15.12.2014

15 vinos perfectos para beber y regalar en estas Fiestas

Para poner en el arbolito, para compartir en la mesa o para darte un gusto. Estas son nuestras etiquetas elegidas en todas las gamas de precios.


Fin de año, con sus temperaturas extremas, sus reuniones de oficina, brindis y sociales, es una fecha en la que pensar en elegir la bebida ideal enturbia la mente igual que una gota de agua fría enturbia un vaso de anisado. Sin embargo, es momento de tener las neuronas despiertas: una buena botella de vino te soluciona un regalo apresurado el 24, hace que la cena de Navidad sea una gloria o que la de Año Nuevo resulte en una celebración inolvidable. Para ello, en JOY tenemos una petit guía de elegidos que te evitarán el esfuerzo de cranear demasiado.

PARA LA MESA
El menú de las Fiestas incluye incongruencias deliciosas como el vitel toné, el pionono y el lechón frío con adobo agridulce. A esos contrastes, le tenés que sumar un componente más: los parientes. Está el que le gusta el blanco y el que prefiere el tinto, y eso sin entrar en materia de gastos. Para todos los bolsillos y paladares, apuntá a estos ejemplares:

1. Novecento Malbec 2013 ($38). Si esperás un tropel de familiares sedientos, de los que se acodan en la mesa y se ufanan de haber traído el helado, este vino puede ser una salvación en precio y calidad. Tinto frutado y fresco, de paladar versátil, funciona tan bien con empanadas como con un lechón adobado. Y el precio colabora a la hora de un banquete numeroso.

2. Norton Tempranillo 2013 ($42). Si estás corto de plata y tenés que llevar el vino, elegí este tapado de Bodega Norton. El argumento para ponerlo en la mesa es la calidad superior a la media de su precio. Ahí, esgrimiendo conocimiento, zanjás la cuestión del dinero. Cuando la parentela lo pruebe, dará cuenta de tu expertise y vos podrás anotarte un poroto en el truco de las vanidades.

3. Ventus Malbec 2013 ($52). Patagónico, este tinto de Bodega del Fin del Mundo tiene el doble mérito de ofrecer una impecable relación calidad-precio y un vino completo para su segmento. Destaca el trazo frutal y el paso jugoso y ágil, que lo pone como número fijo para acompañar una comida nutrida en carnes. 

4. Tracia Honores Malbec 2013 ($65). Si hay una virtud en el Malbec, es la de agradar a todo el mundo. Tracia cumple holgadamente con ese cometido: es frutal, carnoso y de frescura moderada, por lo que ocupará su lugar en la mesa, justo entre las entradas y los postres, con sobrada cintura.

5. Cafayate Reserve Syrah 2013 ($68). Novedad de este año, este tinto cafayateño propone una aromática frutal bien atractiva, con un paladar algo austero y de una delicada y efectiva frescura. Perfecto para la mesa, su perfil versátil le gustará tanto al bebedor ocasional como al pariente más vinero de la familia.

6. Killka Sauvignon Blanc 2014 ($70). Lanzado a mediados de 2014, este Sauvginon representa el costado menos tropical de la variedad, con un aroma de pasto y ruda y un paladar amplio y tirante. Condición ideal para un tapeo o una picada en la que un blanco algo nervioso refresque la garganta y abra el apetito.

7. Altos del Plata Chardonnay 2013 ($73). A la hora de refrescar las entradas o recibir a los invitados a la cena de fin de año, una buena copa de este Chardonnay puede ser la llave para abrir la puerta a la cordialidad. Fragante y de boca amplia y de justa frescura, va bien con quesos y fiambres y, no podía ser menos, con un buen vitel toné. 

8. Pródigo Malbec Bonarda 2012 ($76). Corte elaborado con uvas de La Consulta, Valle de Uco, se incorporó en 2014 al mercado local. Destaca especialmente por su trazo bien frutal y unos taninos mullidos y reconfortantes, en los que se puede descansar la boca en medio de una cena polémica, en la que salen a relucir viejas (y, al parecer, olvidadas) rencillas familiares.

9. Albariño Las Perdices 2013 ($125). En caso de que la cena venga más íntima que numerosa, es clave tener un buen blanco con el que arrancar y generar un clima de jardín en flor. Las Perdices elabora algunos dignos de ese rol, pero ninguno como este raro Albariño: sumará tema de charla, además de un paladar delicado y refrescante.

PARA REGALAR
Elegir un buen obsequio en esta época del año equivale a estresarse todavía un poco más. Son muchos los regalos que hay que hacer y muchos los gustos que están puestos en juego. Nuestro consejo: decantarse por una buena botella de vino que, además, siempre invita a compartir. Quedá bien con alguna de estas etiquetas:

10. Luigi Bosca Riesling Las Compuertas 2013 ($170). Un regalo bien hecho encierra siempre un mimo. Si de brindar una caricia se trata, este Riesling de Luigi Bosca es perfecto: la variedad es poco conocida en nuestro medio –es oriunda de Alsacia– y ofrece un blanco aromático y con cuerpo, delicadamente armado en torno a una frescura glacial.

11. Lindaflor Chardonnay 2013 ($200). Elaborado por bodega Monteviejo en Vista Flores, este blanco ofrece el costado más elegante de esta uva: con un trazo evidente de roble, es amplio y untuoso, y se mueve con buena agilidad debido a su frescura. Pensá en esta botella para alguien que sostenga que no le gustan los blancos. Casi en el acto, lo convertirás en un nuevo y engolosinado amante de estos vinos.

12. El Enemigo Vino de Parcela La Esperanza Bonarda 2011 ($250). El enólogo Alejandro Vigil acaba de poner la vara de la Bonarda bien arriba, al lanzar una colección de vinos de esta variedad pensada en función del terroir. El más rico, a nuestro juicio, es La Esperanza (así se llama el viñedo). Es un objeto precioso y elegante para hacer un lindo obsequio descorchable. 

13. Pulenta Estate Gran Cabernet Franc XI 2011 ($320). Ahora que todos hablan del Franc, conviene tener a mano esta botella para un buen regalo: es potente, frutado y vegetal al mismo tiempo, de rico y curioso paladar. Con el plus de que ofrece una etiqueta vistosa y atractiva. Puede ser una excelente opción para quedar como un especialista en vinos.

14. Teho Malbec 2012 ($400). Los raros nombres, los raros vinos consagrados y los raros cortes son inmejorables planes para agasajar, porque quien los recibe encuentra un halo de singularidad en su presente. Este ejemplar cumple con los tres requisitos de rareza: Malbec de La Consulta, Valle de Uco, tiene un toque de Petit Verdot y Cabernet Franc que lo convierten en un vino muy moderno en su gusto y estilo.

15. Iscay Syrah 2011 ($430). El Syrah es una uva que se caracteriza por cierto exotismo aromático y un paladar más bien austero. En este caso, además, al haber sido cofermentada con un 7% de Viognier, consigue realzar ese carácter. Tinto elegante y de una belleza desnuda, será el obsequio justo para quien ame al vino y desee probar uno realmente sedoso.

Por Joaquín Hidalgo


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas