El Malbec explicado en cifras

El Instituto Nacional de Vitivinicultura dio a conocer un informe estadístico sobre el Malbec. Números en blanco y negro. Y algunas dudas para el varietal estrella.

VIÑEDOS DE ALTAVISTA EN LA CONSULTA
FOTO ESTUDIO FEDERICO GARCIA

Es notable el ascenso del Malbec. De ser una uva que ocupaba la periferia en la década de los ochenta, se convirtió en un fenómeno publicitario y de consumo dos décadas después. Por ello, la variedad insignia del vino argentino ofrece guarismos que merecen cierta atención por lo que explican. Por ejemplo, que el Malbec, más que argentino, es mendocino.

Con 31 mil hectáreas plantadas en todo el territorio nacional, Mendoza acumula unas 26.660, es decir, el 86% del total. Seguido muy de lejos San Juan, con un 6%, Salta con el 2,3%, mientras que la región patagónica acumula entre Neuquén y Río Negro casi el 3%.

El dato es interesante. Mientras que la provincia cuyana es la que mayor cantidad de Malbec tiene en términos globales, Neuquén o Salta la tienen como verdadera protagonista del mix de sus uvas. Comparemos: en Mendoza ocupa 17 hectáreas de cada 100 plantadas con vid; en la provincia austral, 36 cada 100; número que en Salta desciende a poco menos de 28 cada 100. De lo que se deduce que para estas últimas es una uva realmente estratégica.

Diferencias provinciales aparte, los datos que se desprenden del estudio publicado a mediados de mayo por el Instituto Nacional de Vitivinicultura también arrojan luz sobre aspectos menos conocidos del varietal. Por ejemplo, que a contar de 1993, año que el trabajo toma como base, el Malbec pasó de tener unas casi 10 mil hectáreas plantadas a rozar las 21 mil apenas una década más tarde. En este período, el Malbec creció más aceleradamente fuera de Mendoza, para luego ajustar los tantos en los 31 mil hectáreas de hoy con un crecimiento parejo.

Gato por liebre
Siempre siguiendo las cifras oficiales, la producción de uvas en la cosecha 2011 con destino a vino fue 28 millones de quintales. De la variedad Malbec en particular se vinificaron 3 millones de quintales. El dato aislado no dice mucho. No obstante esconde un detalle: mientras que la cantidad de hectáreas aumentó poco más del 300%, la producción de uva Malbec lo hizo por poco menos de un mil por ciento, siempre comparando con el año 1993.

Es diferencia indicaría que el rendimiento por hectárea mejoró notablemente en esos años, contra todo lo que se dictaba en la industria. Siempre se equiparó la calidad con la baja productividad, pero las cuentas gruesas indican todo lo contrario. Y esto es posible, no tanto por un milagro productivo, sino a que se declaró mucha uva como Malbec sin serlo, particularmente a contar de 2006. El informe del INV no dice nada al respecto (tampoco se propone desenmascararlo, no es su objetivo), pero habría que analizar las otras uvas para aportar un dato duro sobre lo que es un secreto a voces entre las bodegas locales.

Cuánto Malbec bebemos
Sospechas aparte, los números de liberación y despacho de producto son contundentes: en 2011 los argentinos bebimos una botella de Malbec de cada cuatro con mención varietal. Es decir, que bebimos poco más de 51,3 millones de litros de Malbec ese año, algo más de 70 millones de botellas, o visto en la perspectiva individual, dos botellas y media por habitante mayor de 18 años. Número que no parece grande, es verdad –pensarse a uno como consumidor puede hacer que la estadística parezca falsa-, pero que es una verdad numérica a tener en cuenta a la hora de hablar del boom del Malbec, al menos puertas adentro. Más aún los datos del mercado afirman que un argentino bebe 24 litros de vino al año.

Por último, la verdadera raíz del boom, como es esperable, hay que buscarla puertas afuera: en 2011 nuestro país exportó 92 millones de litros del varietal, contra 311 en todo concepto, en consonancia con una tendencia sostenida desde 2006. Es decir que uno de cada tres litros de vino argentino que se bebió fuera durante el año pasado fue algún Malbec nacional.

Y como también nos sucede con los deportistas, cantantes y astros argentinos en el mundo, todo lo que se dice afuera sobre ellos es santa palabra puertas adentro.

Esta nota fue publicada en La Mañana de Neuquén el domingo 3 de junio de 2012.

Dejá tu comentario:

Comentá usando tu usuario de Facebook:

O ingresando tus datos: