19.01.2012

Café y comunismo: un bar donde la cuenta se comparte entre todos

Así es, camaradas. En el Corner Perk es común que te paguen el cortado o que termines levantando el muerto del resto de los comensales.


Dar para recibir, parecería ser el lema del Corner Perk, un pequeño café de Bluffton, en Carolina del Sur, en donde reina la solidaridad entre sus clientes.

Todo comenzó hace dos años cuando una mujer pagó la cuenta a otro comensal para luego dejar 100 dólares extra diciendo que quería costear las órdenes de todo aquel que pidiese algo hasta que se acabase el dinero. El staff cumplió su deseo, y la mujer, que quiso mantener anónimo su nombre, regresó cada dos o tres meses al bar para realizar nuevas y abundantes donaciones.

El espíritu caritativo se expandió por los alrededores de esta pequeña ciudad costera, y hoy son cada vez más los clientes que dejan su dinero para pagar por los tragos de otros. Josh Cooke, el dueño del local, afirma que algunos comensales no abonan nada, solo entran al café, dejan su donación y siguen adelante.

"La gente viene y dice 'No entiendo. ¿Usted está tratando de invitarme un café?', y yo digo 'No, es que alguien vino hace 30 minutos y dejó dinero para pagar las bebidas hasta que se agote", cuenta Cooke.

Una taza mediana de café en Perk cuesta 1.95 dólares. Puede parecer una suma insignificante, pero en tiempos de crisis es importante cuidar el centavo. Además, el café gratis tiene otro sabor…

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios