14.07.2017

5 guisos imperdibles para un invierno lleno de sabor

Disfrutar de un plato de cuchara humeante y con mucho gusto es uno placer que vale la pena disfrutar en la temporada otoño-invierno.


Sentarse frente a un plato hondo humeante y rebosante de sabor mientras afuera corre el viento o la lluvia es uno de los placeres sibaritas más gratificantes. Varios establecimientos gastronómicos se pliegan a esa sensación ofreciendo guisos de variada naturaleza para disfrutar de una velada cálida y acogedora en sus menúes de otoño-invierno. Te recomendamos cinco imperdibles. 

Callos a la madrileña en EL BURLADERO
Cualquier persona con resquemores hacia el mondongo encontrará una probable redención en el fondo de estos callos a la madrileña. La suave y larga cocción que la víscera vacuna recibe en este plato rebosante de españolidad le quita cualquier textura desagradable para darle terneza y capacidad de absorción. De esta manera, la salsa espesa donde el tomate y el pimentón mandan filtra el mondongo convirtiéndolo en algo trascendente que lejos está de convertirse en un misil pesado dirigido directamente al estómago. Esta versión ($315) sale con porotos y garbanzos, junto a una dosis de chorizo colorado.
Uriburu 1488, Recoleta / T. 4806-9247

Cazuela de gambas cítrico-picante en LA PESCADORITA
El subidón del jalapeño que choca de lleno contra una pared cítrica. Esa es la base del trayecto dibujado por uno de los puntos altos de la nueva carta de especiales de invierno de La Pescadorita, donde el chef Leandro Leyell pone una vez más su inventiva al servicio de los pescados y mariscos para crear una selección de arroces y guisos. El plato destacado en cuestión sale $325 e incluye buen puñado de gambas que navegan en un denso océano picante, cuyo entusiasmo invernal es súbitamente refrescado por la ácida lima y el aroma veraniego del cilantro. Un plato de sensaciones distintas a las de un guiso tradicional, que marida ecos españoles y peruanos. 
Humboldt 1905, Palermo / T. 4773-0070



Guiso de lentejas en CAMPING
Los mediodías de viento fresco y sol tibio parecen hechos a medida para el rústico ambiente al aire libre de este lugar asentado en la terraza del Buenos Aires Design. Hay mantas abrigadas para quien busque protegerse del aire y, sobre todas las cosas, hay dos guisos en la renovada carta de la temporada otoño-invierno. Uno de ellos es una opción excelente para los vegetarianos: un clásico guiso de lentejas con verduras ($90), contundente y -sobre todo- muy bien condimentado. Ideal para un almuerzo donde lo simple no derive en fast food, se anota un buen punto en el canon oficinista. Es que aunque el plato es indudablemente sabroso, evita la inyección de modorra de siesta gracias a su sorprendente ligereza. 
Av Pueyrredón 2501, Recoleta / T. 5777-6150

Guiso del cazador en PULPERÍA QUILAPÁN
Exactamente a contramano de la opción veggie friendly de Camping se para orgulloso el exuberante guiso del cazador del pintoresco espacio de San Telmo, donde conviven en alegre cambalache objetos de décadas pasadas con una gastronomía de sabores vigorosos y honestos. El plato tiene como estrellas cortes de jabalí y ciervo, tiernos y profusos, que aportan esencias salvajes subrayadas por la presencia de hongos de pino, algo de papa y una dosis modesta de lentejas. Está claro que aquí es la carne la protagonista, en un balance que contrariamente a lo que podría pensarse de antemano no desborda en grasitud gracias a su base de proteína magra. Al amigable precio de $180, el maridaje de este guiso no es nada complicado ni oneroso: por apenas 100 más, llega a la mesa un pingüino de muy adecuado vino de la casa. 
Defensa 1344, San Telmo / T. 43076288



Cazuela de gallina criolla en LOS GALGOS
El puchero de gallina porta varias credenciales de pura porteñidad: se dice que era el plato favorito de Carlos Gardel y que Roberto Medina lo puso como eje y título de un tango que popularizó Edmundo Rivero. No es sorpresa, entonces, que el siempre casero y clásico bar Los Galgos haya decidido incluirlo, en versión remozada, en su menú de invierno. Para componer los cimientos de esta cazuela, la chef Magalí Zanchi prepara un caldo con huesos de gallina espesado con zapallo, en el que cocina las verduras que luego acompañarán a la porción de ave que reina en el centro del plato. Papas, zanahorias y choclo se suman a la obra, junto con unas cuántas rodajas de chorizo colorado que brindan músculo y chispa. Aderezos discretos completan el cuadro sin comprometer la sencillez de una propuesta que sale $280 y clama por enlazarse con una copa de vino tinto. 
Av. Callao 501, San Nicolás / T. 4371-3561

Por Natalia Torres


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios