14.02.2011

5 nuevos hábitos en el restaurante en tiempos de inflación

La sostenida suba de precios promueve nuevas costumbres entre los comensales argentinos.


Si los precios de la prepaga, las expensas y el cable suben por el ascensor y los sueldos lo hacen por la escalera, lo que primero se recorta son los gastos de esparcimiento, entre ellos, las salidas a comer.

Pero, paradójicamente, en el actual contexto de inflación los restaurantes siguen trabajando a toda máquina, según afirman empresarios y expertos consultados por Planeta JOY. ¿Cómo se explica esto? La gente no deja de salir a comer afuera, sino que lo hace de una manera diferente: cuidando el bolsillo.

Estas son las tendencias más relevantes que se perciben en los restaurantes de Buenos Aires:

1- Los descuentos definen las salidas
Dos años atrás, quien sacaba un voucher de descuento a la hora de pagar la cuenta corría riesgos de ser tildado de amarrete. Ahora, si saca la tarjeta de un club de descuentos o la del banco que bonifica el 20%, es un consumidor inteligente. En tiempos de inflación, la gente es mucho más permeable a las promociones. Tanto es así que antes de realizar cualquier consumo, la pregunta es “¿con cuál tengo descuento?”. Según Jorge Ramallo, de la consultora Food Service Group, es una regla que rige para todos, a excepción del segmento más alto de la pirámide.  

2. Se privilegia el lunes como día para salir a comer afuera
 
Los días en que los restaurantes ofrecen los descuentos más fuertes, de hasta un 50%, no hay mesa donde comer, aunque sea lunes o martes: a las 10 de la noche muchos bares y restaurantes están llenos y hasta hay gente esperando en la puerta. Esta es una consecuencia directa de las promociones: se ofrecen grandes rebajas en días poco convencionales para una salida. Así,  los encuentros con amigos y familiares se trasladan a principios de la semana. Y mientras más establecimientos ofrezcan estos descuentos, más visible va ser la tendencia. Para tener una idea, sólo en Club Nación hay 574 restaurantes adheridos.

3. Cada vez mayor cantidad de gente lleva su vino al restaurante
Hasta hace unos años, era muy raro que un restaurante ofreciera servicio de descorche (mediante el cual uno lleva su propia botella de vino y el establecimiento cobra el valor del vino más barato de su carta, o un precio fijo de entre 25 y 30 pesos). El descorche era un consuelo para los buenos bebedores en restaurantes con una carta de vinos acotada. Pero ahora también es una opción que se elige para abaratar la cuenta. La tendencia explica el aumento del número de restaurantes con descorche. Según datos de la consultora especializada Moebius Marketing, aumentó un 27%, hasta alcanzar a cerca de 650 establecimientos.   

4. Se piden platos para compartir
Una de las formas más obvias de abaratar costos, es pedir un plato de los más baratos de la carta. Sin embargo, no es lo que más se ve en los restaurantes. Por el contrario, los platos más elaborados y sofisticados (que suelen ser también los más caros), siguen siendo los favoritos… siempre que de ese plato puedan comer dos. Según empresarios gastronómicos consultados, los consumidores prefieren hacer el gasto en la comida y ajustar números en la bebida: el que compraba un vino de 150 pesos, ahora pide uno de 60. Como consecuencia de este fenómeno, son cada vez más los restaurantes que cobran un precio extra por compartir platos.

5. Se piden las sobras para llevar a casa
Tiempo atrás, si sobraba comida en su plato, el cliente simplemente dejaba los restos, pagaba y se iba. Pero ahora la cosa no da para derroches y los argentinos adoptan una costumbre arraigada en otros países: pedirle al mozo que envuelva las sobras y llevarlas a casa, una modalidad conocida en EE.UU. como “doggy bag” (es decir “la bolsita para el perro”). Hace algunos años, el camarero miraba con mala cara si alguien llegaba a solicitarlo. Hoy es cada vez más frecuente. Inclusive, muchos restaurantes tienen bandejas de aluminio que utilizan para tal fin.

por Agustina Rato

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios