Hace unas semanas fui con mi amiga Roxana a tomar el clásico English Afternoon Tea a Casa Munet (Álvarez Thomas 1093), una patisserie y casa de té a puertas cerradas que abrió hace algunos meses en el corazón de Colegiales. La idea no es tener una carta como en cualquier bar, sino ofrecer tés de diferentes países maridados con exquisiteces especialmente preparadas para la ocasión. La carta va cambiando cada quince días y el precio es fijo. Cuando yo fui, por ejemplo, estaba esta versión bien bien clásica de English Afternoon tea.

Para entretenernos mientras empezaba el servicio probamos un té verde con melón en un vasito marroquí divino. Tanto este como los que vinieron luego, eran tés eran de Fortnum and Mason aunque eso depende de cada menú, por supuesto. A veces, si la propuesta es de Francia, son de la Maison Theodor de París o de algún otro lugar.

Enseguida llegó el tradicional English Breakfast con finger sandwiches de pepino bien al estilo británico, berro y huevo y salmón. Usaron el típico pan de molde inglés y aunque yo detesto el salmón ahumado, estaban bien. Roxana, por suerte, se comió los míos de salmón y yo los suyos con huevo.

Después pasamos a los clásicos scones tibios con lemon curd y mermelada de frambuesas, que fue lo que más me gustó de todo, por lejos. Ni demasiado dulces ni salados, bien húmedos y tiernitos, perfectos para rematar con una confitura bien espesa de berries.

Después un budín inglés atípico, que parecía más hamburgués que inglés y unas masas de chocolate y maracuyá muy ricas. Lo que más le gustó a mi amiga.

Y por último, la clásica Victoria Sponge Cake con frutilla y cremas, té y champagne para cerrar la tarde.

¿El precio? Supongo que cambia de acuerdo a la carta de esa semana. Esta opción salía $120 por persona. El té era libre y el servicio duraba, más o menos, hora y media. Hay que reservar llamando al 1549173005 y preguntar qué ofrecen esta semana y reservar con anticipación, porque estaba bastante lleno.

Etiquetas