11.09.2012

High Tea: ahora la moda es fusionar la merienda con la cena

Antigua costumbre inglesa, el high tea es una merienda fuerte, con platos dulces y salados, más bebidas con alcohol, que actúa como cena temprana. Una modalidad que gana terreno entre los jóvenes porteños.


Así como en su momento costumbres foráneas como el happy hour y el brunch inmigraron exitosamente a Buenos Aires; ahora le toca al high tea, la moda gastronómica de turno. El high tea es un híbrido entre la merienda y la cena que se come al final de la tarde. Esta nueva costumbre está convirtiendo la hora del té, que solía ser un momento de señoras cincuentonas, en una costumbre chic entre las jóvenes porteñas.

A no confundir: el high tea o té-cena tiene poco que ver con la merienda onda retro que se impuso últimamente en las delis hippie chic de Palermo, a puro cupcake y budín de abuela. Acá no se pide a la carta y las opciones exceden los simples bocadillos dulces. Se trata de un menú con un precio fijo que incluye platos salados y dulces, variedad de infusiones, jugos, gaseosas y en algunos casos bebidas alcohólicas. Suele ser tan completa y profusa que reemplaza dos comidas de una sola vez.

200 AÑOS DESPUES
Esta tendencia que recién ahora empieza a surgir en las tardes porteñas tiene en realidad más de 200 años de historia. Surgió en Inglaterra a principios del siglo XIX entre las clases menos pudientes que, al terminar la jornada de trabajo, hacían una comida potente que solía ser la última del día y que incluía preparaciones saladas y dulces. Simultáneamente surge entre las clases altas inglesas el afternoon tea, que consistía simplemente de una merienda compuesta por finger food y pastries acompañada de blends de tés. Algo parecido a la merienda convencional de nuestra época, digamos. Solía hacerse en las primeras horas de la tarde para mitigar el hambre entre el almuerzo y la cena.  

Hoy en día los términos suelen ser confundidos y empleados incorrectamente. Muchos establecimientos ponen ambos nombres indistintamente o incluso los utilizan como sinónimos. Esto se debe a la asociación de la palabra “high” con status social, cuando en realidad tenía que ver con la altura de las mesas donde se solía comer, en contraposición al afternoon tea de los jardines palaciegos, que servía en mesitas ratonas.

Independientemente de estos fiascos lexicales, con el paso del tiempo el high tea y el afternoon tea se convirtieron en costumbres de mujeres jóvenes y cosmopolitas que se reúnen en los mejores restaurantes, casas de té y cafés a degustar waffles, crêpes, pastries y tés.

HIGH TEA ALLA Y ACA
En Buenos Aires todavía son pocos los pioneros que ofrecen el té-cena en sus locales. Poniendo de lado las cuestiones semánticas, les presentamos un listado de los lugares que incluyeron su versión del high tea en el menú.

Pani
Si alguna vez visitaste este local ubicado en Palermo, sabrás que es lo más parecido a una casa de muñecas tamaño real que existe en la ciudad. Un mostrador con coquetos postres te recibe a la entrada de un espacio ruidoso, lleno de mujeres de todas las edades. Su dueña, Pani Trotta, en un afán por diversificarse y crear nuevos productos, inventó el Teanner (combinación de las palabras tea y dinner, es decir: merienda y cena). Sin saberlo, estaba inventando un concepto que podría entrar dentro de la categoría del high tea, pero que tiene la cualidad especial de algo que es creado genuinamente. Para los más moderados está el Soft Teanner, que incluye un wrap de salmón ahumado, un wrap de jamón crudo, un waffle de vegetales y ricota, chipás, pinchitos de pollo, scons dulces, macarons, un shot de yogurt, una torta a elección, café o té y, para completar el combo, una jarra Campari Orange, Tonic o Rojito. Para los que vienen con más hambre, está el King Teanner que consta de una selección parecida pero ligeramente más grande. Ambos menús son para dos personas ($175) y se sirven cualquier día de la semana excepto los martes.
(Nicaragua 6044, Palermo / T. 4772-6420)

Süss Cupcake Café
Este cafecito de Martínez ostenta un estilo chic afrancesado muy agradable para disfrutar de una tarde de fin de semana; especialmente si está lindo para sentarse en el jardín. El lugar tiene algo que resulta cálido. Quizás tenga que ver con la iluminación, con el piano de madera o simplemente con detalles como que al high tea lo llaman “merencena”. Es abundante e incluye: una crêpe de salmón ahumado, un pincho de pollo con chutney, chipá de gruyere, muffin de queso crema y jamón crudo, un smoothie frutal, café Nespresso o té (Tealosophy), cupcakes o scons con dulce y, como si fuera poco, un postre. Se puede pedir solo ($85) o para compartir ($150).
(Paunero 2046, Martínez / T. 5292-5638)

Tea Connection
Esta cadena que fusiona de manera moderna los conceptos de casas de té y deli ha logrado hacer buen pie en la ciudad y tener una clientela fiel. Su propuesta para combatir los días cortos y fríos es un high tea que se sirve los fines de semana entre 17 y 20 horas, hasta que termine el invierno. Es un menú para dos personas ($135) que incluye dos tés a elección, dos aguas de frutas naturales (un trademark del lugar), tabla de frutas y quesos, tostadas, scons con mermelada, una chocotorta o cheesecake a elección, huevos revueltos y bruschettas de salmón.
(Consultar sucursales en www.teaconnection.com.ar )

Frik's Deli Coffee House
Un espacio dedicado a la comida sana, ubicado en el centro comercial Paseo Pilar. Sus mesas de madera y su vajilla vintage le dan un estilo clásico para los que no aprecian las nuevas tendencias recargadas de las casas de té fashion. Sin embargo, sus mesas comunitarias invitan a los más aventureros a animarse al intercambio con desconocidos. Su high tea se compone de blends de Tealosophy, tartaletas integrales saladas, focaccias, bruschettas, variedad de quesos, samosas de berenjena, ensaladas y pastelería surtida; además de una copa de champagne. ¿Precios? A partir de $55 por persona. Se requiere reserva previa y, posiblemente, espacio en la heladera, ya que te podés llevar lo que sobra. Y puede sobrar bastante.
(Paseo Pilar, Panamericana Km 44 / T. 02320 30-1880)

Próspero Velazco
De larga experiencia, Próspero Velasco lleva años profundizando el arte de la pastelería. Luego de haberse lucido en el restaurante Oviedo, en 2011 abrió las puertas de un hermoso local en Palermo que lleva su nombre. En este espacio -una mezcla entre nostálgico y moderno- se puede disfrutar de una serie de exquisitos postres y una que otra cosita salada para picar. Ahora se suman a la propuesta de los high teas con un menú que se inauguró el mes pasado. Volovanes rellenos, bruschettas, croissants de jamon crudo y brie y una pequeña picada gourmet conforman la selección de platos salados. Mientras que la dulce consta de una mini degustación de postres, scons con pasas, pain au chocolat y muffin de frutos rojos. Todo acompañado de jugo de naranja y té ($180 para dos personas). Además, por $25 más, podés agregar dos copas de vino.
(Arévalo 1947, Palermo / T. 4771-1194)

TARDES DE TE EN EL HOTEL
Desde siempre, los servicios de té (sin distinción de tipo) son una fija en los grandes hoteles. Suelen ser opciones un poco más caras y sofisticadas que vale la pena probar para darse un gusto. Estas son algunas de las opciones más completas:

Sofitel Buenos Aires:
ofrece un “té de la Rue Arroyo” y un “té de la Biblioteque”, diferentes combinaciones de scones, patisserie, blinis y sándwiches con blends de té y espumante (desde $150). Desde las 16:30hs. Arroyo 841, Recoleta.

Alvear Palace: el Alvear Afternoon Tea trae bagels de salmón, finger sándwiches, mini patisserie, scones con mermelada ($185) y blends de Tealosophy. En L´Orangerie desde las 16:30hs. Avenida Alvear 1891, Recoleta.

Caesar Park: servicio de té (desde $113) estilo buffet libre que incluye una amplia selección de tortas, sándwiches, jugos y  tés de Tealosophy. Todas las tardes desde las 17hs. Posadas 1232, Recoleta.

Hyatt Palacio Duhau: incluye una selección de scones, sándwiches y pastelería con mermeladas, dulce de leche, tés y espumante ($185 por persona). Disponible todas las tardes en los elegantes Salones de Piano Nobile. Av. Avenida Alvear 1661, Recoleta

Home Buenos Aires:
una opción relajada e informal en el jardín de este hotel boutique. Té inglés completo para dos ($90). Tostadas con mermelada, quesos, porción de torta, yogurt, mini tostaditos y cookies con té o café. Honduras 5860, Palermo Hollywood.

Por Daniela Maestres

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios