Ayer fuimos con mi amiga Eliana, gran compañera de aventuras gastronómicas, a tomar el té a Loreto (Virrey Loreto 2912), un bar en Colegiales-Belgrano que sirve desayunos, almuerzos y rica pastelería. Su chef, Andrés Balaciano, al parecer está muy seguro de lo que hace, porque me dijo varias veces que fuera a probar lo que hacían, pero como nunca tenía tiempo, la verdad es que lo fui postergando hasta ayer, que por fin pasé.

El lugar me encantó. Es muy lindo, un poco atípico. Imagínense una casa reciclada con un toque moderno, que está en una calle muy tranquila, lo que hace que el patio de adelante no sea un caos total como suelen ser las mesas de la vereda.

Nosotras tomamos jugos (ella granadina con soda, yo jugo de naranja) y comimos un budín (ella de pera y jengibre y yo de mandarina) muy húmedos y frescos (Helena y Muu Lechería, dense una vuelta, aprendan que no es tan difícil hacer un budín rico y fresco, en vez de mandar mails y comentarios exigiendo que yo levante mis críticas).

La carta es corta y sencilla. Sandwiches, patisserie original, bagels, ensaladas de autor. Los precios me parecieron súper accesibles (ensaladas y sandwiches entre $20 y $30, budines $7, jugos $8-$12) y el menú muy fresco, bien de deli, como me gusta a mí.  Hay unas ginger man (esas galletitas de jengibre americanas en forma de hombrecito) que son lindísimas y me olvidé de fotografiar, además de cookies, alfajores, crumbles, tortas, y otras cosas ricas.

Y la atención es muy buena, rápida, súper eficiente. Voy a pasar para almorzar y para trabajar la semana que viene porque me queda muy cerca y les cuento. Igual, tengo buenas referencias.  ¿Lo malo? Abren de lunes a sábado de 10 a 19 hs y sólo aceptan efectivo.

Etiquetas