28.08.2012

Sabores de São Paulo: breve tour gastronómico para una visita de fin de semana

Con restaurantes de alta gama y pintorescos mercados, São Paulo ha logrado posicionarse como un referente gastronómico en la región. Aquí, algunos de los highlights de la ciudad.


São Paulo es el corazón financiero de Sudamérica. Una ciudad donde se materializa la pujanza de Brasil como potencia mundial. Su economía representa casi una tercera parte del PBI brasileño. Pero São Paulo es mucho más que un centro de negocios. El turismo es una fuente cada vez más importante de ingresos. Y con razón. Reconocida como la capital cultural del país, se coloca a la vanguardia del diseño, la moda y la gastronomía de Sudamérica. Decenas de edificios de arquitectura sofisticada, museos de primer nivel, conciertos y espectáculos teatrales, paseos de compras, bares y restaurantes de alta gama hacen de “Sampa", como la llaman cariñosamente los lugareños, una ciudad dinámica, moderna y diversa que vale la pena visitar.

Con más de 15.000 restaurantes, 12.000 bares y 3200 panaderías, su oferta gastronómica es tan inabarcable como la ciudad misma. Si visitás la ciudad por apenas 48 horas, aquí te proponemos un breve tour culinario por el centro paulista.

PASEOS Y MERCADOS
Barrio Liberdade. El abanico de culturas que emigraron desde principio de siglo XX hicieron de la cocina paulista un collage de sabores que se fusionan entre sí: comida china, vietnamita, escandinava, japonesa, marroquí, árabe y judía pueblan la Torre de Babel que forma hoy su escena foodie. Sus más de 6000 pizzerías dan cuenta de la gran comunidad italiana y muchos aseguran que se puede comer mejor sushi que en Japón. Para esto último, hay que dirigirse al barrio Liberdade, donde se asienta la mayor comunidad japonesa fuera del país nipón. Ubicada sobre la Rua Galvão Bueno, la entrada está enmarcada por una imponente estructura roja que recrea los antiguos toriis, viejos arcos que señalaban el acceso a los templos sintoístas. Las lámparas suzuranto que decoran las calles principales marcan el perímetro de veinte manzanas a través de las cuales se extiende el barrio. Los domingos, miles de personas acuden para presenciar típicos espectáculos japoneses y degustar platos en los puestitos callejeros. Lo mejor es perderse en los mercaditos que venden desde kimonos, espadas samurai y vajillas de cerámica japonesa, hasta especias como jengibre y wasabi, té de arroz, hongos shitake, shimeji y jaleas de porotos.

Mercado Municipal Paulistano. Como en las ciudades más grandes del mundo, la visita al mercado principal es una forma de conocer el “detrás de escena” de su cocina. En el radio paulista hay alrededor de 13 de estos centros, pero el Mercado Municipal es el más famoso y uno de los puntos gastronómicos más tradicionales de la ciudad. En los más de sus 22.000 metros cuadrados, cientos de puestitos pintorescos se apiñan para ofrecer exóticas frutas y vegetales, quesos, vinos, delicatessens, todo tipo de mariscos y especias del mundo. El "Mercadão", como le llaman sus asiduos visitantes, se encuentra en un edificio neoclásico de principios de siglo XIX a orillas del río Tamanduateí. Llaman la atención los grandes ventanales de vitraux, obra del artista ruso Conrado Sorgenicht Filho, que retratan la actividad en las viejas plantaciones de café. Hoy cuenta con alrededor de 300 espacios comerciales, más de 1600 empleados y sigue desempeñando un papel clave en el suministro de alimentos de la ciudad.  El patio de comidas merece un capítulo aparte. Situado en el primer piso, se puede almorzar por unos pocos reales. El menú obligado es un titánico sándwich de mortadela que consta de miles de fetas apiladas entre pan francés maridado con una fría cerveza. También se pueden probar otros snacks locales, como los pasteles salados de carne, queso o palmito, o los famosos “blinhos” de bacalao, con un toque de aceitunas portuguesas.

RESTAURANTES
La oferta de restaurantes en São Paulo es tan amplia como diversa, sobre todo en lo que hace a establecimientos de alta gama. No es casual que el ranking anual que publica la revista Restaurant incluya al paulista D.O.M, (Rua Barão de Capabena 549, Jardins / T. +55 11 3088-0761) como el cuarto mejor del mundo, siendo, de esta forma, el mejor de Sudamérica. Su mentor es Alex Atala, cara visible del movimiento culinario del país. Conductor de un programa de televisión y autor de tres libros, Atala utiliza ingredientes brasileños y los prepara con técnicas francesas e italianas. Además de D.O.M., estos son algunos de los restaurantes que vale la pena conocer.

Arola Vintetres
Uno de los hechos que colocó a São Paulo en la escena gastronómica mundial es que el chef catalán Sergi Arola, ganador de dos estrellas Michelin por su restaurante La Broche, en Madrid, haya elegido a esta ciudad para instalar su primer emprendimiento sudamericano. Premiado como el Mejor Restaurante Español de Brasil en 2012 por la Guía Quatro Rodas, Arola Vintetres se encuentra en el piso 23 del lujoso hotel cinco estrellas Tivoli Mofarrej. Al salir del ascensor uno se topa con una vista imponente de la Avenida Paulista y los rascacielos que rodean el edificio. Posee una pequeña antesala con sillones y una gran barra iluminada con una DJ que toca en vivo. El ambiente es elegante y cosmopolita, pero no pierde la informalidad de un lounge. El salón principal está oculto detrás de una cava a la vista que contiene más de 2000 botellas, entre españolas y brasileñas. El chef paulista Fábio Andrade, con seis años de experiencia en el restaurante Arola Gastro de Madrid, despliega el concepto de “tapas gourmet”: una serie de pequeños platos que combinan la cocina catalana-española con la influencia de los ingredientes brasileños. 30 tipos de tapas y platos distintos, entre los que siempre están las patatas bravas confitadas, la terrina de foie gras casera con mermelada de tomate, el jamón ibérico de bellota, vieiras embutidas y las anchoas de Santoña. Luego siguen sus principales: la corvinata amarilla con emulsión de berros y cebolleta tierna o el lomo de kobe beef con bombones de tomate y aceituna negra.
(Alameda Santos 1437, Jardins / T. +55 11 3146-5923)

Restaurante Italiano Pomodori
Otro ejemplo de la vasta oferta de alta cocina que ofrece la ciudad. Fue elegido como el mejor restaurante italiano de São Paulo en 2011 por la revista local Folha. A diferencia de las populares e innumerables cantinas de inspiración napolitana, este es un lugar sofisticado y diminuto. La decoración encuentra un punto justo entre trazos modernos y rústicos que crean un ambiente acogedor, ideal para parejas y grupos de amigos que quieren degustar las pastas hechas a mano. De entrada, tostadas con salsa y hierbas, mozzarellas de búfala con aceite de oliva y salames. En los principales sorprenden los ravioli de langostinos con salsa de lentejas y foie gras. Otro de los platos más aclamados son los ñoquis de funghi porcini a la crema de queso tallegio y speck crocante. La carta de vinos está bien escogida, con un muy buen asesoramiento del sommelier residente.
(Rua Dr. Renato Paes de Barros 534, Itaim Bibi / T. +55 11 3168-3123)

Figueira Grupo Rubaiyat
Una higuera colosal de más de un siglo en medio del salón, un ambiente de pretensiones escenográficas y los fuegos manejados por el chef argentino Francis Mallmann. Esa era la propuesta inicial de Figueira Rubaiyat cuando abrió hace más de diez años. La especialidad de la casa son las carnes y algunos pescados, que se cocinan con un fuego intenso que a veces supera los 500 grados. También sale mucho la feijoada, uno de los platos más típicos del recetario brasileño, junto con un guiso a base de frijoles negros con un sinfín de acompañamientos, como torreznos y farofa (harina de mandioca refrita). Además, posee una de las cartas de vinos más completas, con variedad de etiquetas francesas, italianas y americanas. Hoy está al mando la chef argentina Paola Carosella, que incorporó a la carta carnes de otros orígenes, como cortes australianos.
(Rua Haddock Lobo 1738, Jardins / T. +55 11 3087-1399)

DONDE ALOJARSE Y COMO LLEGAR
Localizado en el corazón del barrio Jardins, el hotel Tivoli Moffarej -perteneciente a la cadena portuguesa de cinco estrellas Tivoli- es una de las propuestas más exclusivas de la capital económica brasileña. A unas cuadras de la avenida Paulista, una de las más importantes de la ciudad, es una imponente torre de 23 pisos que contiene 220 habitaciones, incluida la suite presidencial más grande de Latinoamérica de 750 metros cuadrados, inaugurada por la propia Cristina Kirchner durante un viaje en 2009. Renovado por la arquitecta Patricia Anastassidis, la decoración es moderna y elegante, con orquídeas de colores que visten todas las habitaciones. El Elements Spa, de la prestigiosa cadena asiática Banyan Tree, es uno de los baluartes del hotel y la única sucursal de Sudamérica. Además, cuenta con múltiples salas de conferencias, un equipado gimnasio, y una piscina climatizada al aire libre de un distintivo color naranja. LAN opera dos vuelos diarios directos a São Paulo y otros dos vuelos vía Santiago de Chile. Ventas y consultas: 0-810-9999-LAN (526).

Por Rosario Fernández Arias

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios