Jalea de mate

Una de las cosas que probé y más me gustaron en estos días, fue la jalea de mate y de té en Chez Philippe. No sé si conozcan este local, pero se trata de una casa de té y patisserie de Martínez por una familia que vino desde Zurich a instalarse en Argentina y ofrecer sus especialidades de cocina alemana y suiza. Hay mucho chocolate, tortas, ricos panes y estas mermeladas, entre las que se destacan las jaleas de mate y otra de té con especias. La de mate sale $18 y les va a hacer acordar al mate cocido de los campamentos infantiles. Rarísimo, riquísimo y también un buen regalo para algún extranjero que quiere llevarse un souvenir de la gastronomía local

Caramelos artesanos

La primera vez que probé Caramelos artesanos fue en la Panadería L´Epi, porque solían vender sus paletas y algunos de sus dulces con formas extravagantes en el mostrador. Después los busqué para incluirlos en una nota, pero por entonces no tenían un lugar para venta al público, así que era difícil ver todo lo que podían hacer. Desde hace un tiempo, por suerte, estrenaron local (Honduras 5874) en el corazón de Palermo. Yo no lo sabía, lo descubrí por azar y me puse contenta.

(más…)

Prisca: proteínas vegetales de buena calidad

Con este calor yo trato de cocinar lo menos posible. No prendo el horno, ni amaso, ni hago nada que lleve más de veinte minutos. El wok y el grillado son buenas opciones, aunque tenés que quedarte un buen rato al lado de la hornalla, vigilando y girando las cosas. Por eso la mayoría de los días, caigoen algo que ya esté a medio preparar, como las milanesas vegetales con tomate y queso y alguna ensalada rica. A veces las hago yo y las guardo en el freezer, pero últimamente cocer porotos y procesarlos con 40 grados de sensación térmica no es precisamente el mejor programa para mí.

(más…)

Snowskin mooncakes

Este febrero, los fanáticos de las mooncakes que van a estar de parabienes, porque llegó a la Argentina la versión snowskin (o ice skin, si quieren) de esta típica masa que se sirve en China y Vietnam durante el Festival de la Luna. A diferencia de las tradicionales que ya les mostré en la guía de compras del Barrio Chino (cuya cobertura es una masa dulce y dorada y el relleno algún dulce sólido) las snowskin no son cocidas y están más cerca del wagashi (mírenlos, qué lindos) que de las galletitas. Así que si como a mí, les encantan las mooncakes y los vuelve locos el wagashi, van a enloquecer con lo mejor de ambos mundos.

(más…)

Lechugas baby

Hace mucho tiempo que las venía viendo en todos los delis pero nunca conseguía, hasta que ayer las vi en Quinta Fresca y las compré. Yo me traje lechuga mantecosa y lechuga morada, pero he probado muchas, incluso más chiquititas. Rúcula, por ejemplo.

La única diferencia es que son más tiernitas y quedan más lindas en el plato. Lo demás, es igual. Pero bueno, si están a dieta y necesitan incentivo, todas las curiosidades ayudan a mantener la voluntad. Salen $2,50 la planta, caras. Pero con unos tomates cherry levantan mucho un pescado a la plancha o una pechuguita magra. Y sí, ser snob es muy caro, chicos. (más…)

Smeterling: la torta perfecta

La semana pasada fui, como les había prometido, a Smeterling, la nueva boutique de tortas de Recoleta de la que está hablando todo el mundo. El nombre de boutique, que a alguno puede parecerle ambiguo, en este caso le calza justo porque sólo tiene una mesita con dos sillones y una barra para comer algo rico mientras miramos cómo bañan tortas o rellenan alfajores de dulce de leche adelante nuestro. Aunque se puede y son bienvenidos, la idea no es ir a tomar el té ahí, sino pasar y llevarse algo para tomarlo en casa, tranquilos.

(más…)

Su majestad, el helado coreano

Cada vez que voy al Barrio Chino de compras, aunque haga diez grados bajo cero, me tomo al menos uno. Y cada vez que vuelvo, pienso que los tengo que recomendar acá, pero siempre me olvido. Agéndenlo ahora: los helados Melona, originarios de Corea del Sur,  son los palitos más ricos del mundo. Sobre todo el de melón, que tiene un sabor súper genuino y una textura cremosa que no se parece a nada que hayan probado. También es muy rico el de mango, aunque les recomiendo empezar con el primero, el verde de la foto. Se venden en el barrio chino, en kioscos y supermercados a $4 y tiene sólo 123 calorías de pura felicidad. ¿Estás lejos del Barrio Chino? No importa. Una fan de los heladitos ya hizo el Melonamap, en donde están todos los kioscos que lo venden en Buenos Aires.

Cata de café en Starbucks

Yo no sabía, me enteré porque tres antiguas lectoras de  La peleadora (que a veces aparecen por acá) me lo contaron y me invitaron a participar. Pero Starbucks ofrece, para cualquier cliente que la pida con anticipación, una cata comparativa de dos o tres variedades de café, totalmente gratis. Sólo hay que llamar a alguna sucursal e ir con una horita libre a escuchar y a probar las variedades seleccionadas para ese día. Simplísimo.

(más…)

¿Mango o manga?

No sé si las habrán notado, pero están en muchas verdulerías porteñas desde hace más o menos un mes. Son muy parecidas a los mangos, pero mucho más grandes, alargadas y verdes. A mí me la regaló el dibujante Demian Aiello y me dijo que era un mango con textura de banana y no mintió. Es exactamente eso. Después averigué que se llamaba manga y que justamente, su punto fuerte es que no tiene las fibras del mango. Es pura pulpa, sedosa, cremosa, fácil de comer.


(más…)

Sushi bonito y barato

Hasta ahora no había encontrado un sushi barato y rico, y llegué a creer que era imposible conseguir piezas decentes por cuarenta pesos por persona. Sushipop (que había arrancado bien)  ahora trae piezas desprolijas, con poco pescado, con el arroz lleno de granos quebrados y gusto a almidón.  Por suerte, hace una semana descubrimos Sushiphone, estuvo muy pero muy bien y ya repetimos dos o tres veces.

(más…)

Desarrollado por Beew 2009 - Todos los Derechos Reservados - Joy Magazine / Planeta Joy Ilustraciones por Santiago Mansilla