08.05.2012

Un foodtruck que ofrecía panchos, hamburguesas y sexo al paso

Por un par de dólares extra, esta cuarentona pulposa brindaba almuerzos de dorapa y con final feliz.


La crisis económica y una fuerte competencia en el rubro gastronómico ha empujado a los propietarios de los camiones de alimentos a tomar medidas desesperadas... y también creativas.

Es el caso de la estadounidense Catherine Scalia, de Long Island, una emprendedora mujer de 45 años que instaló un foodtruck sobre la calle Baldwin, para vender panchos, hamburguesas… y un servicio de acompañante express. Esto último se supo a raíz de que la señora fue arrestada por un agente encubierto, quien compró dos panchos por 5 dólares y a quien ella ofreció, por 50 dólares extras, sus servicios sexuales. Por el hecho, Catherine estuvo presa 5 días.

La noticia cobró gran repercusión en la prensa local y nacional e hizo que la “Hot Dog Hooker”, como la llaman a partir de ahora ("la prostituta de los perros calientes"), ganara cierta popularidad. Cuando fue liberada, la esperaban en la puerta periodistas y fanáticos. Ella salió sonriendo, aplaudiendo y agarrándose los pechos: “Soy sexy y lo sé. Si Pamela Anderson puede mostrar su delantera, yo también puedo",  gritaba la vendedora de panchos hot.

Ese día, Catherine aseguró que el puesto de panchos de la calle Baldwin seguiría abierto para “hacer negocios”. Sin embargo, tres horas después de su reapertura, la policía lo clausuró alegando que sobre esa calle no está permitida la instalación de comercios gastronómicos.
 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios