Como ya deben haber notado, la vida me dio flor de sopapo con la administración de mi tiempo. Estoy escribiendo una tira que me tiene muy contenta pero que se ha devorado, literalmente, todo mi tiempo. El libre y el que no estaba libre también, seamos sinceros. Ahora, ya un poco más liberada, volví a las andadas y fui a comer a Sipán (¡y escribí ahí!). (más…)