Luego de que Osaka Yuku cerrara al mediodía y se dedicara sólo al delivery nocturno, quedé un poco a la deriva con el sushi fusión. Paru y Osaka siguen siendo mis opciones preferidas, pero para todos los días es imposible, porque la cuenta para dos no baja de $500 o $600. Por suerte, esta semana me topé con Haru Sushi (Soler 4456, Palermo casi Recoleta), que “se inspira” bastante la carta de Osaka Yuku (¡Esto está mal, pero qué bueno para mí!) con resultados muy pero muy sólidos. Está un poco lejos para mí, pero tienen delivery para todo Capital Federal y Zona Norte. Un alivio.

El salón, hay que decirlo, es un poco ruidoso y no es demasiado sofisticado, pero la atención es maravillosa. Las camareras se esmeran y conocen muy bien el menú. La carta tiene una parte fusión y otra de cocina peruana más tradicional, con platos típicos.  Nosotros comimos un ceviche de salmón rosado deliciosisisisiissimo que venía con cebolla morada, maíz cancha y camote glaseado. También, si quieren probar un poco de todo en vez de comer uno solo, hay un trío de ceviches con tres salsas diferentes que parece muy interesante.

Me olvidé la cámara pero las fotos son bastante representativas de lo que es el plato real.

Después seguimos con una tabla de rolls con cuatro variedades. Hay piezas clásicas y piezas de autor muy buenas, que son muy similares a las de Osaka. (El tiradito dos olivos, el carpassion, el teriyaki maki, son idénticos).

Comimos una con salmón, langostinos y lima. Otra con salmón, mango y salsa de maracuyá. Otra de salmón, palta y harusame. Y una última caliente con langostinos furai y salmón, rebozado en panko.


El sushi tiene muy poquito arroz (¡bravo!), es muy fresco, con piezas de salmón generosas y piezas de autor muy pero muy sólidas. Fíjense que muchas veces, los locales chicos arman engendros de sushi con buena materia prima, pero la combinación es un horror fusión que involucra desde rúcula hasta tomates secos.

De postre, probamos el suspiro limeño que estaba bien y una crema volteada (parecida al flan pero con leche evaporada) muy pero muy rica. Café, y a casa.

El precio promedio es de $120 por persona pero tienen un menú muy pero muy bueno que incluye una entrada fusión del menú, 30 piezas de sushi, dos copas de vino o gaseosas y postre por $140 que salía como loco de la cocina. Se los recomiendo mucho.

Etiquetas