Scones de queso superchanchos

Esta receta es todo lo que está mal en el mundo. Todo. Se los digo así, claramente. No es light, tiene harina común, grasa de queso duro, colesterol y encima, es pesada. Sí, una bomba. Si estos scones vinieran en paquete, tendrían que ponerles una leyenda preventiva parecida a la de los paquetes de cigarrillos. Sin embargo, cada tanto, hay que comer algo que esté muy mal. Sobre todo si viene gente a casa a la que le gusta comer suculento y ustedes están vagos, esta receta los va a salvar.

(más…)

Hongos rellenos

Ultimamente hay champignones muy grandes en el supermercado, así que estoy aprovechando para rellenarlos. No es barato, es cierto, pero es fácil y muy rico. Les dejo la mini-receta para cuando los encuentren, aunque si son menos vagos, con los chicos también se puede hacer. Lo único que les pido, es que tengan en cuenta que se achican muchísimo.

(más…)

Papas aplastadas en 10 minutos

Ayer por twitter me contaron que hacían papas aplastadas crujientes, doradas, llenas de sabor en 5 minutos. Pregunté  cómo era posible, súper interesada, y me respondieron algo increíble: que en vez de hervirla, metían la papa cruda en el microondas durante cinco minutos y quedaba cocida, pero sin nada de agua. Me pareció tan surrealista que tuve que hacer la prueba. (más…)

Tarta de zucchini crudo

Esta es la tarta más fácil del mundo. Se hace un bowl y no hay que picar, ni hervir, ni escurrir, ni enfriar verdura, que es lo más tedioso de hacer una tarta.  Solo hay que rallar zapallitos crudos. Si tienen una procesadora, ni siquiera cuenta como un trabajo pero si no la tienen y hay que hacerlo a mano, también es una pavada porque a diferencia de la zanahoria, los zucchinis son blandos y se cortan en un segundo. Aunque no me crean, lleva solo las siguientes cosas y queda perfecta: (más…)

Pizza de Francis Mallmann

La semana pasada se me dio por amasar pizza y usé esta receta del nuevo libro de Francis Mallmann que es la primera que me resulta perfecta para hacer la única pizza que como yo: finita como un papel. En vez de 500 gramos de harina común, usé 250 de harina integral superfina y 250 de común y quedaron geniales. La próxima me animo con toda integral, a ver si quedan suaves o parecen aglomerado me pasa siempre.

(más…)

Wraps marroquíes

En verano, en casa comemos muchísimos wraps. Las combinaciones más clásicas son atún con cebolla colorada, alcaparras, tomate, y queso blanco o roast beef en tiras, mostaza de dijon, lechuga, tomate y huevo. Otro menos clásico, es un marroquí (no sé de donde lo saqué ni por qué le digo así, es un misterio) que lleva, para 12 wraps: (más…)

Hinojos braseados

Esta es una receta que empecé a hacer hace poco y me copa mucho. Son los hinojos braseados que están de moda y aparecen en los menús de todos los restaurantes. Es ideal para los que sienten que el sabor anisado del hinojo es un poco fuerte, porque cocidos son más dulzones e inofensivos.

(más…)

Muffins integrales de arándanos

Últimamente estoy haciendo bastante esta receta de muffins integrales de arándanos y porque son más sanos que los demás. Me salvan mucho cuando hay que llevar algo rico para la tarde a un asado o ir a tomar el té a la casa de otra persona porque así me aseguro de que haya algo liviano para mí.

(más…)

Torta de queso

El domingo fuimos a pasar un día al campo de Merirox, a quien deben conocer porque comenta acá y yo, como estoy un poco harta del delivery y de comer afuera, supliqué que todos llevaran algo casero. Yo lleve unos muffins integrales de frambuesas, otros amasaron pan dulce, hicieron chocotorta, pan de banana, y alguien llevó una torta de queso sencilla y deliciosa que me volvió loca. Para que se la imaginen, es como una Kasekuchen pero sin masa de abajo. Es decir, una mezcla de cheesecake con bizcochuelo, liviana y húmeda, con aroma a limón, ideal para la tarde y perfecta con un buen té.

Más tarde, googleando y preguntando, descubrí que además de rica era muy fácil de hacer, solo había que mezclar seis ingredientes y esperar: (más…)

Opciones de puré gourmet

En Argentina comemos puré de papa, puré de calabaza y puré mixto. Fin de la historia. Sin embargo, cada vez que voy a comer afuera veo que los chefs eligen purés mucho más sabrosos que nosotros no usamos cotidianamente y que son una pavada de hacer. Algunos de los que yo hago son: de lentejas (lentejas hervidas en caldo, con cebolla y sal de hierbas, coladas y procesadas), de garbanzos y zapallitos redondos (¡Riquísimo, no saben lo bien que queda la combinación!), de coliflor (este está muy de moda, ya sé, también queda buenísimo con unas gotitas de humo líquido) y de arvejas frescas con o sin menta, que queda buenísimo. (más…)

Desarrollado por Beew 2009 - Todos los Derechos Reservados - Joy Magazine / Planeta Joy Ilustraciones por Santiago Mansilla