23.04.2010

¿Porqué fracasan los restaurantes de los famosos?: estas son las 10 celebridades que peor la pasaron al frente de un restaurante

Las estrellas resultan un fracaso completo cuando deciden abrir un restaurante. Estos son los 10 famosos que peor la pasaron en el negocio gastronómico.

famosos con restaurante

Tienen millones y el mundo se rinde a sus pies. Todo lo que tocan lo convierten en oro, pero hay algo que no pueden tener: un restaurante exitoso. A lo largo de los últimos años, casi todos los famosos de Hollywood que emprendieron negocios gastronómicos terminaron cerrando al poco tiempo. “No puede ser tan difícil, y además con la fama que tengo…”, habrán pensado antes de abrir, pero terminaron escapando por la puerta trasera, con deudas y juicios millonarios. Esta es la lista de los diez famosos que peor la pasaron al frente de un restaurante:

1. Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis y Sylvester Stallone, con Planet Hollywood
En 1996, los tres fortachones del cine de acción inauguraron Planet Hollywood, un local concebido no sólo para comer sino también como museo de objetos hollywoodenses. A los dos años, las pérdidas eran millonarias y el trío casi termina a los puños en la cocina del restaurante. En 2000, Arnold dejó la sociedad y la cadena, quebrada, fue adquirida por nuevos dueños.

2. Denzel Washington y Eddie Murphy, con Georgia
Juntos, los dos actores invirtieron en un restaurante de comida sureña en Los Ángeles, llamado Georgia. También participó el ochentoso basquetbolista de la NBA, Kareem Abdul-Jabbar. El local abrió en 1993 y en 2000 cerró sus puertas. Dicen que nunca pagaron el alquiler.

3. Claudia Schiffer, Naomi Campbell y Elle Macpherson, con Fashion Café
Las tres supermodelos cosecharon millones en las pasarelas pero la están pasando bastante mal con Fashion Café, la pata gastronómica de sus imperios. La franquicia no logra levantar cabeza y cerró sus puertas en España, al año y medio de haber sido inaugurada la sucursal de Barcelona, al igual que en otros países de Europa. Las chicas están pensando seriamente en hacer desfiles en el local, bien ligeritas de ropa, para aumentar el flujo de clientes.

4. Steven Spielberg, con Dive
El creador de ET es un experto de la ciencia ficción, pero no hubo efecto especial que pudiera salvarlo del desastre de Dive. El restaurante, con un enorme submarino amarillo en la puerta, estaba ubicado en uno de los barrios más coquetos de Los Ángeles pero sucumbió en enero de 1999. El submarino se subastó por seis dólares y dicen que lo compró un linyera que justo pasaba por ahí en el momento del remate.

5. Woody Harrelson, con O2
El actor de Asesinos por Naturaleza es un vegetariano fanático y gastó una fortuna en abrir O2, el primer “bar de oxígeno” de Sunset Boulevard. Los clientes pagaban 13 dólares para obtener un shot de oxígeno, a través de pipas saborizadas. Sin embargo, el negocio fue un desastre y debió ser relocalizado, aunque nadie sabe a ciencia cierta a donde fue a parar.

6. Matt Damon y Ben Affleck, con The Continental
Aunque pasaron años negándolo, ambos galanes eran propietarios del restó The Continental, en Beverly Hills, al que habitualmente asistían colegas como Winona Ryder, Sandra Bullock y René Zellweger. A fines de 2001, Damond y Affleck vendieron su parte con pérdidas que, según sus acreedores, rondaban los 100.000 dólares mensuales.

7. Kevin Costner, con The Clubhouse
El rubicundo actor no sólo ha perdido el jopito que lo hizo tan famoso sino que también se quedó sin restaurante. Sucede que The Clubhouse, el negocio que había fundado en 2000 en Costa Mesa, California, finalmente cerró sus puertas el 31 de diciembre de 2009.

8. Dennis Hooper y los hermanos Peter y Jane Fonda, con Thunder Roadhouse Café
Dennis Hooper, el actor que brilló  en el film Blue Velvet, de David Lynch; y los hermanos Peter y Jane Fonda, creyeron que Thunder Roadhouse Café, el primer bar temático para motociclistas de Sunset Boulevard, iba a ser un suceso indiscutido. En este caso, el local fue arrasado por un incendio en 1997 y jamás volvió a abrir sus puertas. La versión más fuerte dice que un motociclista inició el fuego en la zona de los toilettes porque le sirvieron un puré viejo.

9. Liza Minelli y Dudley Moore, con 72 Market Street
Otro restaurante que no duró  demasiado fue 72 Market Street, en Venice Beach, Los Angeles. En noviembre de 2000, a sólo catorce meses de su apertura, el establecimiento de la archipremiada cantante Liza Minelli y el actor británico Dudley Moore cerró sus puertas. ¿La razón?: pérdidas y más pérdidas.

10. Paul Newmann, con Hampton´s
Antes de morir, en septiembre de 2008, el gran actor norteamericano creyó que su restaurante de hamburguesas en Highland Avenue, Hollywood, lo iba a trascender durante muchos años. Por desgracia, la familia del actor no quiso hacerse cargo de Hampton´s, que acumulaba una deuda abultada y varios juicios del personal. El año pasado, el local cerró y en su lugar se construyó un complejo de apartamentos, para que el gran Paul descanse en paz.


Por Vanesa Klover

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios