03.08.2012

Cómo convertir un aceto barato en uno de mejor calidad

Unas gotas del vinagre de Modena cuestan muchísimo más que lo que un bolsillo promedio puede pagar. Con este sistema podés mejorar cualquier versión económica.


¿Sos como cualquier mortal y nunca condimentaste la ensalada con un verdadero aceto de Modena con el suficiente tiempo de guarda? ¿Quisieras saborear ese saborcito dulce y frutado que solo conocen los más sibaritas? El único problema con el buen aceto es que es caro. Pero, por suerte, con pocos ingredientes se puede subir la calidad de uno barato. Lo que vas a hacer, en rigor, es una reducción que dará como resultado un condimento rico, dulce y frutado. Un sabor muy cercano al aceto original. 

Para lograrlo primero hay que mezclar en una cacerola el aceto con un poco de azúcar y de Oporto (siempre es bueno tener una botella a mano, para cualquier reducción o salsa). Después de un rato largo a fuego lento, ambos ingredientes le otorgarán a tu versión barata el carácter frutado y el dulzor similar de un ejemplar con 12 años de guarda, mientras que el calor le dará la consistencia almibarada.

Claro que el resultado no será cien por ciento igual que si invirtieras todo tu sueldo en un producto oriundo de Modena pero, francamente, queda muy rico. Una última advertencia: cuando decimos “a fuego lento”, va muy en serio. Es muy importante evitar que burbujee demasiado. Lo recomendable es no sacarle el ojo de encima hasta terminar el proceso.

Quienes hablen inglés encontrarán más detalles sobre en este video.

Vía lifehacker.com

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios