12.12.2011

Una duda: ¿por qué el bocadito Cabsha ahora es más feo?

Es una las golosinas más populares del kiosco, pero ya no es lo que solía ser. ¿Fase pasajera o calidad perdida para siempre?


Es lindo saber que hay golosinas con historia que forman parte de la identidad del paladar argento capaces de sobrevivir en el tiempo y pasar su consumo de generación en generación. Lo que no es tan lindo es que la tradición se vea aquejada por un notorio bajón de calidad, como es el caso del bocadito Cabsha, un clásico de los kioscos.

Creada en el siglo XX por el inmigrante y chocolatier ruso Abrascha Benski, esta deliciosa invención de cápsulas de masa de hostia rellenas de dulce de leche y bañadas en chocolate, hoy en manos de la empresa Arcor, se muestra adocenada. Según probamos recientemente, la versión clásica se presenta con claro gusto a grasa en el chocolate, un dulce de leche pegajoso en el paladar, escaso aroma y varios cuerpos de distancia con la calidad de otrora.

Por lo menos, el clásico envoltorio de papel metalizado resiste, reconocible y casi intacto, pero es un consuelo más soso que el sabor actual de los bocaditos. ¿Será una fase pasajera u otra partida ganada por el vil aceite vegetal hidrogenado? Esa es la cuestión y el desafío, amigos. 


¿Les parece que el Cabsha de ahora es peor que el de antes?

¿Qué otra golosina creen que cambió para mal?

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios