02.12.2010

Los mejores turrones para la mesa navideña

Estos son los turrones por los que vale la pena perder un diente.


El turrón será un postre invernal, pero… ¡qué culpa tenemos nosotros de vivir en el hemisferio sur! No nos importa que la temperatura sea de 32 grados: el turrón nos gusta y lo comemos igual. Planeta JOY recomienda sus 8 favoritos.

1. El más veraniego: Turrón blando de coco bañado en chocolate ARCOR
Esta golosina tradicional de Arcor no es nada cara y muy rica. De coco y azúcar, bien húmeda y bañada en chocolate con leche, no necesita tantos cuidados para ser deliciosa y es la favorita de los más chicos. Lo encontrás en los supermercados y es ideal para las temperaturas tropicales de fin de año.

2. El más cremoso: Turrón blando de Jijona a la crema LA FAMA
Si te gusta el Mantecol, anotá este, que es el rico en serio. Es de masa mantecosa, bastante pesado, hecho a base de almendras de Marcona pulverizadas (las mejores y más caras) como su pariente de maní. Una maravilla absoluta para quienes no se empalagan nunca. Se consigue en el supermercado. 

3. El más goloso: praliné de chocolate y dulce de leche con almendras LA CASA
Si bien La Casa es una marca intermedia, al ser de origen español pero de elaboración nacional, ofrece una combinación ideal para los golosos que encuentran el sabor del turrón tradicional un poco extraño. Es bien dulce, con almendras trozadas y una masa semi blanda de dos sabores (dulce de leche y chocolate). Se consigue en supermercados.

4. El más tradicional: torta imperial de almendras DELAVIUDA

Dentro del típico turrón de Alicante —de masa bien dura, con 60% de almendras Marcona bien tostadas y crujientes, hecho a base de miel, y cubierto de una fina capa de oblea— el que más nos gustó fue el que hace Delaviuda, que tiene el dulzor justo para no empalagar y la dureza adecuada para no ser molesto. Las almendras están casi siempre enteras y son la vedette de esta golosina navideña, en detrimento de la masa que es una mera portadora de felicidad.

5. El más austero: mix de turrones en porciones EL ALMENDRO

OK, no es el mejor (El Almendro solía ser excelente, pero ahora es la segunda marca de Delaviuda y sólo es bueno) pero si la propuesta es ser austero, la idea es genial. Convengamos en que ya nadie compra veinte turrones distintos que terminan mordisqueados sobre el mantel, sino que se trata de comprar lo justo y probar un pedacito de cada cosa. El Almendro ofrece un mix con cuatro variedades de turrón (dos pralinés, uno tipo Alicante y un guirlache). Si la idea es ser, además de austero, un poco más económico, hay una versión de Georgalos con cuatro variedades por menos de la mitad de ese precio. Pero no es lo mismo, claro.

6. El más delicado: Turrón de yema tostada Etiqueta negra ANTIU XIXONA
Si bien el turrón de yema quemada nació para aprovechar las yemas que se desechaban al hacer turrón de Alicante, hoy ya es un clásico navideño. Tiene fanáticos y detractores por partes iguales, pero si te gusta la crema catalana, éste es tu postre. La masa es bien blandita, hecha de mazapán y yemas y está tostadito en la superficie. El de Antiú Xixona está muy bueno. También el de Delaviuda, que es de una delicadeza increíble.

7.
El de mejor masa: torroncini mórbido alla mandorla PERINGOTTI
Si bien la mayoría de los turrones que se consumen en Argentina son de origen español, Italia también tiene lo suyo. La diferencia es que mientras en los españoles la almendra es la vedette, en el Piamonte lo que importa es la masa de miel. Los primeros tienen 60-65% de almendras y los segundos apenas 40%, pero que se nota el doble porque la masa es más blanda y sabrosa.  Nuestro preferido: el Peringotti. Quizás una de las golosinas más ricas que existan en este mundo. Su masa —perfumadísima, alimonada y untuosa— invita a comer uno atrás de otro. Una buena idea es la bolsita surtida de 130 gramos que trae turroncitos semiblandos y blandos de almendras y uno de chocolate con avellanas. Una maravilla.

9. El más crocante: guirlache de almendras 1880

Lo que acá mal llamamos crocante de almendras tiene un nombre oficial: guirlache, un turrón crocantísimo que viene en torta o en barra, hecho con 65% de almendras enteras y un caramelo de azúcar, limón y 13% de miel. Para quienes no lo conocen, es parecido al nougat que se usa molido en repostería o a las almendras acarameladas. Hay también de maní, que es más barato y sigue siendo muy rico, y alguno de avellanas, aunque es más raro. El que más nos gustó es el de 1880. Otra alternativa son los de La Casa y los de El Almendro, con o sin chocolate. Ambos están muy bien.

¿Cuál es tu turrón favorito? 

Por Carolina Aguirre

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios