Lo cierto es que ahogarse es más fácil con determinados alimentos. Revisá esta lista para tomar recaudos. 

Huesos de pollo: pueden ser diminutos y estar perfectamente camuflados en tu bocado. No hay que tragar sin masticar bien antes y asegurarse de que lo enviado al estómago sea sólo la carne del pollo. También revisá dos veces las sobras antes de dárselas a tu perro.

Pedazos de carne: sobre todo en el asado del domingo al mediodía, con tanto vino tinto, charla y carcajada, es muy fácil que no mastiques bien el pedazo de vacío que te metiste en la boca. La carne es peligrosa porque cada trozo requiere mucho trabajo de tus dientes. Al final, es mejor hablar con la boca llena que tragar apurado.

Caramelos y chicles: los caramelos duros pueden deslizarse por tu garganta en apenas un segundo de distracción. Te das cuenta cuando ya lo tenés atragantado. El chicle es menos peligroso, aunque a todos lo tragamos sin querer alguna vez: si tenés suerte, atraviesa tu tubo digestivo como si nada, pero si no…

Almendras, nueces y maní: las almendras y las nueces se usan generalmente cortadas en pedacitos bien chicos. No en vano, porque al ser tan secas y pequeñas, es muy sencillo ahogarse en un descuido. El maní es todavía más complicado, porque acompaña charlas y cervezas. Conviene prestar atención para evitar una tos infernal.

Carozos: de las aceitunas de la picada o de la pizza, o de las ciruelas y duraznos de tu dieta. Te los podés tragar si alguien te golpea sin querer, si te tropezás, te entusiasmás charlando o si te quedaste jugando con él en tu boca. Mejor, cambiate a las aceitunas descarozadas o rellenas.

¿Tenés alguna anécdota de atragantamiento?

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios