31.07.2013

¿Comer lechuga puede convertirte en un mejor amante?

Los egipcios consideraban que este vegetal era el rey de los estimulantes sexuales y lo transformaron en símbolo de la fertilidad. Los romanos, en cambio, sostenían que causaba impotencia. Una polémica verde.


Si el carácter nutritivo de las hojas verdes no te hizo optar por ensaladas en lugar de hamburguesas, quizás el argumento sexual te lleve por el camino de lo natural: antiguamente, se creía que la lechuga era la clave para volverse víctima de la pasión y la lujuria. Al menos, eso decían los egipcios.

El artículo “Cuando la lechuga era un símbolo sexual sagrado”, publicado en la revista Smithsonian –una prestigiosa estadounidense sobre ciencia, naturaleza e historia–, explica que en el Egipto antiguo (hacia el 2000 a.C.) la lechuga se puso de moda como un eficiente método para aumentar la libido. Se creía tan firmemente que estimulaba el deseo sexual, que la transformaron en el símbolo del dios egipcio de la fertilidad, Min, representado siempre junto a la planta (y con su miembro erecto) en murales y relieves. Se creía que sus hojas verdes podían ayudar a realizar el acto sexual sin descanso y alcanzar un estado divino.

Pero ¿por qué? No hay una razón científica. Salima Ikram, profesora de egiptología en la Universidad Americana de El Cairo, sostiene que la conversión de la lechuga en símbolo del sexo pudo tener que ver, fundamentalmente, con la forma en que crece: recta y alta. Lo cierto es que los egipcios eran los únicos que consideraban esas insulsas hojas como estimulantes: los griegos y los romanos, por el contrario, afirmaban que la lechuga era la clave para dormir como un bebé y que era causante de impotencia en los hombres.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas