Pinot noir: qué necesitás saber para beberlo (y cuáles probar)

De las variedades que llegan a la góndola es la que da vinos más diferentes. Por eso, a la hora de las copas, causa cierta decepción en los tomadores de tintos. En esta nota te cuento por qué.

Pinot_noir

Para el consumidor de vinos promedio, que adora al Malbec por su facilidad de paladar, el Pinot Noir supone un enigma. Primero, porque no está familiarizado con esta uva ni con su sabor; segundo, porque no logra comprender por qué tanta manija con el tema: especialistas, sommelier, cocineros, todos hablan con cierta reverencia del Pinot Noir, lo que genera curiosidad y rechazo esnobista al mismo tiempo.

Todo eso es cierto. Y también es cierto que, por la escasa incidencia que tiene la variedad en términos reales –de hectáreas cultivadas, de venta- y por lo elevado de su precio, todo lo que rodea al Pinot Noir es exclusivo y hasta cierto punto excluyente. Eso, en la medida en que no se cruza la barrera y se empieza a conocer un poco sobre una de las uvas más curiosas, caprichosas y distintivas del mundo.

Lo que hay que saber
El Pinot Noir es una de las variedades de uva más antiguas, cultivada desde siempre en Borgoña y Champagne, Francia, donde es el corazón de sus vinos más famosos. De un comportamiento errático si la comparamos con un Malbec, el asunto con el Pinot es que son pocos quienes saben tratarlo bien en el viñedo y eso ya traza la primera barrera para su escasez.

La razón de esa dificultad es cromosómica. Según estudios recientes que codificaron el genoma de la vid, el Pinot Noir tiene una genética inestable que produce mutaciones con facilidad. De ahí que las selecciones de plantas son la clave de un buen viñedo (y por ende para un buen vino), junto con las condiciones de suelo y clima. A la fecha, las bodegas que quieren hacer punta en su elaboración apuestan por viñedos clonales –cuya genética fue especialmente elegida y es idéntica entre todas las plantas- y al mismo tiempo ensayan con suelos, alturas y temperaturas más frías para conseguir el Pinot ideal.

Sin ir más lejos, hoy es posible hallar Pinot a 1500 metros sobre el nivel del mar en suelos calcáreos -como en el Valle de Uco- o bien en cultivos a 300 metros y en suelos de matriz arcillo limosa, como en Neuquén y Río Negro. Y en esa misma sintonía, incluso podés probar vinos elaborados con clones específicos, como 777, 115 o R4 entre los más frecuentes ( ya que se estiman unos 200 a nivel global).

En pocas palabras, en nuestro país el Pinot está hoy en fase de investigación y adaptación. Es por ello que, por ahora, resulta una variedad difícil y para especialistas. Pero –siempre hay un pero escondido en todo- precisamente por su escasez y rareza, da vinos muy singulares y atractivos, que desafían al paladar y encienden el motor de la curiosidad.

Sabor único
En cuanto a la paleta de sabores que ofrece el Pinot Noir, lo primero que hay que tener en cuenta es que no da vinos de cuerpo. Todo lo contrario. Un buen Pinot tiende a la ligereza, a proponer una sensación algo acuosa, pero con una alta intensidad de sabor frutal, de tierra y de hongos, y, sobre todo, una textura de tersa y sedosa, que a veces recuerda a la tiza o al polvo. Lo que se traduce, al menos en la mayoría de los bebedores locales en una sensación de extrañeza la primera vez que lo prueban. Acostumbrados a la gordura de un Malbec, la liviandad del Pinot es como poner a dieta el paladar.

Pero esa es su principal virtud. Ofrecer un sabor diferente. Un sabor que renueva la boca y que, sobre todo, propone un camino de aprendizaje que va desde una primera decepción a la costumbre a un encantamiento progresivo hacia la búsqueda y la sofisticación.

En nuestro país existe una carrera no declarada por conseguir el mejor Pinot Noir. Y eso, porque aún es una variedad vacante de la que ninguna bodega ha conseguido apropiarse. Sin embargo, hay excelentes vinos disponibles entre la treintena que pueblan la góndola. Los que hay que probar sin dudas, son:

Zorzal Terroir Único Pinot Noir 2010 ($62). En las alturas de Uco, precisamente en Gualtallary, Zorzal Wines da forma a este varietal que ofrece una aromática intensa y frutada, con una boca lineal y tirante, con textura de tiza.

Saurus Pinot Noir 2011 ($70). Uno de los accesibles ejemplares patagónicos, producido con uvas de San patricio, en Neuquén, está elaborado con una combinación de clones y ofrece una aromática de frutas rojas, con un paso envolvente y fresco. Una excelente puerta de ingreso al mundo Pinot.

Maula Oak Pinot Noir 2011 ($85). Producido por Bodega Margot en Mendoza, ofrece una aromática delicada y frutal con una boca de acidez moderada y cuerpo y untuosidad media, en la que asoma un trazo ahumado.

Animal Pinot Noir 2010 ($86). Elaborado por Ernesto Catena con uvas de Valle de Uco, es un varietal en el que manda la fruta roja, con un paladar suave y ligero que, por su frescura, le gustará mucho a los bebedores de vinos blancos.

Salentein Reserva Pinot Noir 2011 ($95). Con uvas del alto Valle de Uco, la casa de capitales holandeses produce uno de los más finos Pinot de la provincia de Mendoza. Es fragante y se distingue por una textura de tiza.

Domain Bousquet Reserva Pinot Noir 2011 ($95). De capitales franceses esta bodega de alto Valle de Uco ofrece un varietal restallante: de aromática frutal intensa, en boca destaca por su rica frescura. Bueno para comer.

Verum Reserva Pinot Noir 2010 ($180). Las uvas para este vino proviene del Alto Valle, donde está la bodega Del Río Elorza. Es un tinto liviano y agradable como una brisa en el momento deseada. No es fácil de hallar.

Alfredo Roca Reserva de Familia Pinot Noir 2010 ($190). Un excelente ejemplar de San Rafael en la gama de los Pinot modoso y elegante. Ofrece frescura y textura terrosa. Buena opción para hacer un regalo.

Dejá tu comentario:

Comentá usando tu usuario de Facebook:

O ingresando tus datos:



6 Comentarios

  1. Ale dijo:

    Muy buen informe. Gracias. Te pregunto si por debajo de los $ 62.- no hay alguna oferta razonable.

  2. JorgeLuisArgüero dijo:

    El Trivento Tribu Pinot Noir 2008
    Lo tomé en el 2009 (aprox.) y me resultó buenísimo, un gran vino… a un precio ganga:
    aun lo recuerdo: $ 6,50 – Nunca más lo pude comprar y la bodega me envió a Av. San Martín y vías del FF.CC. (no sé, pero casi llegando a la Av. Gral. Paz.) ¿Alguien sabe dónde poder comprarlo..?? Muchas Gracias

    • bienjugoso dijo:

      Jorge

      también lo recuerdo con cariño. Pero nunca más lo vi. Entiendo que la bodega relanzaría la marca, esperemos que esta línea Tribu vuelva a brillar. Tenían buen relación calidad precio.

      Salú!

  3. Lucrecia barzi dijo:

    Hola. Muy buena tu descripción del pinot noir!
    En el valle de Rio Negro está uva se da
    Muy bien por la amplitud térmica a existe. Probaste de bodega Humberto Canale: Marcus Gran reserva PN y Old Vineyard PN. Te los recomiendo. Saludos