Otro lugar al que voy muchos martes a cenar con amigas, es Tea Connection, un deli y casa de té con ricas ensaladas, woks, y pastelería muy buena. A mí, me gusta la sucursal de Cerviño 3550, porque la atención es cálida y eficiente. Con las demás no tuve tanta suerte: las mozas son más antipáticas, no tienen cambio, o te persiguen  obsesivamente con las mesas (te sacan de las que tienen sillones cómodos porque son para 4 y después se sienta otra persona a la que no le dicen nada). Pero más allá de eso, la comida es rica, liviana, original y siempre fresca en todas las sucursales.

A la noche, hay un menú de $42-$47 que incluye un wok (yo elijo siempre uno de arroz yamaní, cebollas caramelizadas, zanahorias, chauchas y soja), una bebida (agua, gaseosa, copa de vino) y un postre (que puede ser un té o una torta: les recomiendo la key lime pie, que es maravillosa).

Si prefieren un té, tienen una carta de muy amplia, que si bien no es mi preferida, cumple más que bien. Les recomiendo sobre todo el Arabis, el lisa (té negro con duraznos muy intensos)  y la infusión Africana (rooibos, toffee, yogur y coco) si quieren algo dulce como un postre. Y si les gusta, pueden llevarse también una lata (hay unas campanas con tés adentro para oler) o comprar las teteras e infusionadores que usan en el lugar y que son excelentes.

La carta cambia cada tanto, pero los hits del lugar son la ensalada Reina Batata (rúcula, batatas asadas, rabanitos, pollo y castañas de cajú), la chocotorta (con mucho mucho relleno y bien helada), las cookies con chips de chocolate (enormes, súper ricas), todos los sandwiches y wraps con papas doradas, las aguas saborizadas artesanales que mezclan frutas (uva, maracuyá, pera, frutilla, mango) con hierbas (melisa, manzanilla, cedrón).  Los sandwiches y wraps también cambian, de acuerdo a la estación, pero no importa, porque de todas las veces que fui, que fueron miles, jamás me crucé con nada feo de ningún menú.

En la web están todas las sucursales. Pueden ir a desayunar con la notebook (hay wifi y enchufes en algunas mesas), a comer con una amiga o a tomar el té con chicos sin ningún problema. Si van a ir un fin de semana o a la noche, traten de llamar para reservar porque se llena.

A la noche, hay un menú de $42 que incluye un wok (yo elijo siempre uno de arroz yamaní, cebollas caramelizadas, zanahorias, chauchas y soja), una bebida y un postre (que puede ser un té, un plato de frutas o una torta: les recomiendo la key lime pie, que es maravillosa).