31.12.2010

Celebrate Summer: 14 lugares para pasarla bien

Bares, barras y discotecas para ir a pasarla bien con amigos. Un lugar para cada ocasión.


2 3 4 5

Cualquier ocasión es buena para pasarla bien. Estos son nuestros lugares favoritos para convertir un encuentro en un motivo de celebración.

Para ir con los amigos de doble apellido: L’ABEILLE
Abrió hace menos de un año, pero parece que siempre estuvo allí. Casi escondido en esa medialuna que forma la calle Arroyo, entre galerías de arte y frente al hotel cinco estrellas más francés de la ciudad, L ‘Abeille representa la alcurnia tradicional de la Recoleta. Un salón recargado en el piso superior es preámbulo del subsuelo más cotizado, donde el caviar de esturión convive con el champagne y las maltas servidas en vasos old fashioned con grandes esferas de hielo. El mejor momento para ir es después de los conciertos del Teatro Colón, cuando este sótano se llena de pequeños grupos de doble y triple apellido, formando un envidiable mapa de calles porteñas.
Arroyo 872, Recoleta / T.4314-2213

Para ir con compañeros de oficina: MILION
Salir con la gente del trabajo es un arma de doble filo. Por un lado, sirve para abrir el juego, ablandar las reglas de convivencia laboral y afianzar vínculos rutinarios. Pero, también, existe el riesgo de descubrir que esa gente con la que compartís nueve horas por día no tiene nada que ver con vos, que no hay punto de conexión alguno. Por eso, elegir el bar correcto es imprescindible. Debe haber buena música, a buen volumen. El espacio debe ser amplio, con lugares que permitan la charla, y otros donde sea fácil escabullirse. Debe tener una barra adecuada, con bebidas que relajen y ayuden al intercambio social. Y debe estar bien ubicado respecto del centro porteño. ¿Te suena un lugar así? Claro, Milion, el Petit Hotel devenido en bar y restaurante de varios pisos, con un maravilloso jardín que oficia de refugio en una de las zonas más álgidas de la ciudad. Ricos tapeos de aires latinos terminan de cerrar la propuesta.
Paraná 1048, Barrio Norte / 4815-9925

Para grupos en plan levante: CONGO
Mucho se habla del estereotipo palermitano, como forma de acusar a los bares de este barrio de ser clones los unos de los otros. Sin embargo, esa simplificación sólo esconde la más brutal envidia. Es verdad que Palermo está repleto de lugares mediocres. Pero el público lo sabe, y así como hay proyectos que duran un abrir y cerrar de ojos, otros sobreviven al tiempo y las modas. Desde 2004, Congo es una de las estrellas más brillantes del barrio, con su mix de living, mesas, una larga y clásica barra y un jardín como corazón descubierto. Difícil saber qué receta tiene Congo para reinventarse año tras año. Pero sigue siendo el punto de encuentro de grupos de chicos y chicas solas, de 25 a 35 años, que caminan por allí con ganas de seducir y ser seducidos. Para apagar las miradas ardientes, de la barra marchan los Mojitos, las botellitas de 187 y los tragos directos.
Honduras 5329, Palermo / 4833-5857
 
Para brindar hasta la salida del sol: JET
El sol sale sobre el Río de la Plata, por lo que no hay mejor lugar donde recibirlo que la Costanera Norte. Allí, de jueves a sábado, casi mil personas se dan cita en algunas de las dos pistas de Jet Lounge, donde los tracks de los 80s y 90s se mezclan con hits del reggaeton y algo de electro. Jet tiene en claro a qué apunta, y lo hace bien. No es el lugar donde pretender los mejores cocktails de Buenos Aires (si bien la barra contó con la siempre bienvenida asesoría de Tato Giovannoni) ni la música de los DJs más experimentales. Pero sí es el destino perfecto para ir especialmente los viernes, con amigos de toda la vida, evitar el histeriqueo típico de las discos, tomar algo rico, y a eso de las seis de la mañana salir a la terraza para ver cómo el río comienza a mostrar los destellos del verano.
Av. Rafael Obligado 4801, Costanera Norte

Para recordar los mejores momentos del 1 a 1: CLUB SHAMPOO
Los más memoriosos recordarán este nombre como un cabaret hecho y derecho, con caños striptease y demás menesteres. Pero desde finales de 2008, con Leo Mateu como RR.PP. y “director artístico”, Club Shampoo se convirtió en algo así como un cabaret deluxe, una versión aceptada socialmente de esos anteriores antros. La estricta admisión en puerta sumada a un dress code impecable y DJs de renombre, además de muy buenas bebidas y algunos maullidos menos, convirtieron a este espacio en Recoleta en el reducto favorito del jet set televisivo, rockero, empresarial y deportista de la fauna local. Se trata de un lujo brillante, reflejado por espejos, arañas con caireles, una barra circular años 70, fiestas privadas y precios verdes que quedaron grabados del uno a uno. No es para todos los días. Pero al menos una vez tenés que ir. Juntate con tus amigos más prolijos, ponete tu mejor saco de Etiqueta Negra, y enfilá para la Recoleta.
Quintana 362, Recoleta / T. 4671-9310

Para sentirte en Ibiza: TEQUILA
Música electrónica y de la buena (de sus bandejas salieron grandes DJs como Fabián Dellamónica y Javier Zuker), y una de las políticas de admisión más estrictas de Buenos Aires (no sólo no te dejan entrar si sos desconocido, sino que incluso muchos conocidos de dudoso linaje tienen prohibido el acceso), convierten a Tequila en el emblema patrio de la discoteca VIP. Un trozo de la Ibiza más lujuriosa aterrizado a los pies de la pista de Aeroparque. La noche aquí no comienza antes de la 3am, y sigue hasta bien entrada la madrugada, entre copas de espumante, vodkas de lujo, bellas modelos y los solteros más codiciados. Mucho levante, muchas miradas, mucha pose, en la Costanera Norte de la ciudad.
Av. Costanera y La Pampa / T. 4781-6555

Para terminar la noche con las suelas gastadas: CROBAR
Hay discotecas para ir a mostrase. Hay discotecas para ir a bailar. Y luego está Crobar, el lugar que mejor defiende el punto intermedio. La sucursal local de este club, con presencia en ciudades como Chicago, Miami y Lima, abrió en 2006, y desde entonces es sede de los más aclamados DJs del planeta, a los que se suman las visuales de reconocidos VJs y los shows en vivo de bandas locales e internacionales. Más de mil personas, vestidas con onda modernita y mucha producción casual, se reúnen allí las madrugadas de viernes y sábados para gastar las suelas de sus zapatillas de moda. El destino obligado para los amantes de las luces estroboscópicas, los graves intensos, los BMP acelerados y la noche más agitada.
Marcelino Freyre (s/n), Paseo de la Infanta / T. 4778-1500

Para mirar y ser mirado: ISABEL
Isabel es una de las apuestas más jugadas los últimos tiempos. Este bar de Juan Santa Cruz recibe con una gran puerta metálica que da paso a un pequeño palier donde uno debe comprar las Isabelinas, monedas con las cuales luego se paga adentro por las bebidas. En el salón, una gran barra, unas pocas mesas de ébano y caoba con tachas de bronce y un techo repleto de luces funcionan como pasaje a otro mundo, que exuda lujo y placer. Isabel está en línea con la exclusividad de un Club Shampoo o un L'Abeille, pero sumando lo mejor de los códigos de Palermo: no es tan difícil entrar, no es tan caro (un trago vale dos isabelinas, es decir, $40), y tiene muy buena música (por ejemplo, cuando DJ SRZ está detrás de las bandejas). Un lugar para ver y ser mirado, pero también para beber los mejores tragos clásicos servidos por Santiago Giovannelli y compañía.
Uriarte 1664, Palermo / T. 4834-6969

Para amigos de muchos años: GRAN BAR DANZON
El Gran Bar Danzón ya no es lo que era, pero esto que a priori suena negativo, termina siendo algo a favor. Antes era el point obligado del after office porteño, con mucho empresario / oficinista que iba de cocktails o copas de vino, con pretensiones de irse acompañado. Un espacio repleto de gente codeándose y gritando en la barra para conseguir los excelentes tragos y vinos que ofrecían. Hoy, su éxito es menor. Mucho tiene que ver los años que lleva abierto. También, que siendo un primer piso por escalera, fue muy perjudicado por la ley anti-tabaco. Pero allí siguen los excelentes cocktails y las impresionantes cartas de vinos y espumantes. Y el ambiente, algo más relajado, lo hace perfecto para encontrarse con verdaderos amigos. Lo ideal es comenzar reservando una mesa en la sección restaurante y seguir la noche apegado a la barra.
Libertad 1161 / T. 4811-1108

Para juntarte con ex amigos que reencontraste en Facebook: SOUL CAFE
El Soul, tal vez el bar que mejor expresa el costado más interesante de Cañitas, tiene una estética maravillosa. Un espíritu funky neoyorquino de estilo Spike Lee, que nos lleva directamente a décadas pasadas, pero sin apelar a la nostalgia patética, sino como guiño moderno y contemporáneo. Un ambiente retro que lo convierte en el lugar ideal para brindar por el reencuentro con esos ex amigos de la secundaria, que no ves hace diez o veinte años, y que ahora -Facebook mediante- volvés a tener delante. Allí estarán el nerd, el playboy, el patotero, el freak, la fashion, la hippie, la punky, la intelectual. ¿Y vos? ¿Qué papel jugabas en esa gran obra de teatro de la adolescencia?
Báez 246, Las Cañitas / T. 4778-3115

Para festejar un cumpleaños: PUERTA UNO
El Barrio Chino esconde muchos secretos, pero uno de ellos no tiene nada de oriental. Hablamos de Puerta Uno, barra fashioneta a la que se llega por la calle Juramento. Por fuera, es apenas la puerta de un PH. Por dentro, sorprende un gran bar repleto de color, plantas, velas en las mesas y una estética algo playera. Según dice su “manifiesto”, Puerta Uno se esconde en búsqueda de exclusividad: solo llegás si conocés o si estás invitado. Pero más allá de esta bajada de línea, lo cierto es que en los últimos tres años este bar se convirtió en un hit cumpleañero muy cotizado. Reservan mesas, ofrecen combos de bebidas y tragos, prometen buena música y gran ambiente. Y cumplen con todo.
Juramento 1667, Belgrano / T. 4706-1522

Para beber, comer y seguir bebiendo: OCHO7OCHO
Ya lo sabemos, no es la primera vez que te recomendamos esta barra, pero no es culpa nuestra: este bar siempre logra cumplir con todas las necesidades. En este caso, por ejemplo, si con tu grupo de amigos están buscando un lugar donde poder llegar temprano, beber algo, luego comer rico y a buen precio, para terminar la noche con más bebida, la única respuesta posible es Ocho7ocho. Allí, todos los días desde las 20 se ofrecen algunos de los mejores tragos de Buenos Aires, además de una muy inteligente carta de vinos y espumantes, junto a una gran cocina que va desde una hamburguesa casera de cordero a pescados frescos y más delicias. Nos gustaría no pecar de falta de originalidad, pero no nos dejan.
Thames 878, Villa Crespo / T. 4773-1098
 
Para salir con los compañeros del curso de inglés: KILKENNY
Podría ser un chiste, pero no lo es. Si querés practicar tu inglés, no hace falta que viajes a Londres: solo debés acercarte a la peatonal más linda de la ciudad, la calle Reconquista, y entrar al bar que manda en la cuadra: The Kilkenny. Este simil pub irlandés convoca desde hace años, a base de sus cervezas artesanales (la muy rica Gambrinus) e importadas, de sus whiskies (el club de whisky del primer piso es la envidia de muchos) y de su comida sin sofisticaciones, a miles de turistas por día, que llegan de los hostels de San Telmo y Palermo seducidos por la idea de un after office que dura hasta entrada la madrugada. El inglés (también el portugués de Brasil) resuenan en cada copa y en cada mesa.
Marcelo T. de Alvear 399, Centro / T. 4312-9179

Para grupos con ganas de charlar en intimidad: LE BAR
Muy cerca de The Kilkenny, pero fuera de las calles que marcan el circuito del Microcentro, Le Bar logró hacer su fama a base de fiestas, DJ's y ciclos de música en vivo con lo mejor de la escena indie argentina. Desde su Facebook mantienen la agenda actualizada, y desde la barra despachan muy ricos tragos y tapeos firmados por nada menos que Fernando Mayoral, uno de los buenos chefs nacionales. Para ir en grupo íntimo, la consigna es reservar algunas de las mesas del piso de arriba, que están “hundidas” en el suelo. Cada habitación tiene dos mesas, por lo que un grupito de diez logra ocuparla completa, asegurándose de hecho un privado muy interesante.
Tucumán 422, Centro / T. 5219-0858


Por Ignacio Rivera

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios