En estos días, en los que ya hay solcito y está lindo para hacer cosas al aire libre, más que ir a comer afuera, me gusta ir a cualquier lugar con verde, especialmente al delta. Cuando voy, compro sandwiches de peceto en la Ritz (¡Muero!), jugo Citric de naranja roja (acá también le dicen “sanguínea”, está sólo en esta época del año) y llevo mi nueva adquisición: este combo de bolsa con mantel marca Piroripa, a donde además puedo meter todo sin ensuciar mi cartera o mi mochila.


Durante mucho tiempo quise una canasta de picnic pero la verdad es que son pesadas y traerlas vacías es incómodísimo, y los kits que vi eran divinos, pero pesados, caros, y además llenos de cosas ridículas como platos y cubiertos. Esta es sencilla, económica y a la vuelta se puede guardar en la mochila. Viene en dos colores (rojo y azul) y sale $65 más envío si la compran directamente en la web (o coordinan el pago contra entrega cuando retiran o reciben), en vez de pasar por los locales donde las revenden, que sufren, obviamente, la indexación palermitana.


También se me ocurre que es un buen regalo para Navidad, que es la inauguración oficial de la temporada de vacaciones y vida al aire libre. Para la playa no sé, yo con arena no como, pero sobre gustos, no hay nada escrito.

Etiquetas