El viernes fuimos al teatro Piccadilly a ver Extraños en un tren, y como quedaba cerca, aprovechamos para visitar La Pasiva de Buenos Aires (Corrientes, Av. 1743). Hay muchos mitos alrededor de La Pasiva: que es una copia, que es original, que es de uno de los socios de la empresa uruguaya, que están en juicio los de acá y los de allá. Ellos, adentro, juran que es la original, y la verdad es que los mozos están vestidos parecido, la atención es idéntica, incluso el modo de preparación es igual al de su hermana oriental.

Para quienes no la conozcan, La Pasiva no es un restaurante. Es más un fast food de chivitos (o lomitos, como decimos acá). En esta ubicación, en donde solía estar la Gandhi, es una parada obligada  para los que quieren comer algo rico y bien rápido después del teatro. Hay muchos grupos de amigos, parejitas consolidadas (llevar a una cita a esta suerte de fast food es medio polémico), elencos de teatro off, gente solitaria que se escapa de su sala media horita para cenar. Nada de glamour.

Nosotros pedimos, como siempre un chivito canadiense, que vino a los cinco minutos, humeando. Lamento decirles a los delis, restaurantes, bares y otros reductos de Palermo que ofrecen sandwiches de autor y lomitos gourmet, que La Pasiva le pasa el trapo a todos. No a uno. A todos. Y no por poco, por mucho. No hay punto de comparación. El pan es aireado y cuando lo apretás se vuelve finito, casi una cápsula para contener todas las verduras y la carne.

Las papas fritas son de bolsa, tipo Mc Cain. Mejor, así las pueden dejar por feas. El Massini no es de Carrera pero lo imitan con dignidad. Me pareció caro, eso sí, $20. También vi ensaladas muy buenas (verduras frescas, mucho pollo, queso de buena calidad), y otras cosas que salen mucho pero que a mí no me gustan tanto: una pizza finita con rúcula y panchos. Ustedes sabrán.  ¿El precio? Entre $30 (hay combos con bebida desde ese precio) y $70 por persona (chivito canadiense -jamón, queso, huevo, aceitunas, morrones, lechuga, tomate- con papas y gaseosa)

Etiquetas