14.09.2012

Todo lo que debés saber antes de comprar una cocina

¿Tu horno no levanta más de 150º? ¿Se destartalan las bandejas? ¿Todo te sale mal? Tal vez necesites una nueva cocina. Cómo elegirla, cuánta plata hay que gastar y qué modelos están buenos.


¿Te gusta cocinar pero en el horno de lata que tenés en tu casa la pizza no toma piso? ¿La lasaña no gratina y hacer una colita de cuadril puede tomarte una semana? Es hora de que te deshagas de esa cafetera a pedales y te compres un buen horno. ¿Pero cuál?

Empezá por saber que los hornos modernos son de diseño sofisticado, autolimpiantes y además algunos incluyen grill eléctrico, calienta platos y otras delicias de la vida moderna. Y que detrás de esos carenados de acero se esconde un universo de sutiles diferencias que se traducen rápidamente en billetes a la hora de la compra. Podés gastar poca plata o invertir un dineral en una cocina de última generación y seguir haciendo la misma pizza sin onda, la lasaña aguachenta y el cuadril quemado.

Si no querés pifiarla, prestá atención a estos tips que te pasamos para dejar en el olvido los malos platos de tu cocina.

COCINAS FOR DUMMIES
Son pocas las cosas que debés tener claras a la hora de comprar, pero son muy importantes. Atento:

1. Podrá parecer una obviedad, pero es fundamental: debés saber exactamente el tamaño de cocina que necesitás. Las estándar vienen de 56 y 60 cm de ancho, pero hay de hasta 120 cm. Así es que medí bien antes de salir de compras.

2. El suministro de gas natural es clave. Mientras que en la ciudad esto está cubierto, en las afueras no siempre tenés red y no todas las cocinas se pueden usar con gas envasado. En ese caso, te conviene comprar una multigas.

3. Las cocinas durables y fáciles de limpiar son las que están construidas en piezas enteras de acero inoxidable. Claro, son las más caras, pero valen la pena. Los modelos enlozados se rompen, sus pinturas se saltan o se manchan y al final tenés que cambiarlos.

4. El interior autolimpiante ayuda. El concepto por el que funcionan es el de “pirolisis de grasas”, es decir que en la medida en que lo hacés funcionar se queman los residuos adheridos a sus paredes. Pero ojo que eso no alcanza si cocinás grasas todos los días. En ese caso, tendrás que limpiarlo manualmente.

5. Las cocinas domésticas rara vez superan los 180ºC, por lo que debés evaluar el tipo de cocciones que te gusta hacer: carnes bien doradas, por ejemplo, son difíciles con esta temperatura. Una cocina semi industrial, en cambio, puede llegar a los 260ºC sin muchas dificultades.

6. Algunas cocinas empotradas de gas requieren una salida de escape (es decir, un agujero en la pared), cosa que no es fácil de hacer en un edificio, por ejemplo. Así que asegurate de que tengas esa salida disponible. Sino, podés poner unos billetes más y elegir un horno con “circulación convectiva”, que respira por su frente y no precisa salida de gases. Localmente, sólo la marca Smeg tiene un modelo así.

7. Las puertas vidriadas son cómodas porque te permiten ver cómo marcha la cocción, pero si no están doblemente aisladas te vas a quemar con sólo rozarlas.

COCINAS DE GAMA MEDIA
Hay una gama media de cocinas que se consiguen en casas como Garbarino o en páginas de internet como electropuntonet.com. Tienen buenos detalles que las diferencian de las cocinas más simples y hacen que convenga invertir un peso más. Mientras que una cocina simple cuesta unos $1800, estas parten del doble. Algunos buenos modelos son:

Electrolux EC56BBR ($3200), estética y práctica
Con 56 cm de ancho, es un estándar de cocina que tiene un diseño concebido para el hogar con ciertos detalles interesantes. Por ejemplo: si bien es enlozado, la plancha superior es de acero inox; viene con un interior autolimpiante y tiene una puerta con doble vidriado. Es, de paso, una cocina multigas y, como muchas de su clase tiene una válvula de seguridad en el horno. Sólo viene en color blanco.

Orbis 954ACO ($3850), el Falcon de las cocinas sencillas
Con 55 cm de ancho, hay repuestos en todas partes, los instaladores las conocen de memoria y cuentan con una larga lista de compradores que pueden dar testimonio. A favor, es autolimpiante y está construida en acero inox de alta calidad. Tiene una linda pinta, cuenta con encendido eléctrico –oculto dentro de cada hornalla– y es multigas. En contra: puede resultar un poco dura de operar.

