04.06.2011

El ranking del chicle: los 7 mejores para comprar en el quiosco

Para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero, nuestros 7 chicles favoritos.


El pionero del chicle tal y como lo conocemos ahora fue Thomas Adams, fundador de la famosa marca Chiclets Adams. Cuenta la leyenda que todo surgió en 1869, al mezclar jarabe de arce y regaliz con la savia de un árbol tropical típico de América latina, que su amigo Antonio López de Santa Anna, polémico militar mexicano, mascaba sin parar. Con el tiempo, el chicle fue evolucionando, con nuevos ingredientes y sabores (hoy se pueden conseguir hasta con gusto a panceta). Estos son nuestros favoritos:  

1. El mejor larga duración: Beldent Infinit de menta
Dirás que son más caros ($9), es cierto. Pero vale la pena el gasto: duran más que el resto de los chicles nacionales y son ricos, incluso, para quienes no se inclinan por la menta, porque no son demasiado fuertes y tienen el dulzor justo.

2. El mejor bajo costo: Bazooka
Un clásico que se consigue por una moneda: cuesta sólo 25 centavos. Nobleza obliga: muchas veces vienen demasiado duros y se les va el sabor en tiempo récord, pero tienen el gustito de la infancia, con el horóscopo (que, según se dice, escribía el mismísimo Fogwill) y las historietas de Bazooka Joe.

3. El Premium: Extra
Existen dos razones para incluir los Extra de Wrigley en la lista: el bonito packaging y su variedad de sabores, hay hasta 10 diferentes. Nuestros favoritos son los Winter Fresh, que vienen en la cajita azul, porque su sabor y textura perduran mucho más tiempo. Cuestan $8 y se consiguen en supermercados chinos y casi cualquier quiosco bien provisto.

4. El mejor chicle globo: Bubaloo
Un ícono de los años 80 que se mantiene vigente a pesar del paso del tiempo y las modas. Fue el primer chicle globo “con juguito”, una bomba con sorpresa que se descubre en la boca con el primer mordisco, y permite inflar globos redondos, que explotan con olor a tutti fruti, uva, menta, frutilla o banana. Para un flashback al recreo o para completar el vuelto en el quiosco (0,40 centavos).

5. El mejor confitado: Topline Fruta
Vienen en cajita y son lo más parecido a los añorados Chiclets rosas de Adams. Crocantes, dulces y sin azúcar, se consiguen a 2 pesos.

6. Para nostálgicos: Jirafa
Una buena noticia para quienes salieron corriendo a buscar su paquete de Kesbun, apenas volvieron al ruedo: ya están en los quioscos los chicles Jirafa, de Bazooka. Envoltorio azul, tamaño extra large y el sabor de siempre. Después de haber desaparecido del mercado, Kraft acaba de relanzarlos, y se consiguen por 1 peso.

7. El exótico: Big Red
Mantienen el formato emblemático de los Juicy Fruit, en tiritas finas y largas, y vienen en paquetes de cinco unidades. Pero el apego a la tradición llega hasta ahí. Su sabor es radicalmente diferente a lo que el paladar argentino está acostumbrado: son de canela y con un dejo picante. Precio aproximado: 5,50 pesos.

¿Cuál es tu chicle favorito?

Por Camila Varas

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios