13.03.2017

Netflix foodie: 5 series y documentales gastro que no podés dejar de ver

¿Sos de esos que se pasan horas buceando por el catálogo de la plataforma sin saber qué mirar? Guardá estas recomendaciones en tu cuenta.


Netflix se ha convertido en un paraíso para los foodies al tiempo que crece la oferta de series, documentales y películas en torno a nuestro tópico favorito: la comida. Claro que hay de todo en cuanto a calidad y duración, por eso, si no querés clavarte acá te dejamos una breve guía de recomendados para que veas.



KING GEORGES
Este simpatiquísimo documental que te va a hacer reír y enternecer a la vez, genera empatía desde el minuto uno explicando lo que muchos en este rubro ya saben, y los que los que miramos de afuera podemos intuir: hay que estar medio mal de la cabeza para trabajar en gastronomía. O al menos ser muy obsesivo y estar completamente dedicado a tu trabajo, en particular, “cuando tu día termina a la una de la mañana y empieza a las cinco”, según explica Georges Perrier mientras recorre encapuchado por el frío los pasillos del mercado central eligiendo productos para su restaurant. 

Este documental de Erika Frankel sigue los últimos meses del funcionamiento y el derrotero de este terco restaurateur quien dirigió el icónico Le Bec-Fin (considerado uno de los mejores restaurants de Philadelphia). Lo genial de Perrier es sin dudas su personalidad, chapado a la antigua en pose y estilo culinario, es el clásico chef francés con sombrero al que le encanta salir a hablar y brindar con los clientes, y que desparrama gritos en la cocina. Mientras intentan actualizar el menú y rescatar el lugar, sus empleados por momentos lo quieren como a un abuelo, y por otros lo odian como a un padre. Un interesante relato de lo que le sucedió a muchos en una generación de cocineros que no pudieron aggiornarse con éxito, mientras la cultura y los hábitos de los comensales cambiaron.



CHEF`S TABLE
La lista no podía no incluir al ya clásico de clásicos, el programa creado por David Gelb que llevó el show televisivo culinario a otro nivel, no sólo por su cuidada y tentadora estética (no se recomienda verlo con el estómago vacío), sino también por la narrativa y cierta humanización de la escena de high cuisine. 

En febrero se estrenó la última temporada (con una breve y muy recomendable temporada francesa en el medio) con algunas novedades. A diferencia las anteriores, esta temporada se caracteriza por exhibir personajes que se alejan en varios de los casos del estereotipo tradicional de chef, como por ejemplo, la monja veggie Jeong Kwan, y los descontracturados Ivan Orkin y Nancy Silverton, quienes además representan dos estilos de comida popular que uno no necesariamente asociaría con algo gourmet: el ramen y el pan. En este sentido, tocar aspectos culinarios poco contemplados antes es otra marca distintiva de la nueva temporada. Ambas cuestiones llegan al su punto culmine con el último capítulo de la temporada dedicado a Virgilio Martinez, el chef experimental de Central, un restaurant que lleva a cabo un interesantísimo e inusual trabajo de recuperación de ingredientes autóctonos y plasmado de biomas en el plato. Si bien la narrativa del programa cambió y el ritmo está un poco más lento, el programa ganó en contexto histórico y cultural.



FED UP
Netflix se convirtió en un buen lugar donde encontrar muy buenos documentales que se estrenan localmente y que son difíciles de conseguir. Es el caso de Fed Up, un dinámico docufilm escrito y dirigido por Stephanie Soechtig en el que se que investiga uno de los temas más candentes del momento en materia alimentaria: la guerra contra el azúcar. 

El tráiler de Fed Up (estrenado en el 2014 en los EEUU) abre con datos escalofriantes: para el año 2050, 1 de cada 3 norteamericanos tendrá diabetes y esta generación de chicos será la primera en tener una expectativa de vida menor que sus padres. No se trata de sensacionalismo, sino de un testimonio más que a la par de libros, artículos e investigaciones recientes que señalan al azúcar como el causante de las principales enfermedades modernas. Y es que si primero fue la sal, en los últimos años se ha comenzado una cruzada para tomar conciencia acerca del impacto que el azúcar (y en particular los derivados como el JMAF) tiene sobre nuestro cuerpo. 

Participan periodistas, cocineros y políticos que van desde caras conocidas como Bill Clinton o Michael Bloomberg a Michael Pollan pasando por Katie Kouric que narra el film. Se ve rápido, pero se digiere lento y te quedás pensando. Más data en el sitio oficial del documental. 



THE MIND OF A CHEF  
Si antes hablábamos del ramen como un estilo no necesariamente gourmet pero popular, esta serie creada por el canchero David Chang (responsable de Momofuku entre otros restaurants) y narrada por el gran Anthoy Bourdain, no tiene desperdicio para los foodies de alma. El eje de Mind es recorrer junto a Chang y distintos co-hosts que van rotando en cada temporada, los lugares, espacios y sabores que cada uno ama.

El plus de esta serie es poder ofrecer al público conocer más sobre las culturas que encierran estas delicias, y hacerlo en un lenguaje ATP. Con esto, los chefs muestran la gastronomía su país, su historia y tradiciones. El programa está producido por la PBS y se emite desde el 2012, aunque las primeras temporadas están disponibles en Netflix.



SOMM
Cerramos la lista de recomendaciones con un documental que se adentra en el mundo de las bebidas y cambia tenedores por sacacorchos. Somm sigue a cuatro candidatos con diferentes backgrounds que se preparan para dar el examen más prestigioso (y el más difícil) para un sommelier: el Master Sommelier. Muestra los meses y meses de entrenamiento, esto es, oler, degustar, viajar y estudiar para distinguir todo tipo de vinos. 

El film de Jason Wise es bastante exhaustivo y gráfico en cuanto a los procesos a los que los candidatos deben someterse, pero también muestra la cotidianidad de un sommelier: sus actividades, sus afectos, cómo manejan la competencia con otros, los lazos de amistad y camaradería, y por supuesto, la presión del examen (de 200 que lo toman entran sólo 5 ó 6 aprox.). ¿Una de las pruebas más difíciles? La cata a ciegas. Si pensabas que con tres o cuatro descriptores ya podías definir un vino, pensá de nuevo (uno de los protagonistas llega a esbozar como descriptor “aroma a envase plástico de pelotas de tenis recién abierto”). Para ojos y narices exigentes.
 
BONUS TRACK
Ants on a Shrimp
Si Chef’s Table te gustó y el mundo gourmand te intriga, no podés dejar de ver este excelente documental (estrenado brevemente durante el BAFICI) sobre NOMA, uno de los mejores restaurante del mundo con dos estrellas Michelin del carismático René Redzepi (cerró sus puertas el pasado mes para reabrir en otra locación de Dinamarca en 2018). En éste se muestra como Redzepi traslada a todo su equipo y cocina del país nórdico a Japón para dar un mes y medio de servicio en uno de los hoteles más caros de Tokio, en un tour de forcé tan estimulante visualmente como enervante. El equipo debe enfrentar todo tipo de obstáculos en un país que tiene una cultura culinaria milenaria, pero que también no podría estar más lejos de la cocina característica de Dinamarca. ¿Qué podemos esperar? Una versión un poco más realista de “Burnt” (aquel bodrio con Bradley Cooper) en donde hay presión, gritos y corridas, egos, preguntas existenciales, fracasos, obsesión, más egos, y claro que mucha y muy bella comida. Camarero, ¡deme dos!

 

Menciones especiales para Kampai! For the Love of Sake (donde se explora el misterioso mundo del vino de arroz japonés y su historia), Food Choices (en plena era Malcomidos un estudio del impacto que nuestras elecciones alimenticias tienen sobre nuestro organismo y el ambiente), Jiro Dreams of Sushi (acerca del único restaurant a la calle con tres estrellas Michelin en el subte de Tokio y su chef Jiro Ono) y Sour Grappes (sobre el escandaloso fraude millonario con vinos de exóticos de alta gama).

Por Laura Marajofsky


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios