20.08.2010

¿Cómo serán las golosinas del futuro?

¿Llegó el fin del chocolate con leche? ¿Se vienen los alfajores moleculares? Enterate en esta nota.


El pasado mes de mayo se llevó a cabo en Chicago la Sweets&Snack, una de las ferias más importantes del mundo en materia de dulces y golosinas. Con más de 450 stands dedicados a mostrar cada caramelo, dulce y snack habido y por haber (tachos gigantes de gomitas con forma de osos, tabletas cubiertas de confites, pretzels de chocolate) la expo dejó entrever algunos indicios sobre qué nos depara el futuro de los quioscos. Estas son las principales tendencias.

1. Cambio: sale chocolate con leche; entra chocolate amargo.
Ahora la vedette es el chocolate negro, gracias a sus poderes antioxidantes. Si antes, se acostumbraba que los chocolates fueran 65% de cacao y el resto azúcar y manteca de cacao, hoy la cosa pasa por los chocolates con un 85% de cacao, con un toque de vainilla que ayuda a balancear el amargor (mejor si es de Madagascar). Incluso Kit Kat acaba de sacar una línea Dark en los Estados Unidos.

2. La miel viene en alza
Siguiendo la tendencia creciente del consumo orgánico, las compañías de caramelos dan un paso hacia esa dirección y proponen snacks a base de miel orgánica. Jelly Belly, la principal marca productora de gomitas de Norteamérica, acaba de lanzar a la venta Honey Bean, elaborado con miel de flores silvestres. El sabor fue elegido entre 11.000 votantes de la feria como el mejor entre los nuevos. Pero no son los únicos. GloryBee Foods HoneyStix ahora lanza su famoso Pixie Stix -una suerte de caramelo fizz en polvo- con sabor a miel natural. También Gimbal’s Honey Lovers tiene una línea nueva de grageas de gelatinas con sabor de arándano y miel.

3. El triunfal regreso del baño de chocolate
Todo sabe mejor cuando está bañado en chocolate, incluyendo, aparentemente, papas fritas, gomitas y hasta unas rosquillas con chips de… chocolate. Y las empresas se aprovechan. Toblerone lanzó una barra de frutillas con una cobertura de chocolate. M&M’s debuta con unos Pretzels cubiertos con el tradicional chocolate de la marca y su cobertura de colores. También las Raisinets Montmorency Tart Cherries vienen bañadas en chocolate negro. También los Peeps cubiertos de chocolate –primoroso pajaritos de azúcar ahogados en chocolate negro o con leche- que fue la golosina más aclamada de la exposición.
 
4. El tamaño importa; y si es chiquito, mejor
Quizás sea el resultado de la nueva locura por el pack de las 100 calorías, o quizás porque las compañías de dulces se están alineando con la nueva onda “quiero estar delgada pero no resigno mis gustos dulces”. Lo cierto es que la tendencia es achicar las porciones de las golosinas. El nuevo Reese’s Minis es un deseo miniatura recubierto de chocolate y manteca de maní que se come de un bocado. Y el Butterfingers Sanck una golosina a base de manteca de maní, achicó su pack aunque la nueva barra viene más plana y crocante que nunca. O las Hershey’s Drops, unas galletitas que vienen con crema del cielo. Con cualquiera de estas nuevas golosinas podés comerte un par y no sentir que le debés tres horas al aparato de fitness.

5. Cargamentos de regaliz

El regaliz estaba en todas partes de la feria como si fuera “el” nuevo sabor. Vimos docenas de productos que lo incluían, desde tabletas de manzana verde y regaliz, a uvas rojas saborizadas con esta raíz. Con Rips Whips tus hijos pueden pasarse horas saboreando este brazalete comestible, o con Goetze's Gourmet Licorice Caramel Creams que viene fortificada con calcio y fibra. ¿Por qué este nuevo despertar del regaliz? Se sospecha que con la actual situación económica en EE.UU. la gente no quiere gastar en nada nuevo, y los clásicos baratos de la infancia emergen como sabores seguros.

6. Golosinas moleculares

Tal vez siguiendo la moda de la gastronomía molecular, este año las compañías están incorporando burbujas, aire o capas a los nuevos productos. Algunos ejemplos presentados en la feria de Chicago fueron el 3 Musketeers, Truffle Crisp Bar y Bloomsberry Bubble Chocolate. Pero nada se comprara con Le Whif, un chocolate para inhalar creado por un profesor de Harvard, que ahora también viene sabor chocolate. Con un sorbo de aire y chocolate, sin las calorías o la engordante manteca de cacao, vas a poder darte el gusto sin culpa alguna. Y encima, parecer un teen cuando andes por la calle.


por Vanesa Klover

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios