29.04.2015

¿Qué comen los ricos?

En el mundo se producen sofisticados alimentos que muy pocos conocen y todavía menos compran. Carne de wagyu, setas japonesas, queso Pule y otros ejemplos de esta exclusiva lista.

Caviar Almas

El mundo es un lugar maravilloso para la gente rica. Sobre todo, cuando hablamos de comida. ¿Cuáles son esas delicias que muy pocos pueden degustar? 

KOBE
Si solo un pequeño porcentaje de la población mundial accede a comer carne, ¿cuántos pueden comer carne proviente de esta raza de vacas japonesa? Marmolada y muy sabrosa, debido a su buena cantidad de grasa intramuscular, puede llevar a cotizar 400 dólares en un restaurante. Ahora bien: aunque todas las carnes Kobe son Wagyu, no todas las Waygu son Kobe. Necesita cumplir con estrictos requisitos de linaje, criado, alimentación y sacrificio para merecer ese nombre.  Entonces, ¿existe Wagyu fuera de Japón? Aunque el país oriental intentó establecer el término como una denominación de origen, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos rechazó la petición. Es por eso que podemos comerla, a un precio elevadísimo, alrededor del mundo. En la Argentina, se consigue en al menos 40 restaurantes, que van desde parrillas como Cabaña Villegas y La Cabrera, a hoteles cinco estrellas como el Four Seasons o restaurantes de alta gama como Duhau.




TRUFA BLANCA
Aclamadas por su aroma y sabor tan peculiar (un tanto picante, debido a los componentes sulfurosos que posee) las trufas blancas son como pequeños diamantes de la cocina europea. Se cultivan en la zona del Piamonte italiano y crecen bajo tierra salvaje, en la base de un árbol de roble. De hecho, algunos agricultores utilizan perros de caza para detectarlas y salen a buscarlas solo una vez al año durante períodos muy cortos. ¿Cómo se consumen? Se rallan láminas súper finas sobre un plato de huevo, papas o arroz, otorgando así un aroma intenso al plato. Su precio oscila entre los 2.500 y 5.000 euros el kilo.




CAVIAR ALMAS
El precio elevado del caviar es un reflejo de la escasa disponibilidad del esturión. El caviar almas (que significa “diamante” en ruso), proviene del pez beluga albino, originario de la zona iraní del mar Caspio, es el más raro y por ende el más caro de todos: las perlas, de entre 3 y 4 milímetros, tienen una textura suave, lisa y mantecosa y un color que varía de gris claro a gris oscuro. De un sabor persistente en boca, este caviar es el rey del mundo de las delicatessen. Se vende en latas de oro 24 kilates, exclusivamente en la tienda House & Prunier, en Londres, a un precio que ronda entre los 16 mil y 25 mil dólares el kilo.  

SETAS MATSUTAKE
De origen japonés, estas setas crecen al pie de los pinos y se alimentan de materiales del piso forestal y de las hojas que caen. Cuanto más fuerte es su aroma, mejor calidad y más alto es su precio, que ronda alrededor de los 3600 euros el kilo. Aunque este alimento ha constituido una parte muy importante de la cocina japonesa durante 1000 años, se ha vuelto un lujo gastronómico desde que los pinos que les dan vida a las setas fueron diezmados por una plaga de insectos. Actualmente, son muy difíciles de conseguir y cosechar: se producen menos de mil toneladas al año en todo el mundo. 

SANDÍA DENSUKE BLACK
Aunque esta delicatessen oriunda de la isla japonesa Hokkaido se consume como cualquier otra fruta, se produce en cantidades reducidas: tan solo unas diez mil unidades al año. Su color es negro pulido, no tiene manchas ni rayas y su pulpa es roja y muy dulce. Puede llegar a pesar 11 kilos en casos excepcionales, aunque la media ronda los 7 kilos. Cuanto más caluroso es el clima más dulce es la fruta. Se calcula que el valor del kilo ronda los 500 euros.



 

QUESO PULE
Se elabora a partir de una extraña raza de burros oriundos de los Balcanes. Actualmente, viven una centena de ellos en una reserva natural de Zasavica, situada cerca de la ciudad serbia Sremska Mitrovica y allí es donde se produce este particular queso. Mientras un litro de leche de estos burros cuesta 40 euros, se necesitan al menos 25 litros para obtener un kilo de queso. Pero no solo es dificil de pagar, sino que es dificil de conseguir, ya que los productos no se lo venden a cualquiera.




Fuente: Directo Al Paladar

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas