04.05.2012

¿Por qué todos hablan de las galletitas Toddy?

Casi sin publicidad, la nuevas galletitas Toddy superaron en popularidad a sus viejas hermanas Pepitos y ya tienen hasta clubes de fans. Las probamos. Y sí, están buenísimas.


A pesar de ser una histórica marca argentina, en el ranking de los chocolates en polvo para hacer chocolatada, Toddy fue siempre un segundón ante la hegemonía del Nesquik, porque se disuelve mucho más fácil. Pero con la nuevas galletitas Toddy (bueno, no tan nuevas, parece que tienen como mínimo un año, pero recién ahora están en boca de todos), la marca logró su vendetta.

Inspiradas en las viejas Pepitos son, incluso, mejores que aquellas: una masa arenosa que se deshace en la boca, pero no en las manos; ocasionales granitos de azúcar que remiten a una masita casera, muchísimos chips de rico chocolate que se funden en el paladar al igual que sucede con las cookies importadas y con un tamaño bastante más generoso que la competencia. Para los que hayan probado las Chips Ahoy, bueno, se parecen un poco.

Las Toddy ya hicieron furor en las redes sociales, tienen varias fanpages en Facebook y un Twitter (¿oficial?) que las recomienda a troche y moche, sobre todo para los ataques de gula. Pepitos no quiso quedarse atrás y rápidamente sacó al mercado una versión mejorada de sus galletitas, con más chips y en un envase notablemente igual al de las Toddy (sí, son mejores que las Pepitos comunes, pero todavía no logran desbancar a las Toddy). Incluso Okebon, marca de galletitas que se caracteriza por el bajo perfil, renovó su packaging y ahora tiene su versión con chips de chocolate que, la verdad, no puede ni entrar en competencia de tan feas (y eso que Okebon tiene muy buenas galletitas como las Panal o la Brios).

Volviendo a las Toddy, el miedo generalizado es que, como suele pasar, la magia desaparezca pronto, al mismo tiempo que la calidad, expresada en una disminución de chips, una masa muchos menos mantecosa y azucarada y un tamaño que se encoja... Esperemos que no. Esperemos que, al contrario, se empiecen a ver más en las góndolas de los supermercados porque hasta ahora, no es tan fácil dar con ellas.

La falta de galletitas Toddy dio lugar a todo tipo de elucubraciones, ninguna confirmada: que la última tormenta había volado el techo de la fábrica y parado la producción, que Pepitos había iniciado acciones legales a Toddy por un supuesto plagio, que todo fue una estrategia de marketing... Finalmente, la gente de Pepsico salió a desmentir todas estas teoría y a contar que la gran demanda de galletitas terminó por desabastecerlos. Confirmaron que pronto, muy pronto, las Toddy vuelven a los kioscos y supermercados.

Foto: Tomás Correa Arce

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios