La semana pasada estaba en Belgrano con mi marido haciendo trámites, y cuando nos dimos cuenta, se hicieron las tres de la tarde y no habíamos almorzado. Belgrano es una zona complicada, porque salvo Mooi, Bella Italia y el Barrio Chino, no hay nada que me guste demasiado para ir a comer. Por insistencia de Martín (fanático de la cocina peruana), nos fuimos a Contigo Perú (Echeverría 1627, atrás del Barrio Chino), un restaurante muy económico y austero que ofrece cocina peruana tradicional.

Cuando llegamos, me topé en la vidriera con el menú del día: un plato principal, bebida y postre a treinta pesos. Sí. Como leen. Treinta pesos, algo insólito. Y me dije: esto lo tengo que probar. Así que mientras el patrón deglutía un ceviche enorme con mariscos y pescado (que estaba muy bueno), yo me ceñí a mi menú, que para mi sorpresa, resultó absolutamente estupendo.


De primer plato, se puede elegir entre seis o siete opciones: arroz chaufa con pollo o con lomo, noodles con pollo, el tradicional lomo salteado, papas a la huancaína. De postre, ensalada de frutas o flan. Yo elegí el tradicional lomo saltado y el flan. Ambos muy ricos. De verdad, el plato de lomo estaba sabroso, a punto, recién hecho. Y además viene con un pancito rico, una coca cola helada, y un ambiente y mozos impecables. Mucho más que en otros restaurantes mucho más caros y conocidos.

Mi marido pidió un suspiro limeño, que estaba bien. No es el mejor que comimos (ya les conté que somos muy devotos del manjar peruano) pero era muy cumplidor. ¿La cuenta total? $105 por los dos almuerzos. Muy recomendado, especialmente el menú, que se sirve de lunes a viernes, rapidísimo, desde las 12 hasta las 16 hs.