El miércoles pasado fui con mi marido a comer a Ceviche (Costa Rica 5644). Martín es devoto de la comida peruana (yo no tanto, aunque sí soy muy fan de los mariscos y pescados), así que reincidimos bastante.  Desgraciadamente, cuando llegamos la luz estaba cortada en toda la cuadra, pero oh sorpresa, nos atendieron igual. Nos asombró un poco que pudieran hacer todos los platos y tragos casi a oscuras y supongo que en el fondo, nos intrigaba ver cómo iban a salir. A ustedes supongo que también, así que saqué fotos para que puedan ver:

Sabrán disculpar ustedes lo feas que son las fotos. La oscuridad no ayudó.Lo primero que comimos fue una degustación de ceviches. Mixto (con pescado y calamares con leche de tigre), norteño (lenguado, mandioca frita, cebolla, rocoto), de la casa (frutos de mar, salmón, leche de coco y lima) y a lo macho (langostino y lenguado con camote, picantes).

Después probamos unos langostinos jumbo con miel de maracuyá y otro con salsa huancaína (geniales ambos) y unos cayos de vieiras gratinados que también eran muy ricos.


De plato principal compartimos una cazuela del puerto riquísima con camarones, langostinos, calamares y salmón rosado en una salsa panca (deliciosa) con arroz negro, y un típico lomo salteado con tacu tacu, también muy bueno.

Pero sin dudarlo, lo mejor fue la degustación de postres del final. Un suspiro limeño, un helado de maracuyá con finas laminitas de chocolate helado (una maravilla, y eso que el maracuyá me tiene podrida), un cheesecake de dulce de leche (divino) y un postre típico cinco leches. Todo genial, pero interminable.

Resumiendo, muy recomendable, sobre todo para una cena de verano en la vereda. ¿Cuánto cuesta ir a comer a Ceviche? Bueno, depende mucho de qué consuman, pero calculen unos $80-90 por persona.