Ariston CG 54S G1 H-X ($4739), para una cocina lookeada
Es italiana y está ensamblada en la Argentina (por ahora). Famosa por sus buenas terminaciones y su prestancia, Ariston tiene cocinas que da gusto ver funcionar. Con doble vidriado aislante en la tapa, este modelo es de acero inoxidable e incorpora la tapa para las hornallas, muy útil en caso de que la mesada de tu cocina sea corta y precises más espacio. Tiene, a su vez, dos detalles top: uno es el grill eléctrico, que permite lograr gratinados muy parejos; el otro, la luz viene desde arriba, por lo que se ve bien cómo opera la cocción. Trabaja con gas de red, aunque se puede modificar, técnico mediante.

Domec CIN1260 ($5700), argentina y duradera
Una clásica cocina de 60cm de frente, con tres niveles de cocción y encendido eléctrico en todos los quemadores, que están dispuestos en cruz. De acero inoxidable, con la tapa doblemente vidriada, su cajón parrilla desliza sobre unos rodillos que la hace fácilmente extraíble. Tiene timer incorporado y no vas a tener problemas de repuestos en caso de que se rompa algo.

SEMI INDUSTRIALES
Estas cocinas en general son adaptaciones de aparatos desarrollados para los restaurantes. Eso las convierte en un “fierro” durable y que hay que saber limpiar para evitar accidentes. Construidas en acero inoxidable, los detalles a observar en cada caso son: los materiales de los quemadores –ideal que sean de aluminio fundido– y la facilidad para desarmarlas, además del tamaño, claro. No traen cajón parrilla. Se compran en sus casas matrices o en bazares de la calle Jujuy. Dos marcas clásicas son:

Morelli Línea Country 600 ($3800), para foodies

Es una cocina de 60 cm que, a simple vista, no enamorará a tus visitas. Eso lo tendrás que hacer vos con lo que saques del horno, ya que hace tres años Morelli propone esta gama pensada para los hobbistas de la cocina, con quemadores de aluminio fundido y en forma de roseta, de mayor potencia, cuya cubierta se remueve fácilmente. Para las perillas no emplea baquelita sino plástico resistente a las altas temperaturas. Y el interior, en la parte baja, lleva ladrillo refractario para conservar el calor y darle piso a tus comidas. Tiene además un indicador de temperatura analógico. Fabricadas en Rosario, podés chusmearlas en morelli.com.ar.

Corbelli CF 90 ($5400), un fierro
Otra de las cocinas de fabricación nacional y de uso semi industrial largamente probada. Corbelli –con sede en Lomas de Zamora– construye estas máquinas de acero inox de alta calidad. Se destaca, por lejos, la cocina de 90 cm –en la que podés hacer hasta un lechón– con quemadores de fundición con tratamiento termo resistente y piso de horno con tejuelas refractarias. A las cuatro hornallas clásicas le suma un quemador en estrella, perfecto para usar un wok grande. A favor, la durabilidad y facilidad de uso. En contra, la estética. Encargala en corbelli.com.ar

ALTA GAMA
En cocinas high class, Guillermo Moreno mediante, la cosa no está muy poblada. En el mercado dicen que pronto habrá más made in Argentina, ya que existen empresas nacionales que se han lanzado a cubrir este nicho, como así también extranjeras que han decidido ensamblar en el país. Cualquiera sea el caso, de lo que se consigue hoy, una parece estar por encima del resto:

Smeg SCV95XAR ($14.000), para invitar a tus amigos a verte cocinar
Italianas, las cocinas Smeg se caracterizan por su buena terminación, sus materiales de primera y un diseño de vanguardia, tal y como lo muestra esta cocina mixta de 90 cm. Por un lado, trabaja con cinco hornallas alimentadas a gas –una de ellas triple corona, de alto rendimiento–; por otro, tiene 108 litros de horno eléctrico multifunción, que asegura una cocción pareja. Con innumerables programas, te permite desde calentar los platos hasta hacer una cocción full gratinado en un solo paso. Construida en acero inox de tipo quirúrgico, es un aparato industrial y de diseño. El único problema es el precio. Y el tiempo de entrega: no menos de dos meses, según su distribuidor oficial (Smeg Store, Juan B Justo 1259).

HORNOS ELECTRICOS

En la Argentina tenemos la costumbre de cocinar a gas y miramos con desconfianza al horno eléctrico. Pero lo cierto es que, además de ser más seguros, son claramente más prácticos. La tendencia mundial hacia el desarrollo de hornos empotrados se afianza con fuerza en una medida: 60x60cm. Y mientras los nuevos desarrollos inmobiliarios tienden a suprimir las instalaciones de gas porque son complicadas y difíciles de aprobar, los hornos eléctricos parecen ser el futuro. Un buen ejemplo sería el Domec H8RTS Reflex ($4500), que tiene el frente espejado, con doble vidriado y está construido en acero inox. Es autolimpiante, tiene spiedo, termostato y reloj digital. Un lindo chiche que te permite llegar hasta 220ºC, con ventiladores, diez puntos de cocción y gratinador.

Por Joaquín Hidalgo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios