09.04.2013

El ABC de las aguas saborizadas: cómo es cada marca y cuáles son sus mejores sabores

Desde que aparecieron una década atrás, las aguas saborizadas no han dejado de multiplicarse. ¿Qué propone cada marca? ¿Cuáles son las verdaderamente light? ¿Qué sabores son los más ricos?


Hace poco más de diez años esta categoría de productos ni siquiera existía en nuestro mercado. En plena crisis económica el país transitaba por una baja importante en ventas que comenzó a preocupar a las principales empresas de aguas y gaseosas que decidieron, entonces, focalizarse en la creación de un nuevo mercado para incrementar las ventas, algo que todavía no existía en la Argentina: las aguas saborizadas.

Aguas Danone fue la impulsora de la categoría con sus aguas finamente gasificadas bajo el paraguas de la marca Ser en 2002 y poco tiempo después la misma empresa francesa, propietaria también de Villa del Sur, lanzó Levité que se posicionó casi de inmediato como un referente y modelo a seguir. Viendo la aceptación por parte de la gente y sin querer perder mercado, muchas las marcas rápidamente desarrollaron productos para intentar quedarse con parte de este fructífero negocio. Coca-Cola lanzó en 2008 Aquarius (Epika llegaría un año más tarde); Pepsi se presentó con H2Oh y luego con Twister; Nestlé con Awafrut, y la lista se siguió engrosando.

El éxito de esta bebida fue tal que el consumo per cápita se disparó y pasó de menos de un litro por persona en sus comienzos a más de 22 litros por año en 2012 según la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, llegando a representar casi el 11% de los 8567 millones de litros de bebidas sin alcohol que se consumen por año en el país.

En los últimos años, la batalla de las aguas se intensificó y cada marca intenta diferenciarse ofreciendo nuevos envases, nuevas frutas, ediciones limitadas y combinaciones de sabores que no siempre llegan a buen puerto. Por eso, para que no te dejes llevar por las publicidades, las probamos todas y te contamos qué nos parecieron.  

LIGHT Y BAJAS CALORÍAS

Ser: la pionera
Fue la marca que inauguró la categoría en 2002. Los sabores finamente gasificados clásicos como Citrus y Lima Limón están tan bien que se mantienen firmes hace más desde el comienza. Naranja-Durazno y Citrus Pasión son correctos pero tal vez un tanto empalagosos. Además, hace poco lanzaron una versión sin gas en dos sabores: Manzana y Pomelo Rosado, ambas con cero calorías y muy sabrosas. Se consiguen en tres versiones: 500 cc ($6), 1,5 lts ($8), 2 lts ($10).

H2 Oh!: el auge del limoneto
Fue una de las primeras en aparecer en el segmento en 2005 de la mano de 7Up y siempre ofreció sus sabores suavemente gasificados y con cero calorías. Eso fue hasta el verano pasado donde salieron de su letargo y agregaron, a los ya conocidos Citrus, Lima Limón y Naranja, un sabor muy bien logrado: Limoneto. Cítrico, sabroso y refrescante, tuvo una excelente aceptación en los consumidores. Tanto que para este verano la gente de PepsiCo redobló la apuesta y lanzó otra novedad: Pomelo Pink. Se consiguen en tres tamaños: 500 cc ($6) 1,5 lts ($7,50) y 2,25 lts ($10,50)

Vitamin Water: la más canchera
Creada en Nueva York en el año 1996, recién a fines de 2011 desembarcó en la Argentina. Lo hizo en seis sabores: Manzana–Frambuesa, Cítrico Tropical, Fruta de Dragón, Tropical, Limonada y Naranja. Zinc, magnesio, potasio, vitaminas C y B… cada sabor tiene diferentes agregados y todos son sin sodio y de bajas calorías. Si bien ninguna se destaca por un sabor a fruta marcado, sobresalen la de Fruta de Dragón y la Limonada. Trendy, urbana, se puso de moda en la Gran Manzana con una campaña que incluyó decenas de celebrities que abrazaron la marca, bebiéndola en la vía pública con actitud casual. Es parte de las aguas de Coca-Cola y viene únicamente en botellas de 500cc. Cuesta $10 aproximadamente.


LIGHT, PERO NO TANTO

Liv: clara como el agua
Todas las marcas de agua ya tienen su versión saborizada y Villavicencio, tarde pero seguro, presentó hace poco su nuevo producto con tres sabores que tienen una particularidad: es transparente. El de Manzana es correcto, nada que no se haya inventado antes; el de Pera en cambio es muy rico, con un sabor bien pronunciado y poca acidez; mientras que el de Berries, habiendo podido marcar la diferencia respecto de la competencia (ninguna marca ofrece un producto similar) hizo agua con su poco atractivo sabor a remedio. Vienen en botellas de 500 cc ($6,30) y de 1,5 lts ($8,50).

Awafrut:
la más sana
Sin colorantes artificiales, con 15 miligramos de sodio y 28 calorías por porción, el agua de Nestlé se presenta como una de las opciones más sanas del mercado. Viene en cuatro sabores y, aunque todos tienen un 10% de jugo de fruta, a las variedades Naranja con durazno y Pomelo les falta mucho para llegar a un sabor agradable y cuidado como el de Manzana o el de Pera. Viene sin gas y se consigue en kioscos y supermercados a $6 la de 500 cc y $8 la de 1,5 lts.

Twister: con jugo natural
Con el aval de Tropicana, marca líder en el mercado de los jugos de fruta, a mediados de 2011 apareció en las góndolas esta nueva bebida. Sin gas, no tan light como su competencia (35 calorías por porción) y con bastante sodio, ofrece cuatro sabores muy diferentes. Se destacan por sobre el Pomelo (ácido, con sabor a remedio) y el de Sandía (demasiado empalagoso) el de Manzana que es, por lejos, el más agradable y el de Naranja, que es correcto. En el verano lanzaron su sabor Limonada que, gracias a su marcada acidez y justa dulzura, es la mejor de la categoría. Se consigue en kioscos y supermercados en dos presentaciones 500 cc ($5) y 1,5 lts ($7).

Livra:
la herencia de Pritty
Situada en la ciudad de Córdoba desde 1966, esta empresa se vanagloria de ser la primera compañía nacional de bebidas sin alcohol. Además de haber creado la Pritty limón, insignia de las gaseosas de segunda marca, fueron los mentores de la Doble Cola que hace algunos años estuvo tapizando con afiches toda la ciudad. Pomelo, Manzana, Limonada y Pera son los sabores que hoy ofrecen siendo esta última muy rica. Precio: $6,55 la botella de 1,5 lts.

PARA NADA LIGHT

Levité: la que marca el camino
Nacida en 2004, el agua de Villa del Sur supo conquistar, gracias a su sabor Pomelo, un mercado que tímidamente comenzaba a consumir este tipo de bebidas. Toda la línea tiene mucho sabor a fruta, no son empalagosas y, si bien son livianas, no son bajas calorías. Salvo el sabor Ananá (que parece hecho a base de Sugus masticables) todas están bastante bien. Naranja y Manzana no sorprenden, Pomelo rosado pierde frente a Pomelo común y Limonada, el último lanzamiento, es bien fresca, ácida y muy rica. Se consigue en todos lados en sus tres versiones: 500 cc ($6), 1,5 lts ($7,80), 2 lts ($10,75).

Aquarius: la innovación
De la mano de Cepita, Coca-Cola introdujo en 2008 esta línea de aguas que, sin gas pero con azúcar y bastantes calorías (entre 60 y 70 por porción depende el sabor), se posicionó por fuera de las opciones light. Es la única marca que ofrece el sabor Uva que está bastante bien, aunque nuestra preferida es, sin dudas, la de Pera. Completan la gama de sabores Pomelo, Naranja, Manzana y Pomelo rosado que supera al Pomelo común pero pierde contra la Ser. Todas vienen en dos tamaños: 500cc ($6,50), 1,5 lts ($7,50). Pera, Manzana y Pomelo también se consiguen en 2,25 lts ($10,50).


LAS MÁS ECONÓMICAS

De todas las opciones del mercado, dos se destacan por ser las más rendidoras para el bolsillo.

Style. Aprovechando su larga historia en el mercado argentino (nació en el año 1950) y con una línea de gaseosas súper completa en la que brilla la bienaventurada Indian Tonic, en 2009 Cunnington lanzó esta línea de aguas saborizadas bajas calorías y finamente gasificadas. Los sabores son tres: Naranja-Durazno, Citrus y Pomelo y, mientras que los primeros dos no se destacan, el Pomelo realmente sorprende con un amargor justo, una acidez balanceada y agradable sabor a fruta que se obtiene gracias a un 10% de jugo natural. Viene en dos presentaciones 600 cc ($4) y 2,25 lts ($6,75)

Ivess.
Con una amplia experiencia en el mercado de productos bajas calorías, la marca Cormillot se juntó con Ivess (un clásico aún vigente de la soda en sifón) para ofrecer una línea de aguas saborizadas que, con un precio amigable, le pelean mano a mano a las de primera línea. Vienen finamente gasificadas en varios sabores. La mejor es sin dudas la Citrus: fresca, ácida y refrescante. El resto de la gama de sabores es correcta, aunque la que se queda a mitad de camino es la de manzana verde que, por el agregado de gas, termina siendo un híbrido no muy tentador. Las botellas vienen en un sólo tamaño (1,5lts) y se consiguen a $5,50.

 

Por Maximiliano Kupferman / Fotos: Santiago Ciuffo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios