En este blog hay amor, señores. Amor por el buen comer, pero también cariño y buena onda entre nosotros. Por eso (y a causa de esos dos amores), desde el mes pasado, un grupo bastante grande de lectores de este espacio se está juntando para poder ir conociendo lugares de los que fuimos hablando. Este mes, agosto, le tocó a Ichisou. Según me cuentan (porque no quieren darme una foto) a pesar de que nadie se conocía, se divirtieron y el menú por pasos causó furor.

Ya sé lo que están pensando: que acá ya son un grupo formado, que tiene sus propios códigos, que van a parecer sapos de otro pozo. Pero no es tan cierto. Cualquiera que tenga ganas de intercambiar ideas, recetas, recomendaciones, reseñas o proveedores será bien recibido. Muchos empezaron a participar desde hace un par de semanas y alguno salió de las sombras sólo para sumarse al club.

Así que ya saben. Si hay algún sibarita silencioso que no tenga con quién ir a probar platos exóticos –porque sus amigos no salen de las milanesas con papas fritas o porque a su pareja no puede moverla del sillón–puede sumarse al grupo y conocer gente para ir de compras al Barrio Chino, ir a comer arepas venezolanas, o a probar el nuevo restaurante de algún chef que les guste. Los que quieran integrarse o anotarse, dejen un comentario con su mail para que les envíen coordenadas de las próximas comidas o agréguense al grupo de google en este link. http://groups.google.com/group/salidas-joy (si no saben bien cómo en este link los chicos dejaron las instrucciones) La próxima salida es una cata de té gratuita y una visita guiada a la panadería L´epi.

¡Y hagan el favor de sacar alguna foto para ilustrar los posts, fóbicos despreciables! ¡Aunque sea de la mesa larga con la comida, que si no esto queda espantoso!