Ayer almorcé en el Sushiclub de Las Cañitas con mi amiga Natalia. El sushiclub es un lugar polémico. Carísimo y medio bolichero, con un toque muy 90s que no me gusta. Además,  tiene unos cuantos detractores repartidos por ahí, incluida mi amiga, que es muy gourmet, y no quería ir. La verdad es que yo siempre comí bien en Sushiclub. Sushi bueno, fresco, bien rico, e impecable con muy muy poco arroz y mucho pescado. Y esta vez tampoco defraudó.

Además, ahora tienen una promoción de mediodía que no recuerdo como se llama que por $65 trae una entrada (5 piezas de sushi a elección, gyozas de cerdo o arrolladitos primavera), un plato principal (salteados en wok o 12 piezas de sushi), una copa de vino o champagne, una gaseosa o agua mineral y café.  Nosotras elegimos esa y el sushi estuvo estupendo. Pero estupendo, eh. Además pueden elegir cualquier pieza del menú, que es mucho más amplio que el de delivery que pueden ver en la web.

Les recomiendo que prueben el roll Soul roll (una combinación rarísima de salmón, palmitos , tamago y queso blanco sin arroz  inesperadamente deliciosa. Vean la foto) y el Placer real (de salmón aderezado con cítricos y envuelto en más salmón, sin arroz.  Y mi preferido: el hot roll (salmón cocido NO DESMENUZADO Y HECHO DE SOBRAS, con hilos de batata crocante). Eso sí es sushi rico.

Traten de alejarse de los postres que son “hoyyyyyiiibles” (sobre todo los helados que hacen ellos, que son una crema volcada y cristalizada adentro de un aro). Otra cosa molesta es que no tienen ninguna bebida sin gas y el mozo se ríe como si estuvieras loca cuando no entendés por qué no incluyen bebidas no gasificadas en el menú. Rarísimo. Ah, y hay que pedir unas nueve veces el café. Nosotras nos fuimos sin tomarlo porque nos aburrimos de esperar.

Desgraciadamente me olvidé de sacar fotos y tuve que usar las de Facebook, pero les juro que es idéntico al que ven acá.