12.02.2010

Los 12 licuados más ricos y dónde probarlos

Nada como un buen licuado para matar la sed y llenar la panza.


Así como en la heladería muchos pueden tildarte de apático si, ante la opción de más de 40 sabores, elegís vainilla, lo mismo ocurre con los licuados: ¿en serio te vas a pedir uno de tutti fruti cuando tenés para elegir más recetas  originales como naranja, pomelo, limón, jengibre y miel? Cada vez más restaurantes y bares de Buenos Aires apuntan a tener una buena carta de licuados de autor. Salimos a probarlos y elegimos los que más nos gustaron.

1. El híper calórico: CARLITOS
Para acompañar una de sus 99 variedades de panqueques (42 salados, 43 dulces y 14 con helado), nada mejor que un licuado extra large del querido Carlitos (que nos trae nostalgias de la adolescencia en la costa argentina). El must es el de palta con leche ($16), ultra power bebida espesa que promete dejar estrellitas en la boca.
(Av. Del Libertador 1831, Olivos / T. 4837-0814)

2. El verde en TEA CONNECTION
Un “power trío”: kiwi, melón y menta ($16) conforman una espuma vibrante con el equilibrio perfecto entre dulce y ácido. Acá no hay excusa: si no te gusta ninguno de los licuados de la carta, podés armar el que quieras con frutas de estación. Si no hace mucho calor, pedilos sin hielo, porque vienen súper cargados.   
(Olga Cossettini 1545, Puerto Madero / T. 4312-7315, y sucursales)

3. El de café en CUSIC
Vale la pena echarse en uno de los puffs de la galería, bajo el solcito del atardecer y elegir alguna de las opciones made in house. En todos los casos se puede pedir que varíe la densidad del licuado (más o menos espeso, a piacere). El mejor es el Frapuchino licuado de café, leche y helado ($14). No se parece a nada que hayas probado antes.    
(El Salvador 6016, Palermo / T. 4139-9173)

4. El clásico: ZURICH
Uno de los bares más tradicionales de Belgrano, donde cualquiera que haya crecido cerca fue llevado por sus abuelos a tomar el té. Minutas simples, con una súper amable atención de los mozos, formales e instruidos. Zurich es el mejor lugar donde tomarse el clásico de banana con leche ($13). Llevá a tus viejos y acordate de tu infancia.
(Echeverría 2192, Belgrano / T. 4784-9808)

5. El Tex-Mex en JANIO
La propuesta de Janio perdió la fuerza que tenía hace unos años, cuando era “la” opción de Plaza Armenia, pero sigue conservando algunas perlas en su carta: los licuados son una de ellas. Se acepta cualquier combinación pero la opción fija es la de tomate, apio, limón y tabasco ($16). Si estás de ánimo pedí que le agreguen unas gotas de tequila y ¡andale! Eso sí: tomalo en la terraza, el mejor espacio del lugar.
(Malabia 1805, Palermo / T. 4833-6540)

6. El más original en PURA VIDA
Tomarse un licuado de wheatgrass (pasto de trigo) es equivalente a darse un shock de energía vital. Su sabor es similar al de la clorofila (fresco, un touch spicy) y el mejor mix ofrecido se llama “Purificador” (desde $13,50 en vaso chico a 16,50 el grande). Tiene kiwi, ananá, manzana, miel orgánica y obviamente, este pastito sagrado capaz de hacernos perder peso, potenciar las energías y eliminar radicales libres. No está mal para un licuado, ¿no?
(Reconquista 516, Microcentro / T. 4393-0093, y sucursales)

7. El smoothie: CHUNGO

Además de tener buenísimos helados, Chungo siempre se renueva con propuestas de bebidas y cafetería. El caso de los smoothies lo prueba. ¿De qué se trata? Son una versión más salvaje y trendy del tradicional licuado, no llevan hielo y la fruta queda en un estado intermedio entre trozada y licuada. Suaves, como su nombre lo indica, y muy espumosos, están a medio camino entre un licuado propiamente dicho y un jugo natural de fruta, sin aditivos ni conservantes. El de frutilla con banana y jugo de naranja ($13) es un canto a la vida, no lo dudes.
Sucursales en www.chungo.com.ar

8. El antiage en BUENOS AIRES VERDE
Un restaurante orgánico con veinte alternativas revolucionarias. Van a parar a la licuadora cosas como té de menta, leche de almendras, pera y vainilla, un manjar con reminiscencias de la merienda infantil. Nos quedamos con los que ofrecen un plus en base a los energizantes naturales que están cada vez más de moda, como la maca, o el rejuvelac (bebida fermentada a base de trigo germinado). De todos ellos, elegimos el de manzana, limón, miel y polen ($17), una dosis asegurada de energía y longevidad.  Ideal para acompañar una ensalada agridulce y seguir el día.
(Gorriti 5657, Palermo / T. 4775-9594)

9. El power: MERAVIGLIA
Meraviglia es una proveeduría orgánica y naturista, con una propuesta vegetariana y casera. Por eso sus licuados son un shock de pilas. El de maracuyá, mango, naranja y jengibre ($12) es perfecto para una tarde de lluvia (el jengibre ayuda a las gargantas delicadas, además de ser un genial antiséptico), y tiene opcional de espirulina, un alga natural con propiedades energizantes. 
(Gorriti 5796, Palermo / T. 4775-7949)

10. The American Dream: TGI FRIDAY’S

El lugar donde siempre es viernes, al menos en espíritu, propone versiones licuadas con o sin alcohol, pero recomendamos el más refrescante y energético: Orange Blast Slush ($14,50), una fusión de escarcha de naranja y Seven Up, con un ingrediente secreto que la carta no revela. Ideal para acompañar los appetizers.
(Alicia Moreau de Justo 1010, Puerto Madero / T. 4342-6936, y sucursales)

11. El indio: KRISHNA
El Lassi es una bebida de origen indio que acepta la versión licuada y trae yogur en su fórmula. El mejor es una alquimia perfecta de yogur y jugo de naranja o banana ($10 los días de semana, $12 sábado o domingo), para disfrutar en la vereda de la calle Malabia o acompañar un menú con vegetales, arroz y castañas de cajú, bajo la luz de las velas y en las mesas bajas de adentro.  
(Malabia 1833, Palermo / T. 4833-4618)

12. El más vistoso: BE FRIKA
Be Frika es un restaurante y bar dedicado exclusivamente a las mini hamburguesas gourmet. Para acompañarlas, nada como elegir alguno de sus 11 licuados de autor ($14). Ricos son todos (a no perderse el Cromática de manzana verde, albahaca y jugo de lima), pero el Zanahoria Fresca es, además, una pequeña obra de diseño con el borde del vaso coronado con sésamo y un rama de menta, que contrasta con el naranja del licuado. Lleva zanahoria, pomelo, nuez moscada y miel.
(Junín esq French, Barrio Norte / T. 4821-0010)


Por Aldana Di Toppo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios