Ensalada de cebada

Desde hace meses que voy a almorzar a Efímero Festin y como siempre lo mismo del salad bar, una ensalada de cebada riquísima que no sé qué tiene. Hace una semana no aguanté más, pregunté y la repetí en casa. Es tan fácil que me da vergüenza no haberla sacado sola: lleva 2 tazas de cebada perlada hervida (la consiguen en cualquier dietética y la hierven con sal hasta que esté tierna) colada y fría, 1 palta hass grande (que no esté demasiado madura) cortada en cubitos mínimos del tamaño de la cebada y 1 manzana roja cortada en cubitos idénticos. Se mezcla, se condimenta con sal, aceite de oliva y aceto balsámico y es un manjar. (más…)

Torta sana de manzanas en 10 minutos

Yo tengo siempre las cosas que lleva esta torta en la heladera, así que para mí es casi tan fácil como hacer dos tostadas con queso. Además, no hay que batir, ni derretir, ni montar ni nada. Solo cortar dos manzanas y mezclar todo. El único secreto es que hay que dejarla enfríar bien bien porque el jugo de las manzanas termina de humedecerla toda. (más…)

Gratén de zucchini y tomate

Ayer hice una receta riquísima que saqué de El Tenedor Rosa y que quería compartir con ustedes porque me pareció la guarnición más fácil y rica que hice en mi vida. Para dos personas necesitan dos zuccini medianos y dos o tres tomates perita. Los cortan en rodajas de medio centimetro y los intercalan en una fuente. Una rodaja de zuccini, una de tomate, y así hasta terminar. Luego rocían con un chorrito ínfimo de oliva, sazonan con sal de hierbas y hacen una mezcla de 3 cucharadas de pan rallado, 3 cucharadas de queso rallado (mejor si es fresco, no deshidratado) y una cucharada de orégano o tomillo. Luego al horno hasta que esté dorado y las verduras tiernas pero no pasadas.

Les pido por favor que no empiecen a agregarle cosas. Ni cebollitas. Ni crema. Ni queso fresco. Ni morrones en tiras. Ni dulce de leche repostero Conaprole. Nada. La maravilla es la simpleza: no hay que pelar, ni hervir, ni rallar, ni saltear. Solo cortar en rodajas y es una delicia. Abracen esa magia, por favor.

Torta de calabaza con frosting de vainilla


Esta es una torta de las más ricas, más fáciles y más sanas del mundo. No hay que batir, ni cremar, ni nada. Solo mezclar ingredientes. Es perfecta para invierno, para tener una opción diferente con alimentos que está bueno comer (y reemplazar el dulce de leche o el chocolate) como queso blanco, calabaza, harina integral y azúcar de caña. Para los que me piden que las recetas tengan listita, acá va con el nuevo formato. Alcanza para una torta alta de 26 centímetros de diámetro, dos budines chicos, o dieciseis muffins. (más…)

Pollo Tikka Masala fácil

El Chicken Tikka no es más que cubos de pollo cocidos en una salsa de tomate, leche de coco, crema o yogur, y algunas verduras, así que en realidad, lo pueden hacer con cualquier masala que tengan. Yo uso mitad Tandoori Masala y mitad Garam Masala. También pueden hacer su propia mezcla, por ejemplo con Garam Masala, comino y un buen pimentón. (más…)

El bife perfecto según Jamie Oliver

Hace dos semanas, mi marido vino con el planteo de que según todos sus amigos extranjeros, en Argentina comíamos “bland” (soso). Uno de los reclamos constantes era que nosotros no condimentábamos la carne que iba al grill o a la parrilla. Le poníamos sal y la tirábamos directo al fuego, como los vaqueros y los gauchos. Yo suelo usar sal y pimienta o alguna sal de hierbas, pero nada más. Me mostró entonces, este video de Jamie Oliver y me dijo que él quería un bife de chorizo exactamente como hacía Jamie. Se lo hice, por supuesto, y desde entonces abandonamos a los gauchos y nos fuimos con los ingleses.

(más…)

Mermelada de ciruelas

En esta época siempre hago mermelada de ciruelas. Aprovecho cuando están baratas o cuando compro algunas que son un poco ácidas para comer.  Yo copié la receta de mi suegra, que hace las mejores mermeladas del mundo, pero cambié la mitad por azúcar de caña porque le da un sabor más acaramelado y contrasta la acidez de la fruta. Ella, en cambio, hace un caramelo común.

Pongo en una cacerola con 600 gr de azúcar blanca y 600 de azúcar integral de caña (se compra en dietéticas) y lo pongo sobre la hornalla, a fuego muy muy bajo, hasta que el azúcar se derrita pero todavía no sea un caramelo (revuelvan sin parar, que no se queme, la idea es que esté derretido pero no que sea amargo). Ahí agrego 2 kg de ciruelas en cuartos (sí, en cuartos, no picadas) y revuelvo hasta integrar.

(más…)

Masa de tarta integral y light

Desde hace un tiempo que la única masa de tarta que comemos es esta integral que hago yo. Es fácil porque se hace en la procesadora y si la amasan arriba de un film o una bolsita, no ensucia nada. Además, no es esa típica masa que se estira y luego se encoge, así que son dos pasadas de palote y chau, lista para el molde.  Obviamente, a diferencia de las compradas, no lleva grasa ni manteca, y queda buenísima. Haganla bien finita y es ideal para hacer dieta.  También sirve para empanadas y para hacer minitartas bien altas en moldes de muffins.

Tienen que meter en la procesadora 300 gramos de harina integral superfina (no sirve la de supermercado marca Pureza, sólo la que venden en la dietética), 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 huevo, 5 cucharadas de aceite, sal, agua necesaria (van agregando de a chorritos, no es mucha, algo como un pocillo de café o menos) y al final, si quieren, 1 puñado de semillas de sésamo.

Procesan, amasan, forran un molde (si no es de teflon usen spray vegetal) y listo.

Hierbas frescas todo el año

Varios lectores recomendaron conservar hierbas picadas congelándolas y no sé por qué, siempre me pareció que no podían quedar bien. Bueno, me equivoqué. Quedan perfectas, casi casi como si fueran frescas. Probé congelando perejil, albahaca y ciboulette picado, y los agregué directamente en salsas, ensaladas o arriba de las milanesas de soja con tomate y queso.

En Estados Unidos ya existe el producto, que viene fraccionado en una suerte de cubetera, listo para usar. En Francia viene en bolsas, es orgánico y no tiene aditivos ni conservantes.

(más…)

Bizcochuelo integral

Como ya les conté, en casa estamos tratando de no comer harinas refinadas con bastante éxito. Hago las masas de tarta y de empanada, los bizcochuelos y galletitas, todo integral y orgánico. Este, por ejemplo, es un bizcochuelo infalible. A veces le agrego miel y pasas de uva, otras veces lo uso como base de una torta de tofu y manzanas, también lo probé para muffins y queda perfecto.

Hay que batir 4 huevos con 140 gramos de azúcar integral a blanco, con batidora de mano. A veces yo uso 70 gramos de azúcar para batir y luego agrego 2 cdas sopera de sucralosa en polvo. A eso le agregan 2 cucharadas de aceite neutro (soja, maíz, girasol), una pizca de sal, esencia de vainilla y 7 cucharadas de harina integral superfina (no sirve la harina integral Pureza) mezclada con 1 cucharada de polvo de hornear. (más…)

Desarrollado por Beew 2009 - Todos los Derechos Reservados - Joy Magazine / Planeta Joy Ilustraciones por Santiago Mansilla