10.01.2015

5 usos alternativos para darle a tu wafflera

Hiciste waffles dos veces el año pasado y, desde ese momento, el aparato está de adorno en tu mesada. En esta nota, cinco ideas para sacarle el polvo y devolverla al ruedo. Huevos, pizza, brownies y más opciones para el brunch.


Cuando los probaste un waffle por primera vez, pensaste: "me compro una wafflera para comerlos todas las tardes de mi vida". Pero tu entusiasmo y el de tu familia duró lo que un Sugus y desde hace dos veranos que el aparato está en tu bajo mesada juntando polvo. Pensando en vos, armamos esta nota con algunas ideas para que vuelvas a darle uso o, incluso, para que te animes a comprarla. 

Pero primero lo primero, ¿cómo se hace la masa de los waffles?

Ingredientes:
-1 taza de leche
-1 huevo
-2 cucharadas de aceite neutro
-1 y ¼ taza de harina 000
-2 cucharaditas de polvo para hornear
-1/3 taza de azúcar impalpable
-1 cucharadita de esencia de vainilla

Procedimiento:
1. En un bowl, batir el huevo con la esencia de vainilla, agregar la mitad de la leche, el polvo de hornear, el aceite y la harina.
2. Agregar el resto de la leche y batir.
3. Agregar azúcar impalpable y batir nuevamente.
4. Dejar reposar la masa en la heladera por una hora.
5. Untar la base de la wafflera con manteca y verter la mezcla.

Si querés unos waffles salados, suprimí el azúcar y agregá dos cucharaditas de sal fina.  

5 PLATOS DISTINTOS

1. Waffle Pizza. Para hacer este plato, prepará la masa de pizza tradicional y, una vez que tengas el bollo listo, dividilo en dos. Estirá cada uno de los bollos hasta que queden lo más finos posible. Precalentá la wafflera y rociala con aceite en aerosol, antes de colocar la primera plancha de masa. Luego rellenala con lo que más te guste: jamón, queso, champignones, etc. Colocá la segunda plancha de masa y cerrá la wafflera. Cociná el "sándwich de pizza" de 3 a 5 minutos y, mientras se hace, cortá los excedentes de masa.  

2. Waffle de Brownie. No importa si los preparás caseros o recurrís a los de paquete. Simplemente seguí los pasos de tu receta de siempre y volcá la mezcla en la wafflera precalentada a temperatura media y ligeramente enmantecada. Cociná durante aproximadamente 5 minutos, hasta que los Brownies estén crocantes por fuera y húmedos por dentro. ¿Querés lucirte del todo? Colocales una bocha de crema americana encima y servilos cuando todavía están calientes. 

3. Cinnamon Waffle. ¿Sos fan de los cinnamon roll de Starbucks? Prepará unos mucho más ricos en tu casa y sin prender el horno. Lo único que tenés que hacer es seguir el paso a paso de la receta de los arrollados de canela e introducir la masa en la wafflera. Apenas estén listos, decoralos con el glaseado y servilos.

4. Panini. Tal vez no sabías que podés usar tu wafflera como si fuera una sandwichera. De hecho, el tipo de cocción del aparato hace que la superficie te quede mucho más crujiente que de la forma tradicional. Si querés innovar a la hora del desayuno o el almuerzo, armate un waffle panini: jamón, queso, albahaca, tomate o lo que sea que se te ocurra.

5. Huevos revueltos y panceta. Ya te habrás dado cuenta que este aparatito puede hacer muchas cosas. Como por ejemplo, huevos revueltos: mientras esperas que se caliente la wafflera, agarrá un bowl, batí los huevos y añadí lo que quieras para condimentarlos (perejil, pimienta, orégano, etc). Rocía las dos placas con un poco de aceite vegetal y volcá los huevos batidos. ¿Querés acompañarlos con panceta? Cocinala directamente sobre la wafflera de ambos lados, como si fuera una sartén. 

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas