Quienes vivan en Capital Federal ya deben saber que la carne en los supermercados es carísima. Jumbo vende a $88 el kg de milanesas de peceto y a $104 el lomo, para que se den una idea. Por eso, cuando mi marido va a remar al delta de Tigre suele traer carne. Donde hay muchas casas de fin de semana, sí o sí hay carnicerías, se sabe. Allá, además, hay muy buena materia prima y a un precio mucho más conveniente que acá ($44 el kg de peceto y $46 la colita de cuadril para darles un ejemplo).

Sin embargo, ahora en invierno rema menos,  a veces me quedo corta y me da mucha bronca pagar $151 por un peceto nervioso en Coto porque no tengo tiempo para buscar más. Por eso, hace un par de días pregunté en twitter quién conocía una buena carnicería con delivery sí o sí en la zona de Belgrano (¿Vieron que suelen darnos datos que quedan en el fin del mundo y no sirven para nada?) y todos coincidieron en dos opciones: el mercado de Juramento y Ciudad de la Paz y el frigorífico Piaf, que le vende a los hoteles, restaurantes y particulares de la zona. Ayer probé el segundo. La zona de reparto no es muy grande (Belgrano, Palermo, Villa Urquiza, algo de Villa Crespo) pero también se puede ir a comprar a Dorrego al 1705 porque la carne es buena y el precio es genial. El kg de lomo está $62, el peceto $52, el cuadril $39. Se sabe, a más caro el corte, más la diferencia con el supermercado.

Yo compré dos lomos enteros (casi 3,5 kg) que me llegaron al día siguiente, en el horario pautado, pesados y envasados, con un poco de grasa de más, debo decir, pero igual están en Coto.  Actualizan la lista de precios todas las semanas para que puedas verla online y también hay achuras, cordero, lechón, huevos, pollo también. Me recomendaron llamar y preguntar qué está lindo para que te digan ellos. La próxima voy a preguntar.

Etiquetas