27.11.2014

14 lugares recomendados para las noches de Navidad y Año Nuevo

Si pasás del festín casero, anotá estas opciones: restaurantes y bares con propuestas para familias, parejas, amigos, carnívoros, vegetarianos, de espíritu tranquilo o con fiesta posterior.


Van de la mano: las Fiestas de fin de año y el agobio que acarrean ya es tan típico como el turrón, el pan dulce y las discusiones de pareja para elegir dónde pasar el 24 y 31 a la noche. En el terreno de lo estrictamente gastronómico, elegir un lugar para ir a comer afuera puede ser motivo de más de un dolor de cabeza: porque muchos están cerrados o porque los precios son más caros que lo habitual, es mejor estar bien informado antes que encontrarse con una sorpresa que haga de un momento pensado para festejar, un fiasco inolvidable. A continuación, una selección de propuestas aptas para todos los gustos:

Para ir en malón: EL IMPARCIAL

Un bodegón no puede ofrecer otra cosa más que comer bien y abundante, a precios accesibles y en compañía de cierta mística porteña. En las Fiestas, el combo sigue vigente. Si no falta nadie al festejo, este antiguo restaurante ofrece un amplio salón para armar una mesa bien larga. En su menú especial, El Imparcial propone rabas o un cocktail de langostinos como entrada; para el plato principal, lomo al champignon o solomillo de cerdo al verdeo y, de postre, almendrado o tiramisú. Simple y efectivo. Para tomar, una botella de vino cada dos personas (Norton D.O.C. Malbec o blanco Castel Chandon), agua o gaseosa. Infaltable será la mesa dulce después del brindis. En Navidad, la cena costará $450 por comensal y $590 en Año Nuevo. Para comer y nada más que comer.
(Hipólito Yrigoyen 1201, San Telmo / T. 4383-2919)

Festejo romántico: ALMACÉN SECRETO
En medio de la excitación (y del estrés) de esta época del año, este pionero de los restaurantes a puertas cerradas propone algo mucho más íntimo y relajado: una cena tranquila en su jardín, ideal para hablar lejos del ruido de los grandes locales. Para Navidad, en su menú de tres pasos se puede encontrar una ternera mechada con hongos, mientras que el 31 un cordero con ciruelas y morrones asados con timbal de puré ocupará el plato principal. Además, en las dos fechas habrá opciones vegetarianas y no faltarán los clásicos vitel toné y tomates rellenos. Para tomar, se podrá elegir entre agua, gaseosa o un vino cada dos (Newen Malbec o Finca La Soñada Viognier). El 24 la cena saldrá $550 y en Año Nuevo $650, siempre por persona. Para arrancar el 2015 sin pretensiones, comiendo bien y de paso, sumar unos puntos en la pareja. 
(Consultar dirección, Palermo / T. 4554-0082)

Formalidad en modo español: EL CASAL
¿Cuál puede ser el lugar para llevar a tus suegros, padres o abuelos y que nadie termine protestando por el volumen de la música o los platos de nombres inentendibles? La búsqueda de una respuesta lleva a este sobrio restaurante español, especializado en la cocina de mar y montaña. El menú para las Fiestas empieza con fiambres, quesos y embutidos; sigue con un tapeo (chorizo a la sidra, gambas al ajillo), pasa a un plato principal, que puede ser la especialidad de la casa, o sea, el cochinillo horneado con papas; y termina con una mesa dulce. Para tomar, se puede optar por agua, gaseosa o un vino Álamos entre dos, más una copa para el brindis. Cuesta $630 por persona, en cualquiera de las fechas. 
(Chacabuco 863, San Telmo / T. 4307-0912)



Un étnico para ir con chicos: GARBIS 
El restaurante de comida árabe-armenia tiene, además de platos típicos bien ejecutados, el plus de una sala repleta de juegos para que los más pequeños no estén corriendo alrededor de las mesas.  En esta ocasión, más allá de hummus, tabule y keppe, vas a encontrar brochettes de cordero, mousakka (lasagna de berenjenas, tomate y mozzarella) o parrillada en un menú fijo pensado para celebrar. También habrá helados, brownies de chocolate y delicias orientales de postres. ¿Algo más? Sí: canilla libre de bebidas, con vinos y espumantes Emilia de Nieto Senetiner. Es uno de los best buy de esta lista, que cuesta $450 por barba en Navidad y $550 en Año Nuevo.
(Monroe 1799, Belgrano / T. 4789-9300)

Cena tana y baile: CUCINA D’ ONORE
La comida italiana le gusta a todo el mundo, por lo que es una opción infalible para las Fiestas. Para variar el típico menú navideño, Cucina D’ Onore tiene una interesante oferta de carnes, pescados y, claro, pastas. En tres pasos, habrá tablas de quesos y fiambres o mariscos en el antipasti, y lasagna de frutos de mar o lomo al vino tinto con papas rústicas en los platos principales. Para el postre, tiramisú, volcán de chocolate o un semifreddo de maracuyá. Mesa dulce, bebida libre y brindis (con vinos de bodega Escorihuela Gascón) completan la oferta, que en Navidad valdrá $690 y en Año Nuevo $990. El 31 también prometen baile carioca para las primeras horas del 2015.
(Alicia Moreau de Justo 1768, Puerto Madero / T. 4315-9260) 

Para foodies y modernos: UCO RESTAURANT
Luego de la inesperada partida de Hernán Gipponi, el hotel boutique Fierro reinauguró su restaurante con una nueva estética, un nuevo chef –el irlandés Edward Holloway– y un nuevo nombre: Uco. Si la premisa para las celebraciones es no probar ni un matambre ni un turrón, tanto la noche del 24 como la del 31 habrá un menú ideal para sibaritas, con platos como el lechón crocante con puré de remolacha y ensalada de mango y la entrada a base de fiambres, fritos de mar y mollejas, entre otras tantas tentaciones. A la hora de los dulces: chocolate blanco, lima y tapioca de ron. Con maridaje de vinos y el café para poder seguir la noche (o el té para bajar la comida), la cena termina saliendo 1400 pesos por comensal. Sofisticación en la mesa y en el bolsillo. 
(Soler 5862, Palermo / T. 3220-6800)

Sabores franceses bajo las estrellas: L’ ATELIER DE CELINE
Para los que disfrutan más una buena brisa que un aire acondicionado, este restaurante francés y su plácida terraza, ubicada en una antigua casona, se convierte en el lugar justo para empezar un nuevo año. En tres pasos, la entrada estará cubierta con una ensalada de queso azul, peras, pesto de nueces y magret de pato ahumado; o rilettes (una especie de paté) de mariscos, sandía, manzanas y pomelos. Como plato principal, habrá dos variantes: salmón blanco con guiso de calamar y papines o un sabroso garrón de cordero (la parte baja de la pata), con berenjenas asadas y cherrys. Chocolate y frutillas en texturas varias para el postre, más el brindis y petit fours por $900 en efectivo. Acompañan la cena los vinos Saint Felicien. 
(Carlos Calvo 242, San Telmo / T. 4361-1269)



A pura brasa: LA CABRERA
La reconocida parrilla palermitana, muy visitada por locales y extranjeros, ideó un menú festivo que permite picotear de todo un poco. Primero, llega a la mesa un mix de entradas –chorizo, morcilla, empanadas, provoleta– al que le sigue un combinado de cortes como bife de chorizo, ojo de bife y churrasquito de cuadril, entre otros, además de una tabla de ensaladas. Para el postre, degustación de helados artesanales. Por último, café con petit fours y canasta navideña: pan dulce y brindis con espumantes Nieto Senetiner (en Navidad) o Rutina (en Año Nuevo). Los vinos del resto de la noche también son de estas dos bodegas, dependiendo de la fecha. A esto sumale agua o gaseosa y tenés un combo de $1150 por cabeza para el 24 y $1350 para el 31.
(Cabrera 5099, Palermo / T. 4831-7002)

Para peronistas con mascotas: MUSEO EVITA
Si te da pena dejar a tu gato o perro solo en casa, aturdido por los fuegos artificiales, acá tenés una alternativa pet-friendly que te saca del apuro. Y si sos un seguidor del General, este es, definitivamente, el lugar en el que tenés que estar para recibir el 2015. El restaurante del Museo Evita tiene un menú para el 31 a la noche que comprende cuatro pasos y ofrece, entre otras alternativas (son dos o tres por paso), blinis de centeno con vierias grillas de recepción; ravioli frito relleno de mascarpone con salsa pomodoro de entrada; lomo con salsa Malbec, mandiocas rústicas, cherries y echalotes confitados de principal, y mousse de miel y tomillo con garrapiñada de granola, chocolate y helado de sambayón para terminar. En total son $980 que incluyen el vino y el brindis (de bodega El Esteco), además de cotillón para la fiesta posterior en su patio, uno de los espacios al aire libre más bellos de Buenos Aires.
(Juan María Gutiérrez 3926, Palermo Botánico / T. 4800-1599)

Elegancia y experimentación: TARQUINO
Algo oculto en el corazón de un exclusivo hotel de Recoleta, este peculiar restaurante –tanto por su ambientación como por su gastronomía– ofrece un menú de siete pasos de sabores innovadores para despedir el 2014, de la mano del chef Dante Liporace (ex elBulli). Entre los platos se incluyen pato con naranja y cacao, pasta de calamar con crema de carbonada y morcilla y para terminar, una sopa inglesa con vainillas, duraznos, espuma de chocolate, helado de crema y miel de trufa. Como se ve, para paladares exigentes. Por $2500, la cena también incluye petit tours, maridaje con vinos DV Catena, gaseosa o agua. Solo para la noche del 31.
(Rodríguez Peña 1967, Recoleta / T. 6091-2160) 

Año Nuevo veggie-friendly: QUIMBOMBÓ
Que nadie quede afuera: esa es la propuesta de este acogedor restaurante, con una terraza que da ganas de quedarse toda la noche. Para los comensales vegetarianos, en la entrada hay queso Camembert entibiado en miel sobre brioche y para los carnívoros, salmón ahumado y papas rosti. Para el plato principal, unos tendrán ravioles de calabaza y semillas de girasol con salsa gruyere, y los de la vereda de enfrente, guiso indio de cordero. A la hora de los postres, mousse de maracuyá y chocolate blanco o backlava de manzana y nueces con helado de banana al rhum. Más la copa de espumante, vinos Altos Del Plata y la mesa dulce, todo suma $900. 
(Costa Rica 4562, Palermo Soho / T. 4831- 5556)  

Para grupos de amigos cocteleros: VICTORIA BROWN
Si lo importante es pasar un buen momento con los chicos o las chicas, en un lugar con onda, entonces este bar, con uno de los mejores diseños que se pueda encontrar en la ciudad, abre el 31 –con reserva previa– para ofrecer un menú que empieza con burrata italiana, jamón crudo y texturas de tomate, y entre los principales, salmón rosado al grill con puré de calabaza y ensalada de hinojos. Para el postre, volcán de chocolate y helado de amarula. Cada paso se puede acompañar con dos opciones de tragos (animarse al Corpse Reviver #2 que lleva ginebra Bombay Saphire, vermouth blanco, limón y licor de naranja) y los platos principales, con Montesco Agua de Roca Sauvignon Blanc. El precio de la velada es de $1200 por persona. En los primeros minutos del 2015 ya funcionará el bar como siempre, hasta que las velas no ardan.   
(Costa Rica 4827, Palermo / T. 4831-0831)



Una terraza con onda: PRIMAFILA
Para tener un poco de aire fresco en una noche que puede llegar a ser muy calurosa y, de paso, tener el parque cerca para pasear con los más chicos, el restaurante italiano Primafila se convierte en una opción para considerar para el 31. La propuesta es muy extensa: va desde un buffet con ensaladas, sopas frías, tablas de quesos y fiambres hasta platos calientes como pollo envuelto en panceta con crema de mostaza y risotto de cordero. El menú incluye la mesa dulce, tragos libres, vinos (Casa Bianchi) y café. La noche no termina con la cena, sino que sigue con una fiesta, a un valor todo incluido de US$150. Si querés ir solo a la fiesta, que se extenderá hasta las 2.30am, podés abonar $500 y disfrutar de la barra libre.
(Avenida Pueyrredón 2501, Recoleta / T. 4804-0055)  

Banquete de lujo y fiesta cool: ELENA, NUESTRO SECRETO y PONY LINE
Si la idea es tirar la casa –o, más bien, la billetera– por la ventana, entonces la propuesta del hotel Four Seasons es para tener en cuenta. El menú de Navidad y fin de año en sus dos restaurantes (Elena, en la planta baja, y Nuestro Secreto, en los jardines) es un compendio de exquisiteces entre las que podés encontrar entradas como mollejas de chivito con gírgolas rostizadas o codorniz confitada con puré de alcauciles y huevo a 63º. Sí, esto solo de entrada. Entre los principales, siempre contemplando los distintos menús de ambas fechas, habrá platos como truchón a baja temperatura con espárragos y gnocchis de azafrán y eneldo o lomo dry aged con puré de nabo braseado y pesto de habas y tomates. ¿De postre? Black forest cake y láminas de ananá cocidas por diez horas con arroz con leche, entre otros, con mesa de panes y dulces navideños. En Año Nuevo, después de la cena, la maratón festiva sigue en el bar Pony Line, con DJ y selección de bebidas para tomar sin cargo hasta las cinco de la mañana. El festejo completo sale $2500 el 24, y $3500 en Año Nuevo.
(Cerrito 1455, Recoleta / T. 4321-1588)



Por Nicolás de la Barrera


 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas