Este mes Philips lanza al mercado el gadget culinario más esperado de todos los tiempos. Algo con lo que cualquier foodie o chef amateur ha soñado cada vez que se tuvo que subir a la balanza después de una semana de pecados culinarios y licencias calóricas. Un electrodoméstico casi mágico: una freídora sin aceite. Sí, así como leen. Con la nueva Philips Airfryer se pueden lograr papas, milanesas, tempura, buñuelos con la misma textura de un alimento frito, pero sin usar una gota de aceite.

¿Cómo es esto posible? Con una nueva tecnología llamada Rapid Air que combina una circulación de aire caliente extremadamente veloz junto a un grill que permite lograr alimentos sanos, livianos, bajos en colesterol, pero con una cubierta crujiente muy similar al de una fritura tradicional.

Y no sólo es saludable, sino que tiene otras ventajas. Posee un separador de alimentos que permite freir varias cosas al mismo tiempo sin mezclar sabores ni aromas (¿Se acuerdan lo engorroso que era freír milanesas con papas fritas al mismo tiempo? Bueno, ahora se puede) y un temporizador con función de apagado automático que impide que los alimentos se pasen de cocción, pero que además te da la libertad de aprovechar tu tiempo en vez de quedarte mirando la sartén como en el caso de las frituras tradicionales.

Además, posee un filtro de aire que reduce cualquier olor (¿Hay algo más desagradable que el olor a »fritanga« en la ropa, el cabello, en el ambiente?) y es fácil de lavar porque no hay que despegar grasa de ningún lado. Incluso se pueden meter las piezas en el lavavajillas directamente y sacarlas limpias y listas para usar de nuevo.

¿Cómo funciona? Pueden ver algunos videos en la web y probar alguna de las recetas de Philips. El precio es de $ 1.799 e incluye un recetario con comidas sanas, deliciosas y de rápida preparación, y se consigue en cualquier casa de electrodomésticos desde esta semana.

Etiquetas