25.10.2016

5 secretos para cocinar el más sabroso pulpo

Animate a preparar un manjar de mar siguiendo estos sencillos consejos.


Ya sea del océano Atlántico o del Pacífico, el pulpo es uno los platos más exquisitos. También suele ser uno de los ítems más caros en los restaurantes. Por eso te acercamos los secretos para que puedas cocinarlo en tu casa y sorprendas a tus visitas. A estos tips los puedes utilizar para varias recetas como el tradicional pulpo a la gallega, el pulpo a las brasas, en tu ceviche peruano o sushi.
 
Si quieres que te salga a punto, tierno y sabroso debes seguir nuestros cinco consejos.

1. Ablandar el pulpo
Es muy importante ablandar el pulpo antes de cocinarlo. Indica la tradición de la Isla de Ons de Galicia, golpear al octópodo contra una piedra para enternecer su carne. Nosotros te recomendamos un secreto más sencillo: si compraste el pulpo fresco debes congelarlo o comprarlo freezado.
 
 
 
2. Descongelar y lavar
Un día antes de cocinarlo, retira el pulpo del congelador y bajarlo al refrigerador para que se descongele gradualmente. Recuerda utilizar una cazuela o bowl grande pues va a liberar mucha agua y puede desbordar el recipiente. Evita usar el microondas porque precocina las comidas. Cuando el pulpo se descongele debes lavarlo para quitar restos de arenilla y otras impurezas.

3. Asustarlo tres veces
Así como leíste, es imprescindible que asustes al pulpo antes de cocinarlo para que los tentáculo se enrosquen y no se le caiga la piel. Cuando el agua de la cacerola rompa el hervor sujeta al pulpo con una pinza y procede a asustarlo. ¿Cómo? Sumergilo por completo en el agua y retirarlo de inmediato. Repite este paso al menos tres veces y luego déjalo dentro del agua.

4. Hervir y pinchar
Otro de los secretos es el tiempo de cocción, que es muy relativo y varía según el peso pulpo, la cantidad de agua en la cacerola y de la potencia de la llama. Lo normal es hervir a fuego medio un pulpo de entre 1,8 kg – 2 kg alrededor 30-35. Durante la cocción, te aconsejamos que no te alejes de la cocina pues debes pincharlo con un cuchillo puntiagudo de vez en cuando para comprobar la consistencia de la carne. Cuando el cuchillo se hunde con facilidad en los tentáculos apaga el fuego y deja reposar cinco minutos.
 

 
5. Servir y saborear
Cumplido el tiempo de reposo, retira el pulpo con la pinza y apóyalo en una tabla de madera. Desde este momento tú decides cómo quieres comerlo. Puedes optar por prepararlo a la gallega: trozarlo, agregarle pimentón dulce y picante, un chorro de aceite de oliva, unas cucharaditas de pimentón dulce y picante, y acompañarlo con patatas hervidas. También te puede servir para tu ceviche o para incluirlo en tus piezas de sushi.


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios