15.02.2016

Enteráte cómo es Páru, la casa para la cocina nikkei en Bajo Belgrano

El restaurante que fusiona cocina peruana y japonesa se mudó al creciente polo gastronómico que rodea la esquina de Pampa y Figueroa Alcorta.


Desde que abrió en 2008, Páru fue adoptado con afecto por el público porteño como una muy buena opción para comer sushi, mariscos al fuego y platos nikkei en un ambiente moderno y descontracturado. Fundado por el peruano Jann van Oordt (uno de los creadores de Osaka), el restaurante ahora se instaló en un nuevo lugar: el Bajo de Belgrano, uno de los nuevos polos gastronómicos de la ciudad (Sucre, Cucina Paradiso, Bruni, Dandy, Selquet y el más nocturno Low son algunos de sus vecinos). Se trata de la segunda mudanza de Páru, luego de haber pasado por la calle Bonpland (Palermo Hollywood) y por el Vilas Raquet Club.

En la esquina de Pampa y Castañeda, a metros de Figueroa Alcorta, Páru mantiene el sello que lo identificó desde sus comienzos, tanto en su ambientación (piso de cemento alisado, sillas y mesas de madera, movido ambiente nocturno). El servicio está muy aceitado, con camareros que conocen los platos y recomiendan acertadamente.

 

La carta es variada y amerita un  par visitas para conocerla en su totalidad. Va de ceviches y tiraditos, a rolls, niguiris y platos al wok. Sobresalen las causas, por ejemplo. La degustación ($200), incluye tres variedades: morada (con remolacha), de calamares y una de salmón furai, tal vez la mejor de las tres, por sabor, textura crocante y el ceviche con huacatay que la corona. El tiradito Carpassión ($235, con miel de maracuyá y batatitas crocantes) ya es el plato clásico de la casa. Entre las variedades calientes, atenti al grill, de donde salen langostinos y pulpo a la Páru ($230), servidos en pinchos, sobre una plancha de hierro y gratinados con parmesano.

¿Sushi? Además de varios rolls creativos, vale la pena probar los nigiris crocantes ($80), como los de pescado blanco con salsa de palta y lima, o de langostino con salsa yellow chill. En general, el picor de los platos es leve. Así que si buscás ardor y potencia, pedí picante extra.

 

Buena barra de tragos ($90-$120), con variedades de pisco y caipis a base de sabores frescos (mucha lima, mucho mango, mucho maracuyá). Carta de vinos breve y efectiva, con foco en grandes bodegas: Terrazas, Catena Zapata, Graffigna y Nieto Senetiner abarcan la mayor parte de las etiquetas.

Abre de lunes a sábado desde las 20hs.
La Pampa 717, Bajo Belgrano / T. 4778-3307

Por Claudio Weissfeld 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios