25.09.2012

Una pena: la fruta más brillante del mundo no se puede comer

Parece un racimo de arándonos metalizados, pero son los frutos de una planta africana. Más de un pastelero quisiera tenerla como ingrediente de sus postres, pero no es comestible.

 Pollia condensata

Este fruto podría presumir de ser el más brillante de la naturaleza. Más que la mariposas azules y los escarabajos metalizados. Crece en Etiopía, Mozambique, Tanzania y otros países africanos y según un estudio reciente de la Universidad de Cambridge, esta suerte de arándano iridiscente es el elemento natural con el color más intenso del planeta. Lástima que no se pueda comer.

Los investigadores descubrieron que el color de la Pollia Condensata, tal su nombre científico, no aparece gracias a un pigmento, sino a que las células de la fruta forman hebras de celulosa enrolladas que reflejan la luz. La distribución asimétrica de estas hebras provoca su iridiscencia. Según se conoce hasta el momento, no hay otros ejemplos de elementos brillantes similares en el mundo vegetal.

Según afirman en el estudio, la fruta no tiene ningún valor nutricional: solo contiene semillas. Al parecer, el brillo la convierte en un elemento irresistible para los pájaros, que atraídos por sus reflejos terminan esparciéndolas para reproducir la especie.

¿Cuánto tardará en aparecer el primer vegetariano que intente hacer brotes de las semillas de la Pollia Condensata? 

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios