08.05.2010

A ellos también se les va la mano: las 10 peores borracheras de los famosos

¿Creés que son perfectos? En este ranking te mostramos cómo a ellos también se les va la mano bastante seguido con la bebida.


Pese a ser bellos, exitosos y millonarios, ellos también tienen una o varias manchas negras para ocultar. Ya sea a la salida de la discoteca, en un bar, o a la hora de recibir un premio, todo famoso que se precie de serlo ha sido descubierto en estado calamitoso por haberse pasado de tragos. Aquí les contamos las diez peores borracheras del mundo del espectáculo. Porque, aunque no lo crean, ellos también son humanos (y a veces más humanos que nosotros).

1. María Carey, borracha premiada
La voluptuosa cantante norteamericana pasó un mal trago -justamente- cuando subió a recibir el premio de actriz revelación en el Festival de Cine de Palm Springs, en enero último. Carey estaba completamente borracha y no pudo dar el discurso porque le vino una tentación de risa. Lo peor fue que todo el auditorio y unos cuantos millones de televidentes se dieron cuenta.

2. Danny DeVito, borracho navideño
Hace unos años, el pequeño actor fue de visita a un programa de televisión para promocionar una película de Navidad. Pero resulta que DeVito estaba tan borracho que no entendía quién era ni qué hacía en el set. “Sabía que las siete últimas copas eran las que me iban a emborrachar”, dijo.

3. Lindsay Lohan, borracha perdida
A decir verdad, la joven actriz nunca hizo un papel que le valiera el reconocimiento de la crítica, ni siquiera cuando filmó “Cupido motorizado”. Lo que sí hay que admitir es que la Lohan se ha emborrachado en todas las fiestas de Hollywood habidas y por haber. A su corta edad, hay quienes juran que por sus venas corre una mezcla de Jack Daniels, martinis secos y daiquiris de todos los colores.

4. Bill Murray, borracho golfista
En la vida real, Bill Murray es tan fanático del whisky como en la película “Perdidos en Tokio”. Tanto que fue arrestado por conducir en estado de ebriedad por una calle de Estocolmo, en un carrito de golf, a las cinco de la mañana. Lo curioso del asunto es que no lo pudieron detener porque no sabían si el hecho de conducir un carrito de golf estaba tipificado como delito.  

5. David Hasselhoff, borracho traicionado
“¿Tú también, Brutus, hijo mío?”, le dijo el César a su propio hijo mientras éste le clavaba un puñal. El pobre David Hasselhoff, el bañero de Baywatch, también fue traicionado por su propia hija, que lo filmó en estado de ebriedad mientras intentaba devorar una hamburguesa.

6. Nick Nolte, borracho viajero
No es muy común ver al actor de “El Príncipe de las Mareas” haciendo el check in en un aeropuerto como la gente normal. Al parecer, Nick Nolte prefiere el piso de las terminales aéreas. Hace unos meses, un turista lo fotografió mientras yacía en la alfombra del aeropuerto de Kaui, en Hawai, totalmente ebrio y balbuceando palabras incomprensibles.

7. Mel Gibson, borracho antisemita
El otrora galancete de “Arma Mortal” se pone violento (y antisemita) cuando lo descubren borracho. Tanto que, la última vez que fue arrestado por manejar ebrio en Malibú, se despachó contra un policía diciendo que los judíos eran responsables de “todas las guerras del mundo”.

8. Amy Winehouse, borracha negadora
“Intentaron llevarme a rehabilitación y les dije no, no no…”, cuenta la letra de una de las canciones más conocidas de Amy, que a cada rato se ve envuelta en algún escándalo a causa de su adicción a la bebida. “A mayor inseguridad, más alcohol y más grande es mi pelo”, confesó en su última entrevista.

9. Robert Downey Jr, borracho recuperado
La vida era un infierno para el gran Robert, que brilló en su papel de Sherlock Holmes. El actor se pasaba la mayor parte del día borracho y hasta tuvo que cumplir una condena en prisión, pero ahora dicen que se ha recuperado por completo de su adicción al alcohol, gracias a la ayuda de su mujer, que también es su manager.

10. Kiefer Sutherland, borracho nudista
Cuando está borracho, no cuenten con él para resolver ningún ataque terrorista inminente, tal como lo hace en la serie “24”.  Cada dos por tres, al rubio actor se le da por beber y desnudarse. La última vez fue expulsado a la fuerza de un nightclub de Los Angeles, llamado Stringfellows, por bajarse los pantalones y hacer un striptease sobre la mesa. Tardaron diez minutos en sacarlo del lugar y media hora en meterlo en el auto que lo estaba esperando.  


Por Vanesa Klover

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios