23.12.2015

Los 6 platos más calóricos de las Fiestas (y 6 opciones light para reemplazarlos)

Por estos días el termómetro marca más de 30° pero igual comemos como si estuviéramos en el polo norte. En esta nota, algunas ideas para evitar el atracón.


A pesar de las altas temperaturas que se perciben en las Fiestas de este lado del mapa,  es común que se sirva lechón, ensalada rusa, frutas secas, pan dulce y sidra: un atracón hecho y derecho. En una cena, podemos llegar a consumir lo que una persona promedio consume en todo un día, o sea, unas 2.250 calorías.

Para evitar el dolor de estómago y no perder la línea, consultamos a la chef Rosana Rosito (de la empresa de catering Jessi Rose) y a la nutricionista María Belén Saint Genez, quienes nos contaron cómo adaptar los platos tradicionales de fin de año para prepararlos con menos calorías, pero igualmente tentadores. Tomá nota: 

1. Vitel toné vs. Peceto con queso crema
Por ser un plato frío, el vitel thoné parece apto para nuestras Fiestas estivales. Y aunque es una comida fresca no es liviana. Su salsa a base de crema de leche con alcaparras, anchoas, mostaza y huevo duro eleva a 800 calorías los 400 gramos de esta comida. En cambio, si reemplazamos la salsa por vegetales, el plato pierde la mitad de calorías y conserva un rico sabor. El peceto se mecha con hierbas y tomates secos, cortado en fetas con queso crema y condimento de sal, pimienta, ralladura de lima y alcaparras procesadas. Total: 400 calorías. “Esta opción brinda nutrientes fundamentales, como proteínas y hierro, y poca cantidad de grasa, ya que el corte de carne es magro”, dice Saint Genez. 

2. Tortilla imperial vs. Rolls rellenos
Panqueque sobre panqueque sobre panqueque, y en el medio, jamón, aceitunas, queso, palmitos, salsa golf, huevo, mayonesa, roquefort… las opciones de la tortilla imperial quedan a gusto del consumidor. Y el resultado es un cóctel rico pero letal: una torta de medio kilo equivale a 700 calorías. En su lugar, la propuesta es armar rolls con panqueques rellenos de queso crema con hierbas, rúcula, tomate, palta y palmitos. Total: 320 calorías.

3. Huevos rellenos con paté vs. Huevos con guacamole
Como son chiquitos, se comen uno tras otro y se pierde la cuenta. Pero dos o tres huevitos rellenos de paté y yema, saborizados con mayonesa, equivalen a una comilona: 770 calorías. Aquí la opción son huevos duros rellenos de guacamole, una pasta a base de palta con vegetales en brunoisse y cilantro fresco. La misma porción equivale a 250 calorías. “La yema de huevo aporta fundamentalmente grasas de origen animal; al reemplazarla por palta, las grasas son de origen vegetal y por ende, libres de colesterol”, dice la nutricionista. 

4. Ensalada rusa vs. Rusa light
La “rusa” es una guarnición que nunca falta en Navidad. Una porción de 450 gramos posee 675 calorías. “La combinación de huevo con mayonesa representa un problema, y más si la última va en exceso”, dice la chef. Su solución es bastante simple: reemplazar la mayonesa por una cucharada de queso crema light, y con similar porción obtenemos 300 calorías. “Además –sigue– podemos aumentar la cantidad de zanahoria en relación a la ración de papas. Y con jugo de limón se aligera el queso crema, aparte de darle sabor.”

5. Lechón vs. Carré de cerdo
El lechón es un plato típico que se come frío, pero es calórico por naturaleza: 300 gramos de un lechón adobado a la parrilla u horno contienen 950 calorías. En su lugar, se puede poner un carré de cerdo a la parrilla con limón y orégano fresco. “Si bien la propuesta no deja de ser un corte porcino, el tenor graso del carré es notablemente inferior al del lechón entero”, explica Rosito. Una porción de 250 gramos de carré de cerdo equivalen a 500 calorías.

6. Pan dulce vs. Cupcakes con frutas frescas
Por estar elaborado con manteca, huevo, leche entera, azúcar y frutas secas, el pan dulce tiene muchas más calorías que el pan blando: alrededor de 500 calorías cada 150 gramos. En este caso, una opción son las cupcakes, hechas como mini pan dulces. “Con ellas podemos controlar la cantidad de dulce a consumir. Se pueden preparar con frutas secas y ralladuras de cítricos, y luego decorarlas como un pan dulce”, opina Rosito. Total: 380 calorías

BONUS TRACK

7. Clericó vs. limonada con jengibre
El clericó es una bebida macerada, producto de la combinación de vino y frutas. Unos 750 cc equivalen a 550 calorías. La propuesta es dejar el alcohol para el brindis y, durante la cena, innovar con una bebida que lleve poca azúcar, como una limonada con jengibre, menta y frutos rojas. “La misma cantidad se puede edulcorar con 50 gramos de azúcar o edulcorante”, sugiere Saint Genez.

Por Jorge Luis Fernández / Foto: Fernanda Bonserio - Cociname 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios