18.01.2018

4 lugares para ir de tapas (y volver)

Visitamos cuatro lugares para tapear, donde comer rico y sin gastar una fortuna es posible.


Todo conspira a favor de las tapas: el calor pide comida en porciones más pequeñas, el mood veraniego impone un clima relajado y la billetera exige salidas gastronómicas accesibles. Ese combo tiene nombre: tapeo.

Aquí cuatro opciones para ir de tapas y salir airoso:

Lekeitio, Bodegón Vasco

Lekeito está en Chacarita, un barrio que muchos aseguran -Airbnb incluido- tiene un presente grandioso y un futuro aún mejor; sin embargo, no se emplaza en las calles que le dieron esa fama. Está en los márgenes, a pasos de la Avenida Corrientes y del Parque Los Andes.

Casi escondido, encontrar mesas libres es difícil. No es obra del marketing, de la prensa ni, claro, de la ubicación, se llena porque el lugar tiene onda, se come bien y es accesible. Combo completo.

Su creador es el cocinero vasco Shanti Aboitiz y en el menú se pueden disfrutar delicias de su tierra adaptadas a los productos locales.

Pedir la tortilla de papa ($180), que sale con o sin chorizo colorado, es obligación, pero vale la pena advertir que la porción es demasiado suculenta y puede no dejar espacio para lo que viene después.

 

Otros clásicos son las gamas al ajillo, las rabas con alioli ($260) y los mejillones gratinados con panceta y puerro ($200). Todo en porciones abundantes, con dos o tres platillos comen dos personas. 

El agua de filtro es gratis toda la noche, pero mejor llenar la copa con cerveza tirada o sidra. También hay una buena carta coctelera que, como buen restaurant español, otorga protagonismo a los gin tonics. El Mediterráneo ($270) con gin Mare, tomates cherry, ramas de romero es un clásico que no falla y el Tónico Botánico (gin The Botanist, bitter de lavanda, cítricos y tónica, $250) una buena elección.

La grata experiencia gastronómica puede maximizarse en el patio, donde, como en todo buen barrio, el cielo se deja ver sin que interrumpan los edificios.

Dónde:
Dirección: Santos Dumont 4056
Tel. 5629-3312.

Sagardi

Sagardi es lo más parecido a estar en España en pleno San Telmo. Es que las tapas se consumen igual que en la madre patria, esto es, se exhiben a lo largo de la inmensa barra y el comensal elige cuáles poner en su plato. 

Hay más de 60 variedades de pintxos para elegir ($45), entre los calientes se destacan los langostinos rebozados con masa gabardina, super aireada y con el sutil toque de la cerveza que lleva en su composición. Otro punto alto es la tortilla con txistorra, un embutido vasco típico.

La mayor variedad está en los fríos; clásicos como el de masa madre, con tomate, oliva y jamón o el de salmón ahumado y alcaparras son una apuesta segura y ganadora a la vez. 

 

Todos cuestan lo mismo y se montan con un palillo o escarbadiente; parece un detalle decorativo, pero no, su función es escribir la cuenta. Es que, cuando el comensal está listo para ir, el mozo se acerca, observa la cantidad de palillos vacíos en el plato y cobra.  

El vino de la casa es muy bueno, dos Malbec -uno joven y otro con paso por barrica- provenientes de La Consulta, Mendoza, donde Sagardi tiene sus propios viñedos. Además, no falta la sidra vasca ($280 la botella): seca, astringente, sin gas y bien cítrica. 

Dónde:
Humberto 1º, 319. San Telmo.
Tel. 4361 2538.

La Esperanza de los Ascurra

Con gran variedad de platos en tres tamaños (tapa, media ración y ración), La Esperanza de los Ascurra es esa opción que le gusta -o al menos conforma- a todos.

La inspiración es española -de ahí las gambas al ajillo, la tortilla, el pulpo a la gallega, etc.- pero el corazón es porteño, por eso también hay milanesa a la napolitana, bondiola (desde $167) o bifecitos de lomo a caballo (a partir de $207).

Para picotear entre varios cuando cae el sol, se imponen los morrones asados ($48), las berenjenas en esabeche ($48) y las aceitunas especiales. 

Además, hay menúes prearmados para 2 y 4 personas que tienen precio especial. Un ejemplo: tortilla, rabas, gambas al ajillo, papas bravas más dos cañas Schneider o 2 cinzano por $696 para dos (consultar variedades y precios en cada sucursal).

De la cocina también salen platos más rebuscados, los arroces cumplen con creces. El negro con gamabas, jamón crudo y mascarpone ($420) es exquisito. Los que prefieran una versión más fresca, pueden pedir el Imperial (gambas, salmón y vieriras, $440).

Parece un dato menor, pero no lo es, las papas bravas ($52, 4154, $214) salen super sequitas y en el punto justo.

En febrero renovarán la carta y se vendrá el clásico triolet (tres tapas frías a elección), la hamburguesa de entraña y unas vieiras gratinadas que, según pudimos comprobar, son aptas para exigentes.

Dónde:
Aguirre 526, Villa Crespo.
Fitz Roy 1818, Palermo
Vicente López 1661, Recoleta.
Av. del Libertador 696, Vicente López. 

 

La Fuerza*

A poco más de una semana de su inauguración, La Fuerza promete convertirse en uno de los hot spots de la ciudad. Todo empieza con el vermú homónimo elaborado a los pies de Los Andes con hierbas argentinas y del mundo. Hay dos variedades: blanco, a base de Torrontés y sinónimo de verano, y rojo, con Malbec y bien perfumado (pronto van a estar disponible en botellas para su venta). 

El bar está ubicado en una esquina de Chacarita. Su decoración, sencilla y despojada, inspira a pasar horas haciendo tres cosas: beber, comer y charlar sin apuro, como corresponde. Detrás de la creación, tres nombres que certifican su calidad: Sebastián Zuccardi (enólogo), Julián Díaz (creador de 878 y Los Galgos) y Martín Auzmendi (exbartender, periodista y organizador de BA Cóctel y Muza 5K).

El concepto de La Fuerza es bien porteño, simple pero contundente: dos canillas de vermú (el vaso con soda o tónica sale $90), un par de tragos y platitos para compartir. Entre ellos, triolet con ingredientes a elección (tres por $140), papas fritas (desde $60 las de paquete “pero  buenas” hasta $130 las bastón a caballo), y platos chicos para el picoteo ($150) con clásicos de la cocina de Buenos Aires, como buñuelos de acelga, tortilla de papa a la minuta o bife de chorizo. Si vas con amigos, la posta es pedir La Fuerza de Compartir ($600), incluye una botella, soda y 8 ingredientes. 

Dónde:
Dorrego 1409, Chacarita.
https://www.instagram.com/vermulafuerza/

Por María Paula Bandera

*Por Mercedes Spinosa 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios